AARP

Anna Beard: “solo el amor derrumbó mis paredes”

El tráfico sexual no respeta raza, posición social, país o género. Se calcula que hubo cuatro millones de esclavos antes que se aboliera definitivamente la esclavitud, pero hoy en día, el tráfico humano y sexual alcanza a los 21 millones de personas (otras cifras del Departamento de Estado de Estados Unidos dicen que llega a 27 millones).

Esta cruel industria del sexo deja huellas por doquier, y una de las sobrevivientes es Anna Beard, una joven de Calcuta, India.

“Fui adoptada por una familia norteamericana”, cuenta Beard, quien a sus 27 años es mentora en los programas Fields of Hope, de On Eagles Wings Ministry y portavoz del nuevo Centro Life of Freedom en Miami.   “Mis padres me amaban, pero mi familia era muy disfuncional”.  Beard fue molestada por familiares a temprana edad.  Se cree que uno de cada cuatro menores son víctimas de abuso sexual en sus propios círculos familiares.

“Crecí odiando quien era”, dice Anna.  “Odiaba mi peso, siempre quería ser más delgada, era mi idea de belleza”, añade.  “Siempre tenía esa apariencia de ser una chica feliz pero por dentro era un desastre”, confiesa Beard.

De adolescente empezó a trabajar en un cine y no tardó demasiado para que un compañero de trabajo la sedujera. “Me gustaba la guitarra y él se ofreció a darme clases”, cuenta ella.  Poco a poco la fue cautivando e iniciaron una relación.  Ella tenía 17 y él 40 años. “Yo pensé que me amaba, hasta quería casarse”, dice Beard.

Bastó una pelea en su casa para que se fuera a vivir con él y a los pocos meses, le pidió que sea “parte de un proyecto de arte”.  El proyecto era posar para  fotografías que al final eran para un negocio de venta de pornografía que administraba este hombre, quien había tratado de seducir a otras jovencitas antes y después de ella.  “Lo que estaba haciendo era pornografía”, dice Anna.  Nadie, ni siquiera sus profesores cuestionaron qué hacía una jovencita con un hombre tan mayor, pues aparentemente estaba feliz. “Incluso tuve que ser tratada de un sangrado vaginal severo, pero nadie fue más allá”, manifiesta la joven.  Anna piensa que fue violada pues una vez despertó y vio varios hombres en la habitación, pero no recordaba nada por las drogas.  Además, como vivía en los suburbios, nadie podía saber lo que le estaba pasando.

Cuando al fin consiguió un trabajo se separó del  hombre, a pesar que era muy dependiente de él.  Esa persona murió de cáncer, pero la vida posterior no fue fácil tampoco para ella. “Fui promiscua y llegué a cortarme”, dice Anna.   Eso fue hasta que encontró la misericordia de Dios a través de los programas Mercy Ministries. “Este programa cristiano cambió mi vida. Dios me reveló que era hermosa de verdad”, explica Anna.

Hoy Anna, quien tiene un blog sobre tráfico sexual, es una líder de Fields of Hope y vino a Miami a ayudar en el Centro de Vida en Libertad (Life of Freedom) que acaba de inaugurarse.

“Mi corazón está con las minorías”, dice Anna, pues está comprobado que son las más vulnerables para este problema.

Ana en su graduación de Mercy Ministries/Fotos cortesía

¿Cómo logró restaurar su autoestima y valía?  “Jesús me ayudó a sobrepasar todo”, enfatiza.  “Lo que derrumbó mis paredes fue el amor.  No importa en lo que creas, el amor es un lenguaje universal”, afirma convencida.

En este momento se necesitan voluntarios para el Centro LoF.  “No importa quién eres, podemos encontrar un lugar aquí para ti. No tienes que hacer algo grande para que sea significante”, dice Anna.  “También necesitamos el soporte financiero y oraciones”, añade.  De acuerdo a Beard, se necesitan 3.000 dólares para becar a una chica para que sea capacitada en el programa de Fields of Hope.  El Centro puede acoger a seis chicas por ahora.

“Tenemos este sueño, pero necesitamos ayuda”, manifiesta Anna, quien afirma Florida es uno de los estados donde más se trafica a personas, junto con California y Texas.

Por eso existen lugares como LoF, On Eagles Wings, Mercy Ministries y Cristy House donde las chicas son restauradas y apoyadas para una nueva vida a pesar del horror.  Anna es la prueba.

“Nunca pensé que podía hacer esto, pero sé que voy a casarme y a tener un matrimonio fabuloso porque soy capaz de ser feliz, de ser libre y de saber que soy hermosa”, finaliza Beard.

 

Cómo ayudar al LoF Center en Miami:

Puede donar tiempo, dinero o ayudar a equipar los salones. Entre a este sitio:

http://www.solmedia.net/lofcenter/

Algunas estadísticas

  • El 95% de los “clientes”  son casados.
  • 75% son blancos.
  •  2 milliones de niños son prostituidos en el comercio sexual mundial.
  • La pornografía infantil genera 3 mil millones de dólares anuales
  • La industria global del sexo es un negocio de 97 mil millones anuales.

Fuente: Beauty from Ashes

Israel Bonds

About Adriana Carrera

avatar
Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>