Asambleísta en NJ dice que armas de menos de 10 municiones podrían salvar vidas

(TRENTON) – El Líder de la Mayoría en la Asamblea, Lou Greenwald (D-Camden/Burlington), hizo mención a las palabras de uno de los líderes de las fuerzas del orden de la nación que indicó que los cargadores de 10 balas de las armas automáticas “podrían salvar vidas.”

Greenwald es el patrocinador del proyecto de ley (A-1329) aprobado por la Asamblea, que prohíbe en el estado de Nueva Jersey cargadores de armas de fuego que puedan contener más de 10 municiones. Cargadores capaces de contener hasta 15 proyectiles son legales actualmente en el Estado Jardín.

“Esas son palabras de un líder de una organización nacional de fuerzas del orden a las que todos les deberíamos prestar atención,” dijo Greenwald con respecto a lo indicado por el jefe de policía de la ciudad de Baltimore. “Este proyecto de ley puede salvar vidas. Es así de simple, es algo de sentido común.”

 

Louis Greenwald/Foto cortesía

Louis Greenwald/Foto cortesía

“Los cargadores de alta capacidad se puede considerar como lo más mortal dentro del rubro de las armas. Estos vienen en capacidades de 30, 40, 60 y de hasta 120 proyectiles”, dijo el Jefe de Policía de Baltimore, Jim Johnson, quien quiere también limitar la capacidad permitida a no más de 10 proyectiles en Baltimore.

“Cuanto menor es la cantidad de balas, son más las veces que el tirador debe parar de disparar, sacar el cargador vacío y reemplazarlo por otro. Muchas cosas pueden pasar en la ventana de oportunidades por el tiempo que brinda  una persona que debe detenerse para cambiar el cargador de su arma, aseveró Johnson.

“Personas que están siendo atacadas tienen tiempo de reaccionar, o achicar la distancia con el atacante,” acotó el jefe policial. “Yo creo que cualquier jugador de fútbol en América quisiera tener cuatro segundos y medio para alcanzar el terreno del adversario sin tener ningún jugador ofensivo delante de él.”

“Un tirador experto, como un oficial de policía, puede cambiar cargadores en menos de dos segundos. Pero un adolescente, nervioso, asustado, en medio de una balacera, seguro que va a tardar mucho mas, dijo Johnson, y eso va a ser crucial.

“Durante el ataque contra la congresista Gabby Giffords de Tucson, Ariz., el pistolero, Jared Loughner, fue reducido cuando paró de disparar para recargar su pistola 9 milímetros. En la balacera del cine de Aurora, en el estado de Colorado en julio pasado, la policía dijo que el asalto de James Holmes terminó cuando su rifle semiautomático se trabó.

“Como hemos venido viendo en América hoy, ha habido varios ataques en donde la recarga del arma ha sido vital,” dijo Johnson. “Trágicamente, en el tiroteo de una congresista, la recarga fue instrumental.

“También hemos visto en el condado Baltimore, en un tiroteo en una escuela que hemos experimentado, en donde la recarga del arma fue instrumental en permitirle al maestro a reducir al estudiante mientras trataba de recargar una escopeta de doble caño,” él dijo…

“También tengo que advertir que para un oficial del orden, un cargador de 100 proyectiles, o de 50, no tiene par alas fuerzas del orden,” dijo Johnson. “Ciertamente, creemos que limitando los cargadores a 10 proyectiles, que fue ley entre el ’94  y el 2004, es inteligente y realmente puede salvar vidas en América.”

En una declaración a ABC News, Johnson enfatizó:

“Los cargadores de alta capacidad no se usan para cazar, no forman parte de nuestros hogares y causan estragos en nuestras comunidades. Prohibiendo estos cargadores se reducirá el número de balas que un tirador pueda disparar antes que tenga que recargar, por lo que durante esa acción les dará la ventana de oportunidad a las autoridades de reducirlo, como lo vimos en el caso de Tucson.

“Yo he pertenecido a las fuerzas del orden por cerca de 35 años y he visto una explosión en el poder de fuego, desde que la prohibición contra las armas de asalto ha expirado. Estos días es muy común encontrar muchísimos casquillos servidos en la escena de un crimen, así cómo víctimas acribilladas a balazos.”

“Esta medida de sentido común, por la que estamos manifestándonos, no infringe los derechos de Segunda Enmienda, pero garantizará que mantendremos las armas fuera del alcance de manos peligrosas y el excesivo poder de fuego, lejos de nuestras comunidades.

“Generaciones de americanos, incluyendo nuestro jóvenes, están dependiendo de ustedes para asegurarse de crecerán y representarán cabalmente sus roles dentro de la gran experiencia humana. Ninguno de nosotros está dispuesto a fallarles a ellos. Yo los urjo a que sigan la voluntad del pueblo americano y se pongan del lado de las fuerzas del orden para promulgar esta medida de sentido común para la seguridad pública.”

Fuente: Audiencia del Comité de Asuntos Jurídicos del Senado de los Estados Unidos, 1/30/13

About Comunicados

Comunicados