Cómo seleccionar acciones defensivas para atravesar una crisis económica

Andrés Cardenal, Sala de Inversión América *.

Muchos inversionistas saben que las crisis financieras o económicas tienden a generar grandes oportunidades de compra para quienes tienen un horizonte de largo plazo. Si bien hay que tener cuidado al aplicar estas estrategias dado que resulta difícil predecir cuánto podrían caer los mercados ante contextos complicados, la historia financiera y la experiencia de grandes inversores como Warren Buffett, avalan estos principios.

Sin embargo, resulta absolutamente fundamental para poder transitar con éxito este camino conocer cuáles son los aspectos que debemos valorar en las acciones que vamos a seleccionar para comprar cuando los mercados caen por graves problemas macroeconómicos.

En primer lugar, la solvencia financiera de la empresa es uno de los principales puntos a tener en cuenta. Resulta clave seleccionar acciones con niveles de deuda sustentables, que no vayan a tener necesidades de financiamiento imperiosas a lo largo de la crisis económica, y que por lo tanto, el inversionista no quede expuesto a un considerable riesgo de quiebra.

Para seleccionar esta clase de activos podemos analizar ratios como el de deuda / patrimonio neto o EBITDA / pago de intereses, que nos brindan una idea de la capacidad de la firma para atravesar las dificultades financieras. Las compañías que tengan mucho cash en el balance, además, pueden aprovechar las caídas de precios que generan las recesiones para adquirir otras empresas a precios de oportunidad, sacando provecho de las crisis a largo plazo.

Otra cuestión interesante desde el punto de vista financiero del negocio es que la empresa genere el flujo de caja necesario para recomprar acciones y aumentar sus dividendos de manera regular. Estos son aspectos que le brindan mayor visibilidad al valor fundamental de las acciones, y por lo tanto, pueden funcionar para generar confianza por parte de la comunidad inversionista. Precisamente, la confianza suele ser uno de los aspectos más valorados en contextos de volatilidad e incertidumbre.

También resulta importante seleccionar activos que tengan ventajas competitivas fuertes para poder defenderse de la competencia cuando el escenario económico es adverso y las empresas de una industria recurren a los recortes de precios y otras estrategias agresivas para sostener su participación de mercado. En estos casos, una marca con sólida trayectoria y fuerte reconocimiento por parte de los consumidores puede ser un activo muy valorable, dado que ayuda a mantener al margen a los competidores. El tamaño de la empresa también puede funcionar como una barrera de contención, al brindarle mayores recursos financieros y operativos para atravesar los períodos difíciles.

Los inversionistas también deben tener en cuenta la valuación de los activos a la hora de seleccionar empresas para comprar durante las bajas de mercado. Aunque la empresa logre atravesar con éxito la crisis económica, si el precio de entrada era demasiado alto en relación a las medidas de valor fundamental de la compañía, como las ganancias de la misma, la inversión puede resultar decepcionante.

Conviene entonces analizar ratios como Precio / Ganancias y compararlo con el historial de la empresa y con la valuación de compañías similares. Además, hay que tener en cuenta que en contextos recesivos, las ganancias futuras pueden ser menores a lo que se esperaba y, por lo tanto, resulta recomendable ser conservador a la hora de analizar estos estimados.

Si la valuación es demasiado alta, es mejor dejar pasar la oportunidad: cuando el optimismo deja lugar al pesimismo, es muy común que caigan con fuerza las valuaciones y por lo tanto el inversionista tiene oportunidad de beneficiarse de su paciencia.

 

*Saxo Bank

Más sobre esta información en: http://www.saladeinversion.com

 

 

About Comunicados

Comunicados