Di no a los préstamos estudiantiles

Hola Andrés

Te escribo con mucha urgencia. Mi hijo se gradúa del “high-school” al final de este ciclo escolar y me dijo que quiere ir a la universidad. Nos anima mucho que quiera ir, pero escucho que es muy caro, otros me dicen que aplique para un préstamo, ¿qué podemos hacer?

Abdiel

Kansas City, MO

Hola Abdiel,

La educación sí hace la diferencia. Toda persona que contrata y que tenga la opción de escoger entre un profesional o una persona que no terminó la educación superior, es muy probable que le dé el empleo al que terminó la universidad. Las dos razones principales son: primero, que es una persona que termina lo que empieza y eso dice mucho de su carácter. Segundo, es una persona que puede razonar a un nivel más alto y eso le conviene al empleador. Tu hijo también tendrá una vida más satisfactoria si logra trabajar en algo que él escogido en vez de terminar con un trabajo nada más porque estaban contratando.  Al mismo tiempo que te digo todo esto, también te puedo decir que la universidad no es un “ticket” o garantía al éxito, pues ser una persona de carácter e iniciativa es algo que se aprende en la casa.

Todo mundo, en otras palabras, la cultura y hasta tu hijo, te dirán que saquen un “student loan” (préstamo estudiantil) para pagar por su educación. Hace tiempo, pocos usaban préstamos para pagar por su educación. Hoy en día pocos son los que no usan deuda para terminar sus estudios. En mi punto de vista, arrancar tu vida con un ancla colgando del cuello es un error muy grave. Hoy en día, la deuda promedio con la que se gradúa un estudiante es de casi $30,000 dólares; hay muchísimos jovencitos que terminan debiendo más de $100,000 dólares. Mi recomendación es que no se endeuden. Lo ideal hubiera sido tener ahorros específicos para este gasto, pero si no tienen nada ahorrado, de todos modos, ustedes pueden pagar por su educación. Casi en todo el país hay universidades locales que se llaman “community college.” Estas escuelas son muy económicas y normalmente son para los dos primero años de la carrera típica de cuatro años. Los costos en promedio son aproximadamente $1,500 dólares por semestre, en otras palabras, un costo mensual de $250 dólares. Ustedes pueden cubrir eso de su presupuesto mensual. También, pueden pedirle a su hijo que cubra la mitad de los gastos con su propio ingreso. Él no sería ni el primero ni el último en trabajar para cumplir con sus compromisos universitarios. Después de esos dos años, él podría transferirse a una universidad del estado. Éstas tienen un costo promedio de $6,500 dólares anuales. Estamos hablando de un poco menos de $600 dólares mensuales. Una vez más, ustedes pueden cubrir esto de su presupuesto o dividirse el costo con su hijo.

El ejército también ofrece pagar por sus estudios, sin costo alguno, a cambio de trabajar para ellos por unos años. Yo tuve un cliente que era un médico neurocirujano que no le costó ni un centavo su carrera, ¡imagínate! Desde cualquier punto de vista, la deuda es un riesgo. Es muy triste ver tanta gente que, por la razón que sea, no termina su carrera; pero deben muchísimo en “student loans”. Conversen con su hijo sobre esto y pónganse firmes con esto de la deuda. Aunque por ahora esto se sienta como nadar contra corriente, muy pronto verán las bendiciones y escucharán el agradecimiento de su hijo por haber sido firmes en cuanto a esto.

Andrés

About Andrés Gutierrez

Andrés da asesoramiento financiero a la comunidad hispana como anfitrión de su programa de radio, El Show de Andrés Gutiérrez Twitter @elshowdeandres.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*