Débil creación de empleo

El atrasado informe del Departamento de Trabajo sobre creación de empleo fue decepcionante. Aún antes del cierre del gobierno, sólo 148,000 nuevos empleos fueron creados en septiembre y la tasa de desempleo descendió a 7,3 desde 7,2 por ciento. El mes entrante, cuando se tengan en cuenta los efectos del cierre del gobierno, esas cifras serán peores.

El sector privado en septiembre creó la mayor parte de los nuevos empleos, en sectores como el comercio al mayoreo y el transporte, incluso en la construcción. Además, los gobiernos locales y estatales están contratando de nuevo. El freno proviene del gobierno federal, el cual ha estado perdiendo empleos en forma consistente.

En comparación con el año pasado, en septiembre el empleo en el gobierno federal disminuyó 3,1 por ciento. Según el New York Times, el mes pasado, el número de personas civiles empleadas por el gobierno federal era el más bajo desde agosto de 1966, cuando Lyndon Johnson era presidente. Más aún, hoy el gobierno federal emplea 2 por ciento de la fuerza de trabajo civil, mientras que en 1966 con menos población, la misma cifra fue de 4,3 por ciento.

Estas cifras sobre el empleo público confirman la conclusión del banco central de que la política fiscal, lo que el gobierno gasta y recibe, está restringiendo el crecimiento económico. Un estudio reciente de la firma de investigación Macroeconomic Advisers concluyó que este año la incertidumbre fiscal ha aumentado la tasa de desempleo en 0,6 por ciento, equivalente a 900,000 puestos de trabajo perdidos.

ISAAC COHEN

 

Por Isaac Cohen

Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio.

 

WEAK JOB CREATION

By Isaac Cohen*

The Labor Department delayed report on job creation in September was disappointing. Even before the government shutdown and the debt ceiling confrontation, only 148,000 new jobs were created in September and the unemployment rate decreased from 7.3 to 7.2 percent. Next month, when the effects of the government shutdown will be taken into account, these figures will be even worse.

The private sector created most of the new jobs in September, in sectors such as wholesale trade and transportation, even in construction. Also, state and local governments are hiring again. The drag is coming from the federal government, which has been shedding jobs consistently.

Compared to last year, in September employment in the federal government was down 3.1 percent. According to the New York Times, last month, the number of civilian persons employed by the federal government was the lowest number August 1966, when Lyndon Johnson was President. Furthermore, today the federal government employs 2 percent of the civilian labor force, while in 1966 with a smaller population, the figure 4.3 percent.

These figures on government employment confirm the conclusion the central bank has drawn that fiscal policy, what the government receives and spends, is restraining economic growth. A recent study by the research firm Macroeconomic Advisers concluded that fiscal uncertainty has raised the unemployment rate in 2013 by 0,6 percent, equivalent to 900,000 lost jobs.

*International analyst and consultant. Commentator on economic and financial issues for CNN en Español TV and radio. Former Director, UNECLAC Washington Office.

About Comunicados

Comunicados