Ayude a su hijo adolescente a ser mejor conductor

Los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte entre jóvenes adolescentes de EE.UU. y el primer año en las pistas es el más peligroso.

Sin embargo, los padres pueden desempeñar un rol importante en mantener a sus hijos más seguros detrás del volante. State Farm® ofrece una variedad de herramientas gratuitas y recursos útiles como Road Trips® y Road Aware®  a través de las páginas: teendriving.statefarm.com y  http://es.statefarm.com/Centro-de-Informacion/auto/teen-drivers/

Además, los padres pueden utilizar dichas ideas para empezar una conversación con sus hijos adolescentes sobre conductas de manejo riesgosas. Cree una competencia amigable para saber quién maneja mejor, descargando esta aplicación: https://www.statefarm.com/about-us/innovation-research/mobile-apps/driver-feedback-for-iphone/.  Esto es un cuestionario con información de State Farm para su teléfono inteligente. Asegúrese que el volumen esté apagado y el teléfono esté ubicado en un lugar que no distraiga al conductor y deje que esta entretenida forma de educación empiece. Mientras está al volante, la aplicación mide conductas de manejo, incluyendo la aceleración, frenada y estabilidad en las curvas; congestión de tráfico y la condición del camino. Esta aplicación otorga un puntaje y sugerencias útiles sobre cómo mejorar tu manejo la próxima vez que estés al volante. ¿Quién recibirá mejor puntaje? ¿Usted o su hijo adolescente?learning to drive

Firme un acuerdo

Un adolescente que ha completado el curso de manejo sabe la teoría pero carece de experiencia y no necesariamente entiende el carácter complejo del manejo diario. Establezca reglas por escrito para que ambos, usted y su hijo, puedan utilizar como referencia y firmen un acuerdo. Incluya metas para su hijo, así como penalidades en caso de violaciones. Cuando cada una de las metas se haya cumplido –como permanecer libre de incidentes por seis meses consecutivos después de obtener la licencia -exprésele comentarios positivos e incremente sus privilegios de manejo. El Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades ofrece un acuerdo de manejo como ejemplo.

Sea un buen modelo a seguir. Un adolescente no seguirá las reglas de manejo que usted propone si usted mismo no las observa. Nunca hable por teléfono o envíe/lea mensajes de texto cuando esté manejando. Obedezca el límite de velocidad y controle sus emociones cuando esté detrás del volante.

Fuente: State Farm

About editor

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación. Puede escribirle a adriana@lafamiliadebroward.com