Compremos el terreno como familia

Pregunta:

Happy family smiling and having fun outdoorsAndrés,

Estamos pensando comprar un terreno grande entre cuatro familias y después cada familia puede poner su casa ahí. Así entre las cuatro podemos dar un mejor enganche y tener un pago mucho menor. Ya tenemos un terreno visto y ya tuvimos una cena para platicarlo, ¿Qué nos recomiendas?

Mireya

San Diego, CA

Respuesta:

Hola Mireya,

¿Has visto en las películas cómo se ve la explosión de una bomba atómica? Lo mismo sucedería entre estas cuatro familias. Es muy, pero muy, riesgoso meterse en contratos formales con la familia, y todavía más riesgoso, si son cuatro familias y aún más riesgoso porque habría un préstamo hipotecario de por medio.

No dudo que cuando se sentaron a platicar, las cosas sonaban bien. Se necesita menos enganche, el pago sería menor y todo es como un cuento de hadas, pitufos amigables con arcoíris todos los días e unicornios volando. Lo que faltó ahí es preguntarse: ¿qué hacemos si alguien no paga su parte? ¿Qué tal si alguien se divorcia o se muere? ¿Qué pasaría si alguien pierde el empleo, o lo deportan? ¿O alguien dice “yo ya me cansé de vivir aquí, denme mi dinero, nos está yendo mejor y ya nos vamos”? ¿Y si alguien queda incapacitado y no puede pagar?  Puedo continuar con más imprevistos, pero creo que el punto está claro. Esto convertiría a una de las familias en el administrador y eso significa andar cobrando. Créeme, eso es una tarea que nadie quiere. Otra bomba es que no es tan sencillo calificar para un préstamo para cuatro familias. Aunque tuvieran el dinero para comprar, los otros riesgos son demasiados para entrar en una situación como esta. El dinero no tiene amigos ni familiares; solo se multiplica y se divide. Tiene la “sangre fría”.  Tienen que poner los pies sobre la tierra y ver esta situación desde todo punto de vista.  Es posible que todos sean amigos de confianza y que nadie esté pensando en fallar, pero uno nunca sabe las sorpresas que trae la vida y, mucho menos, cómo va a reaccionar ante ellas.

Cuatro familias en un mismo terreno sería el mejor ejemplo de ese dicho antiguo que dice, “pueblo chico, infierno grande”. Mejor continúen siendo sabios con su dinero, estabilícense, y si compran con un préstamo, que ese pago esté bajos sus posibilidades. Compren algo para ustedes. La recomendación es que el pago no sea mayor a un 25% de sus ingresos mensuales netos, en una hipoteca a no más de 15 años. Si el área donde viven es muy cara y ustedes quieren tener su propia casa y construir patrimonio, múdense a otro lugar. En el 80% del país, las propiedades cuestan una fracción de lo que cuestan en las 10 ciudades más grandes.

Esto no es cuestión de ser egoístas o “llaneros solitarios” sino de evitar vivir donde se pone a  prueba el armamento nuclear. ¡Paz, paz y mucha paz!

Andrés

 

About Andrés Gutierrez

Unió fuerzas con Dave Ramsey y da asesoramiento financiero a la comunidad hispana como anfitrión de su programa de radio, El Show de Andrés Gutiérrez.