Consejos para que su “viernes” no sea tan negro

¿Quisiera un televisor de 32 pulgadas por $148 dólares?  O tal vez una laptop en $178? En esta famosa fecha luego de Acción de Gracias, los compradores ávidos de buscar las mejores ofertas se lanzan a las tiendas o -en este tiempo-   a su teléfono inteligente o a la computadora. Después de todo, el 70% de la economía estadounidense se basa en el consumo.

“Desde que vivo en este país he ido comprar en Viernes Negro”, dice Elizabeth Mora, residente de Coconut Creek, Florida.  Mora, quien es madre de dos pequeños, ofrece unos consejos a los que se van a lanzar a los almacenes:

“Escriba en un papel lo que va a comprar y ya en la tienda vaya a buscar ese artículo específicamente”, manifiesta la hispana. Mora también recomienda enfocarse en algo que valga la pena, como electrodomésticos, computadoras, electrónicos o enseres grandes, donde puede aprovechar las ofertas. “La ropa puede ser comprada en otro momento”, añade.

La madre colombiana aconseja NO llevar a los niños (si tiene que llevarlos tenga cuidado al abrirse las puertas de las tiendas). “No necesita volverse loco comprando todo ese día porque generalmente las promociones siguen hasta diciembre”, indica.

Compras en línea y por teléfono

Sitios como www.Blackfriday.com y por supuesto Amazon.com son visitados en este día y en el famoso “Cyber Monday” (Ciberlunes) pero son las aplicaciones de los teléfonos inteligentes las que están remplazando a las largas colas. El diario The Wall Street Journal publicó un artículo con los mejores “apps” para “sobrevivir” en esta fecha:

ShopKick (iPhone, Android) Esta aplicación detecta cuando los compradores están cerca de la tiendas y les indica las ofertas.

BFAds.net (iPhone, Android) esta es básicamente una colección de todas las mejores ofertas de los almacenes grandes como Best Buy BBY -3.26%.

Otras aplicaciones le permiten comparar los precios al escanear los códigos de barra como en Amazon o Redlaser (iPhone, Android).

Tips útiles para Viernes Negro

El gobierno de los Estados Unidos también aconseja para evitar problemas y tomar mejores decisiones, utilizar esta lista ANTES de hacer una compra:

*Decida con anticipación qué desea exactamente y cuánto dinero puede gastar.

*Consulte a sus familiares, amigos y a otras personas de confianza para que lo aconsejen de acuerdo con sus experiencias. Busque información sobre el vendedor y el producto o servicio que desea comprar.

*Consulte los resultados de las evaluaciones del producto y otros datos proporcionados por los expertos en materia de consumo.

*Obtenga cotizaciones de precios de distintos vendedores.

*Asegúrese de que el vendedor tenga todas las licencias apropiadas. Los médicos, abogados, contratistas de servicios de mejoras o remodelación del hogar y muchos otros proveedores de servicios deben estar registrados en una agencia estatal de concesión de licencias.

*Analice el registro de quejas de la compañía encuestión en la oficina de protección del consumidor de su estado o localidad y en la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (en inglés).

*Obtenga una copia por escrito de las garantías y compare sus características.

*Familiarícese con las políticas de reembolso, devolución y cancelación del vendedor.

*Averigüe con quién debe comunicarse si tiene alguna pregunta o algún problema.

*Lea y entienda previamente cualquier contrato o documento legal que tenga que firmar. Asegúrese de que no haya espacios en blanco. Insista en que todos los beneficios adicionales que se le prometen verbalmente sean puestos por escrito.

*Considere pagar con tarjeta de crédito. Si tiene algún problema, usted podrá disputar el cargo hecho a su tarjeta de crédito.

*No compre impulsivamente o bajo presión. Esto incluye las donaciones a instituciones benéficas. Investigue primero.

Después de comprar

Lo que usted hace después de comprar puede ser tan importante como lo que ha hecho antes de comprar. Estas medidas lo ayudarán a prevenir y a resolver cualquier problema que pudiera presentarse.

*Guarde todos los documentos que reciba al realizar la compra, así como todos los contratos, comprobantes de venta, cheques cancelados, manuales del propietario y documentos de garantía.

*Lea y siga las instrucciones con respecto al producto o al servicio. La forma en que usted utilice o cuide el producto puede afectar su derecho de garantía.

Contratos de servicio o “garantías extendidas”

Los contratos de servicio pueden añadir cientos de dólares a su compra y raramente valen la pena. Algunos contratos ofrecen la misma cobertura de garantía que usted obtiene automáticamente del fabricante o distribuidor. Haga estas preguntas antes de firmar uno de estos contratos:

¿Respalda el distribuidor, el fabricante o una compañía independiente este contrato de servicio?

¿Cómo se manejan las quejas? Pregunte quién hará el trabajo y dónde.

¿Qué sucede con la cobertura si el distribuidor o el administrador cierra el negocio?

¿Se necesita una autorización previa para los trabajos de reparación?

¿Existen algunas situaciones en las que se le puede negar la cobertura? Es posible que usted no cuente con protección contra el uso y desgaste normal del producto. Además, algunos fabricantes no cumplen con el contrato si usted no sigue sus recomendaciones con respecto a los mantenimientos de rutina.

About Comunicados

Comunicados