Claves para vivir el amor con los hijos

¿Qué enseñanzas nos gustaría dejarles a nuestros hijos?
¿Qué es lo que desearíamos legarles una vez que ya no estemos?

Cuando buscamos estas respuestas nuestra imaginación alcanza el cielo en instantes. Nuestro mundo se llena de sublimes deseos para los retoños. Lamentablemente, muchas veces no sabemos qué hacer para transmitirles lo mejor de nosotros. Aquí les propongo algunas claves sencillas sobre cómo enseñarles a nuestros hijos a amar en felicidad:

  1. Disfrutemos junto a ellos. Es primordial mostrarles la infinita capacidad que tenemos para gozar de cada minuto del día, de cada detalle de la vida. Sólo deleitémonos junto con ellos en la delicia de estar vivos, gocemos de una sonrisa, de un abrazo con sabor a caramelo. No coartemos en nuestros hijos su graciosa destreza para carcajearse de las cosas más simples.
  2. Seamos un ejemplo de bienestar. Los niños aprenden, principalmente, mirando lo que hacemos, admirando nuestros más gozosos comportamientos o llorando nuestros desprecios. Si somos un modelo que sonríe, que ama, que se divierte, nuestros hijos con facilidad desarrollarán la misma capacidad para vivir en bienestar. Nuestra forma de amar será para ellos un camino a seguir.
  3. Manifestemos el amor. Todos sabemos cuánto amor sentimos por nuestros hijos, sin embargo no todos sabemos cómo expresarles ese afecto. Tome el tiempo para hacerles saber cuan importantes son para usted. Con simples acciones usted los hará sentir profundamente amados: Una pequeña nota sobre la cama o en la bolsa del almuerzo que diga “te amo”, prepararles su postre preferido un día cualquiera, un beso tierno antes de irse a la cama, leer juntos la historia que más les gusta, etc.
  4. Creamos en ellos. Confiar en que nuestros retoños pueden llegar a ser todo lo que ellos deseen es esencial para nutrir su auto-estima. Hagámosles sentir que no hay límites en el mundo que frenen sus éxitos, lo cual les permitirá desarrollar sus destrezas con la seguridad que les da el creer en ellos mismos. Crecerán confiados en lo que son, en lo que pueden ofrecer y en el amor que pueden entregar.
  5. Respetemos sus errores. Hacerles sentir nuestro afecto aún cuando han cometido errores, aún cuando marcamos las normas, les enseñará que errar es parte de la vida. Les mostrará que aprender de los errores y rectificar es parte del crecer. Amarlos aún en los peores momentos los alejará de la sensación de fracaso. Se sentirán seres humanos ganadores, porque aprenderán una lección de cada uno de sus errores.

En gran parte, depende de nosotros los padres si los hijos ríen de felicidad o lloran de decepción, si creen en sus capacidades o si predicen su fracaso,  si disfrutan de compañía o se esconden del amor. ¡Ahora la decisión y la labor es nuestra!

About Adriana Carrera

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación.

3 comments

  1. Aprendamos de estas claves y sonriamos ante la posibilidad de enseñar y disfrutar junto a nuestros hijos del amor…Hermoso artículo…Vivamoslo en las cosas más pequeñas y en cada instante…

  2. Bello tu comentario Marisve, se nota en él mucho entusiasmo por compartir con tus hijos la maravillosa experiencia del amor

  3. hola! te encontré  en el preciso momento de mi vida,  todo lo que he leído de tí  me ayudan demasiado a como entender todo lo que estoy viviendo . gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! perla.