Dentro de la mente de un ‘fan’

Comenzó con éxito la temporada del fútbol americano en todos los estadios del país.  Los fanáticos de este deporte volvieron a disfrutar la pasión por sus equipos, unos en vivo y otros literalmente pegados a la pantalla de televisión.

Cada persona se prepara en la pretemporada para apoyar al equipo de casa.  Como los corredores de bolsa (sobre todo en sus buenos tiempos), que siempre creen que sus acciones van a subir, el fanático tiene el pensamiento de que ésta es la temporada en que su escuadra en particular va a llegar al Super Bowl.

El fanático, por definición, se comporta como el gerente general del equipo, también como ‘coach’ y sobre todo, como crítico deportivo.  Primero, en su mente comienza a hacer el ‘scouting report’ (registro de los datos claves de cada deportista) de los jugadores de agentes libres o de posibilidades de canje de jugadores.

Cuando un equipo hace un canje, el fanático investiga y analiza cómo ese intercambio de jugador o firma va impactar a su equipo.

Si paramos en la calle a este fanático y le preguntamos qué piensa de ese jugador o qué representará para su equipo, le aseguro que va tener un buen análisis del potencial de ese jugador.  Pero su análisis no solamente es sobre jugadores, también lo hará de los entrenadores, gerentes generales y hasta del propio presidente.

Por ejemplo, el año pasado los Dolphins de Miami trajeron a Bill Parcells como ‘vicepresident of futbol operations’, un hombre de mucho conocimiento y éxito en todos los equipos en los que ha estado.  Parcells cambió  la cultura del equipo y trajo a todo un personal que le sigue su esquema de trabajo.

En su primera temporada hizo la transformación de un equipo perdedor a un equipo respetable.  Aunque hoy los Dolphins han comenzado 0-2, el equipo ha demostrado ser un equipo que no desmaya y sigue luchando.

Ese profesionalismo esta allí y va a traer buenos resultados para la fanaticada local del sur de Florida.

Lo mismo podemos decir de los Jets de New York.  Una  serie de contrataciones de agentes libres, un canje para llegar a seleccionar al ‘quaterback’ Mark Sanchez y la contratación de unos de los entrenadores de los Rams, el ‘coach Ryan’, han hecho un cambio de cultura.  Rex Ryan no teme decir lo que piensa y transmite confianza a ese equipo.

Todos estos análisis los hacen los fanáticos en su mente.  Ellos se imaginan el potencial y elabora la estrategia defensiva u ofensiva.

Este fanático se convierte en el ‘coach’ y cronista deportivo de su equipo frente a la pantalla gigante de su casa o aun mejor, al estar presente en el estadio sintiendo la pasión del futbol americano.  Es que así son los ‘fans’ y en eso está el gusto.

About Ivan Manzo

Ejecutivo experto en crédito, finanzas y bienes raíces. Padre de familia y fanático del tennis.