¿ESTÁ ARRANCANDO UN NEGOCIO DESDE SU CASA? CERCIÓRESE QUE TIENE EL SEGURO NECESARIO PARA CUIDAR SU INVERSIÓN

 Un estudio nacional muestra que un 60% de los negocios que funcionan desde la casa no tienen cobertura de seguros

 NEW YORK, 8 de abril de 2010 — En tiempos que la tasa de desempleo nacional ronda por el 10%, millones de estadounidenses están contemplando empezar un negocio propio desde su casa. Los estudios muestran que mucho menos de la mitad de estos tiene el seguro necesario para su nueva empresa, mientras que otros creen equivocadamente que el seguro de propietarios de vivienda o de inquilinos proveen la suficiente cobertura para su negocio, indicó Insurance Information Institute (I.I.I.).

 El departamento de Estadísticas de Trabajo de los Estados Unidos (The Bureau of Labor Statistics) hace notar que 22 millones de estadounidenses trabajaron un promedio de un día desde su casa en 2008, un alza de 4 millones de personas más que los 18 millones que lo hacían en 2003, posiblemente reflejando el auge de la tendencia de trabajar remotamente (telecommuting) y una influencia de la pérdida de empleos en el sector privado. No está determinado cuántas personas de las que trabajan desde su casa tienen negocios establecidos, sin embargo, el número de personas trabajando independientemente (self-employed) incrementó de 8,5 millones en enero de 2009 a 9 millones para finales de ese mismo año.

 Uno de los errores que los propietarios de empresas que funcionan desde su casa cometen con frecuencia es que creen que las pólizas de seguros de propietarios de viviendas ofrecen cobertura amplia para ese negocio cuando en realidad el monto típico de cobertura para reponer equipos dañados o robados es comúnmente alrededor de $2,500.

 “El solo hecho de que su negocio esté operando desde su vivienda no significa que la cobertura de seguros de esta le dará protección al negocio”, dijo Elianne E. González, portavoz del I.I.I.

 Lo que es más, las pólizas estándar de seguros de propietarios (homeowners insurance) no provee ni seguro de responsabilidad civil para el negocio, ni cobertura de interrupción de ingresos del mismo, también conocida en inglés como business interruption. Estas dos pólizas son esenciales para proteger su negocio en caso que alguien resulte lesionado en su empresa, sea un empleado o un cliente (responsabilidad civil), o en el caso de que un desastre afecte al negocio y tenga que cerrar por un extenso período de tiempo debido al mismo.

Además, dependiendo del tipo de actividad que usted realice en ese negocio con base en su vivienda, puede requerir poseer de la cobertura de responsabilidad profesional. Estas pólizas de seguro de responsabilidad profesional (Professional liability) dan protección al asegurado de los daños financieros que pueda sufrir si se ve objeto de una demanda legal o civil presentada en su contra por clientes o extraños que se sientan víctimas de actos derivados del ejercicio de su profesión. Si la cobertura de responsabilidad civil se limita a actos de negligencia, esta póliza de seguros de responsabilidad profesional se le conoce como una póliza de seguros para “errores y omisiones” (errors and omissions policy).

 “No importa si usted es muy trabajador y excelente en su negocio, un sólo evento inesperado puede resultar un golpe mortal para las finanzas de su empresa. La clave para proteger la inversión de su negocio casero es obtener una cobertura de seguros adecuada”, indicó González.

 En 2004, la asociación Independent Insurance Agents & Brokers of America (IIABA) encargó un estudio y encontró que un 40% de los dueños de empresas que funcionan dentro de sus casas no habían comprador un seguro para la empresa porque creían que ya estaban cubiertos bajo algún otro tipo de seguro; un 30% no tenían seguro porque consideraban que su negocio era muy pequeño para conseguir ese seguro y casi un 20% no pudo dar una razón concreta de porqué no tenían seguro para el negocio. 

 Hay una gran variedad de los tipos de seguros que ofrecen las aseguradoras. Algunas de las coberturas pueden funcionar en su caso mientras que otras no, o no son las que usted necesita. Hace mucho sentido comparar entre varias empresas y cotizar precios de aquellas que tengan el seguro que usted necesita para encontrar el mejor precio.

 Hay tres tipos de seguro de propiedad y de responsabilidad civil para un negocio con base en su casa o casero (home-based business). La cobertura correcta dependerá de la naturaleza de su negocio, la cantidad de ventas que realice al año, la aseguradora y la cobertura que usted vaya a necesitar.

 Endoso a la póliza de Seguros de Propietarios de Vivienda (Homeowners policy endorsement).

Su seguro de propietarios de viviendas pudiera permitirle un endoso que duplique la cobertura de $2500 ya existente dentro de su póliza de seguros de vivienda, al doble de $5000. Por una prima adicional pequeña pudiera aumentarlo un poco más de $5.000 a $10.000 en pérdidas relacionadas con su negocio casero.

 Esta es la opción más económica pero pudiera no ser suficiente si tiene equipos costosos en la casa. Además, no provee de cobertura de responsabilidad civil o de interrupción de negocios.

 Usted tiene la opción de agregar a la póliza de seguros de vivienda un endoso (endorsement) que agrega la cobertura de responsabilidad civil en caso de que un cliente o visitantes resulten lesionados. Este endorso, sin embargo, está limitado para negocios que tienen pocos visitantes en el lugar de operación, como por ejemplo, un escritor que trabaja desde su casa y recibe pocas visitas. Por ejemplo, hay aseguradoras que ofrecen estos anexos a la póliza de vivienda para profesores que dan clases desde sus casa, como maestros de piano, etc., y su disponibilidad y costo dependerá de la naturaleza del trabajo y del número de estudiantes. Estos endorsos suelen estar disponibles en la mayoría de los estados.

 Póliza de seguro de Negocio Basado en su Residencia (Home-based Business Insurance).

Este tipo de póliza provee de una mayor cobertura para los equipos del negocio y más para la porción de responsabilidad civil, que la que podría obtener a través del endoso a una póliza de la vivienda. Existen aseguradoras que se especializan en proveer pólizas específicamente para negocios que tienen sus bases en una residencia y no en una oficina o local separado. Por lo general la cobertura puede costar entre $250 y $500 al año. El costo dependerá del tipo de negocio que usted opere, las medidas de seguridad que implemente y la cantidad de cobertura que usted decida adquirir.

Además, este tipo de póliza suele proveer cierta cobertura limitada por la pérdida de documentos valiosos como cuentas por cobrar, uso de equipos o pertenencias que se encuentren fuera de las instalaciones. En casos extremos que se vea obligado a cerrar las operaciones de su negocio porque la vivienda ha sufrido daños y no puede seguir funcionando en ese lugar, la póliza de negocios de este tipo le indemnizará parte del ingreso que el negocio hubiera producido para cubrir gastos operativos mínimos (como nómina) por un cierto período de tiempo pre-establecido. Otras pólizas pudieran proveerle de fondos para que siga funcionando desde una localidad temporal. 

 Las pólizas de seguros para negocios con base en su residencia suelen incluir coberturas mayores de responsabilidad civil y pudieran también proveerle mayor protección contra demandas causadas por productos o servicios vendidos por su empresa. Algunas de estas pólizas también incluyen la cobertura para empresas con un cierto número de empleados a tiempo completo, por lo general, tres empleados.

Las pólizas de seguros para negocios con base en su residencia por lo general están disponibles a través de aseguradoras que ofrecen seguros de vivienda y que pueden armar un paquete con el seguro estándar de propietarios de vivienda y el seguro del negocio basado en esta. Sin embargo, también hay aseguradoras que ofrecen pólizas para negocios caseros por separado y en tales casos usted no necesita comprar de estas el seguro de la vivienda, es decir, usted no tiene que cambiar su seguro de vivienda existente.

 Póliza de Propietarios de Negocios o BOP (Business Owners Policy )

Existen muchas aseguradoras de negocios que ofrecen pólizas con coberturas para los propietarios de pequeñas empresa combinando en una sola las varias coberturas diferentes.  Este seguro, conocido por sus siglas en inglés como BOP, puede ser diseñado para cumplir las necesidades de todo tipo de empresas. La clave que determina si una empresa puede optar por una póliza BOP suele ser el tamaño de las instalaciones, los límites de responsabilidad civil que necesita, el tipo de operación comercial que realiza y si esta se extiende fuera de las instalaciones, como cuando ofrecen servicios a domicilio o fuera de la localidad principal.

 Igual que con una póliza de seguros para negocios con base en una residencia, la póliza BOP da cobertura al equipo y propiedad del negocio, pérdida de ingresos (interrupción de negocios), responsabilidad civil y fondos para gastos extras en caso de tener que interrumpir o mudar el negocio a otras instalaciones tras un desastre. La gran diferencia es que una BOP ofrece límites mayores.

 La póliza de BOP NO incluye el seguro de compensación laboral (workers compensation), seguro de salud o seguro de discapacidad. Si tiene empleados, es muy posible que necesite estas coberturas y deberá obtenerlas por separado. Del mismo modo, si usa un auto propio para realizar actividades de negocio, como transportar mercancías o visitar clientes, necesita cerciorarse que su seguro de automóvil le da suficiente cobertura en caso de que usted tenga un accidente mientras ejerce labores de su empresa. 

 Del mismo modo que sucede con otros tipos de pólizas de seguros, un lugar de trabajo seguro puede ayudar a reducir las primas del seguro del negocio. Cerciórese que tiene detectores de incendios en las instalaciones y de ser posible, también un sistema de alarma contra robos. Implemente un procedimiento de respaldo para sus equipos de computación y datos contratando un servicio de almacenaje de datos fuera de las instalaciones del negocio. Si usted implementa y pone en uso un buen sistema de almacenaje de sus archivos de datos, puede no necesitar comprar una cobertura adicional para pérdidas de datos.

 Para más información, visite la sección (en inglés) titulada “Asegurando su negocio: Guía de seguros para una pequeña empresa (Insuring Your Business: Small Business Owners’ Guide to Insurance)”.

 PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS, VISITE LA SECCIÓN EN ESPAÑOL DEL www.iii.org

About editor

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación. Puede escribirle a adriana@lafamiliadebroward.com