Remesas expanden la bancarización en América Latina

En 2010 se registraron 15 millones de receptores de remesas, que aunque es distribuido en su mayoría por las instituciones financieras, no permanece en el sistema bancario, ya que es rápidamente retirado como dinero en efectivo.  Este dato fue dado a conocer en un estudio de Visa Inc.  Este flujo de dinero alcanzó los 58 mil millones de dólares a Latinoamérica, una cifra que anticipaban organismos que estudian las remesas como el FOMIN (Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo).  En años anteriores, el monto llegó a más de 62 mil millones de dólares, sin embargo la recesión económica estadounidense desaceleró el crecimiento.

“Los receptores de remesas constituyen un segmento estratégico para la empresa: a través de este servicio, podemos extender los beneficios del sistema financiero a más personas, de modo que puedan ahorrar e invertir y por consiguiente, hacer una contribución formal al crecimiento de la economía”, afirmó Brayan Peralta, Director Ejecutivo de Productos de Remesas para Visa Inc. América Latina y El Caribe.

El estudio se llevó a cabo en México, Guatemala y El Salvador, tres países que registraron un ingreso total de USD 28,938 millones1 por concepto de remesas – casi el 50% del volumen total1 enviado a América Latina y El Caribe en 2010. Además de obtener información sobre los hábitos de consumo, actitudes y preferencias de los receptores de remesas, el estudio identifica claramente las oportunidades de crecimiento para las instituciones financieras y las estrategias idóneas para generar un vínculo con el receptor que vaya más allá de la distribución de dinero en efectivo en las sucursales.

Hallazgos principales

  1. 1.     Beneficiarios de Remesas en la Región

La gran mayoría de los receptores de remesas son amas de casa. Más de la mitad generan sus ingresos trabajando como empleadas o comerciantes informales. La mayoría de los hombres que reciben remesas son en su mayoría obreros y empleados, y en menor medida tienen su propio negocio. Entre los receptores más jóvenes, tanto hombres como mujeres, hay estudiantes.

Según los hábitos de consumo, actitudes y preferencias que Visa encontró, hay tres grupos fundamentales:

  • Los temerosos: Desconfían de las tarjetas bancarias como forma de pago y como medio para recibir remesas. Consideran que representan un riesgo, así que prefieren usar efectivo. Este grupo representa entre el 14% y el 17% de los consumidores encuestados.
  • Los impulsivos: valoran la confiabilidad y rapidez de recibir remesas en tarjetas y reconocen los beneficios de este método, asociando la tarjeta de remesas con conveniencia y control de gastos. También la ven como una manera de facilitar el proceso para acceder a otros servicios bancarios. No obstante, al momento de pagar prefieren el efectivo. Usan el dinero para darse gustos. Representan entre el 43% y el 46% de los participantes encuestados.
  • Los organizados: Sus opiniones son similares a las de los impulsivos y valoran las tarjetas como medio para recibir remesas. Sin embargo, prefieren ahorrar antes de gastar el dinero en gustos. Este grupo muestra la mayor predisposición para usar la tarjeta para realizar compras y representa entre el 37% y el 43% de la población encuestada.

Más del 80% de los receptores de remesas pertenece a las categorías de “organizado” e “impulsivo”.

Frecuencia y Monto de las Remesas

La mayoría de los beneficiarios en la región recibe remesas una vez al mes. El monto promedio ronda los US$ 300 en México y US$ 215 en Centroamérica. Aunque la crisis económica y las leyes migratorias han afectado el trabajo de los hispanos en los Estados Unidos, las remesas siguen siendo un flujo constante de fondos.

Uso de las Remesas

  • El 40% de los receptores de remesas tiene un trabajo remunerado, por lo cual los envíos que reciben de sus familiares constituyen un ingreso complementario.
  • 22% de usuarios del producto de la empresa en México y 26% en Centroamérica usan su tarjeta para adquirir alimentos, medicinas y pagar servicios. Los volúmenes de compra son relativamente bajos y representan el 6% de la remesa en México y el 14% en Centroamérica.

 Alta Penetración de Telefonía Móvil e Internet

  • Se estima que hay más de 500 millones de teléfonos celulares en América Latina, lo cual representa una penetración del 97%. Entre los países encuestados la penetración más alta está en Guatemala, con un 156%, seguida de El Salvador con 155% y México con 77%. El rápido crecimiento de la telefonía celular la convierte en un excelente vehículo para alcanzar a los beneficiarios de remesas que ya acuden a la sucursal a cobrar sus fondos en efectivo.
  • La penetración de Internet en América Latina se estima en un 33%. Tanto México como Guatemala y El Salvador se encuentran por debajo del promedio regional, con penetración del 29% 17% y 11%, respectivamente. Proporcionalmente, el número de receptores de remesas que accede a Internet es alto: aproximadamente un 40% de los encuestados tiene acceso a Internet, y la gran mayoría lo hace desde su casa. 

 Fuente: Visa Inc.

About editor

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación. Puede escribirle a adriana@lafamiliadebroward.com