Cuidado con los lentes de contacto de fantasía

Para evitar una historia de horror de Halloween en la vida real –quedarse ciego por un accesorio para disfraz– la American Academy of Ophthalmology (Academia Americana de Oftalmología) está alertando al público contra el uso de lentes de contacto de fantasía comprados sin receta. Estos lentes cosméticos, que se venden ilegalmente, quizá no estén esterilizados y pueden causar una serie de problemas oculares graves, capaces de transformar una divertida noche de Halloween en una pesadilla.

Ojos de tigre, pupilas a cuadros: los lentes decorativos sin receta (también llamados lentes de contacto cosméticos, de fantasía o planos) vienen en muchos diseños y colores. En 2005, después de recibir informes indicando que causan lesiones e infecciones en los ojos, la Administración Federal de Medicamentos clasificó todos los lentes de contacto como dispositivos médicos y restringió su distribución a profesionales licenciados de cuidado de los ojos, prohibiendo efectivamente las ventas de lentes de contacto sin receta. A pesar de eso, estos artículos siguen a la venta en la internet, en tiendas de artículos varios y en pulgueros.

A continuación se indican cuatro formas aterradoras en que los lentes decorativos sin receta pueden lesionar sus ojos:

  1. Arañazos – Como los lentes sin receta no están hechos a la medida de la persona que usa los contactos, pueden raspar 219749_298fácilmente la capa externa del ojo. Las abrasiones corneales resultantes pueden causar enrojecimiento, sensibilidad a la luz, supuración, dolor, más la sensación de tener algo metido bajo el párpado.
  2. Llagas – Los lentes de contacto de fantasía pueden crear literalmente una llaga en el ojo llamada úlcera corneal, cuyos síntomas son similares a las abrasiones corneales. Las úlceras a veces aparecen como un punto blanco en el iris, la parte coloreada del ojo. Cuando las úlceras sanan, pueden dejar una cicatriz y en algunos casos afectar la visión permanentemente.
  3. Infecciones – Tanto las abrasiones corneales como las úlceras crean aberturas en el ojo, lo cual lo hace más vulnerable a las bacterias, los virus y las amebas. Todos estos organismos pueden causar infecciones oculares graves conocidas como queratitis. Un estudio halló que usar lentes de contacto cosméticos aumentaba el riesgo de queratitis más de 16 veces1. Algunas infecciones, como el herpes simple, pueden ser recurrentes y difíciles de erradicar, ya que varias bacterias se han hecho resistentes a los antibióticos comunes.
  4. Ceguera – En los casos más extremos, las complicaciones del uso de lentes de contacto de fantasía pueden requerir cirugía o terminar en ceguera. Por ejemplo, las extensas cicatrices causadas por una infección pueden distorsionar la córnea o ponerla opaca, requiriendo un transplante de córnea para restaurar la visión.

Normas de seguridad para lentes de contacto de fantasía
Para usar lentes de contacto decorativos con seguridad este Halloween o en cualquier momento del año, la Academia Americana de Oftalmología recomienda seguir estas pautas:

  • Solo compre lentes de contacto decorativos a un profesional del cuidado de la vista como un oftalmólogo –un médico que se especializa en el diagnóstico y el tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades y trastornos oculares–, un optometrista o un vendedor al detalle que requiera una receta y venda productos aprobados por la FDA.
  • Si todavía no tiene una receta para lentes de contacto, busque una receta válida y un examen de la vista en la consulta de un oftalmólogo o de un optometrista, un profesional del cuidado de la salud que ofrece cuidado primario de la vista, desde exámenes y corrección de la visión hasta el diagnóstico, el tratamiento y el manejo de cambios en la visión.
  • Incluso para aquellos que tengan una visión perfecta, son obligatorios un examen de la vista y una receta para tener los contactos del tamaño correcto. No sea una víctima de falsos anuncios publicitarios y de lentes etiquetados como “un tamaño único para todos” o “no hace falta ver a un especialista de los ojos”.
  • Siga las instrucciones para limpiar, desinfectar y usar los lentes. Los contactos que se dejan puestos por demasiado tiempo o que no se han limpiado y desinfectado apropiadamente pueden aumentar considerablemente el riesgo de una infección ocular.
  • Nunca comparta lentes de contacto con otra persona ni use lentes vencidos.
  • Si nota enrojecimiento, inflamación, supuración excesiva, dolor o molestia al usar lentes de contacto, quítese los lentes y visite inmediatamente a un oftalmólogo. Las infecciones de los ojos como la queratitis pueden agravarse rápidamente y causar ceguera si no se tratan.

Fuente: American Academy of Ophthamology

About Comunicados

Comunicados