El exilio venezolano en Miami se organiza para votar en New Orleans

 Pese a que en Miami vive más de 300 mil venezolanos, el Consejo Nacional Electoral decidió que los ciudadanos habilitados para votar en los comicios presidenciales del 7 de octubre deben trasladarse a New Orleans, a mil 400 kilómetros de distancia, para ejercer su derecho al sufragio. Los venezolanos se organizan y darán una sorpresa.

Especial para LFDB – CARACAS.- Ante la decisión del Consejo Nacional Electoral de Venezuela de mudar el principal centro de votación de Venezuela en el mundo, de Miami a New Orleans, el exilio criollo se prepara para recorrer mil 400 kilómetros para así poder participar en las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

Esta situación inédita se produjo por el cierre del Consulado de Venezuela en Miami en enero de 2012, luego de su máxima dirigente, la Cónsul General Livia Acosta Noguera, fuese expulsada de Estados Unidos, al ser acusada de promover espionaje en contra del Gobierno de Barack Obama en suelo americano. Esta expulsión generó una enérgica reacción de la Cancillería venezolana y del presidente Hugo Chávez quien ordenó el cierre de esa misión diplomática, ubicada en el corazón de la diáspora criolla.

El cierre es indefinido y los venezolanos quienes requieran la asistencia consular de su país: certificados de nacimiento, defunción, pasaportes cédulas de identidad, certificación de mudanzas, fe de vida, entre otros asuntos, deben acudir a la misión más cerca, ubicaba a mil 400 kilómetros de distancia, en la ciudad de New Orleans, Lousiana.

Según fuentes del Gobierno de Chávez, en el sur de la Florida están facultados 20 mil venezolanos para votar y la lógica implica que la gran mayoría de los sufragios serán a favor de Henrique Capriles Radonski, el candidato de la oposición, y muy popular entre los exiliados políticos y económicos criollos.

Pese a las reiteradas exigencias de organizaciones del exilio venezolano al CNE de reubicar las mesas de votación en algún lugar confortable, como un centro comercial o mall, o en la sede diplomática de un país amigo, el ente comicial no escuchó esa propuesta.

Es así como desde esta semana varios grupos de venezolanos en Miami organizaron la “Caravana por la Libertad”, para el próximo 7 de octubre. Varios empresarios criollos, quienes no han revelado sus nombres, fletaron varios autobuses y ofrecen a sus paisanos viajar mil 400 kilómetros, además de brindar un refrigerio y regalar una camiseta con mensajes alusivos a la ausencia de libertades civiles en Venezuela. Todo por la módica cifra de 100 dólares. Fuentes locales comentaron a LFDB que la cantidad de ciudadanos interesados en la movilización crece día a día. “Estimamos que vote el mayor número de personas posible. Si llegamos a los 20 mil habrá buses para todos. Vamos en caravana exigiendo justicia y libertad para el pueblo de Venezuela”, dijo una fuente del exilio criollo quién solicitó el anonimato, por temor a represalias orquestadas desde Caracas.

Los grupos de organización de la movida venezolana se ubican en varios locales comerciales en la ciudad de Doral, el enclave de los criollos en la cuidad del sol.

Este operativo se organizó luego de que activistas de la Mesa de la Unidad Democrática, capítulo Miami, hiciera una encuesta entre los venezolanos residentes al sur de la Florida. El resultado fue aplastante: el 87% de los encuestados optó por ir a New Orleans, sin importar el sacrificio y el costo que representa moverse entre dos estados como Florida y Lousiana.

Voto de los venezolanos en el exterior

Crédito Fotos: José Carucí

Reportó en su página web el partido Primero Justicia, que lidera el candidato a la presidencia Henrique Capriles Radonski, que la logística del viaje está casi lista. La vocera de la MUD Miami, la abogada y ex jueza asilada política, Gisela Parra, aseguró que: “la decisión del CNE es una violación de las normas electorales. Se supone que sea un organismo independiente y en vez de garantizar la votación la está sometiendo a las decisiones del gobierno –del presidente Hugo Chávez-“.

El miércoles pasado el CNE ratificó su decisión, que contó con el rechazo absoluto de uno de los cinco rectores del ente comicial, sobre los venezolanos adscritos para votar en Florida, Georgia y las Carolinas (más de 23,000 cuya principal jurisdicción en Miami) tendrán que votar en el consulado de Nueva Orleans.

“Todo esto es una venganza política de un CNE que contra todos sus principios está violando las leyes electorales que en vez de garantizar la elección la está complicando y sometiéndola a decisiones políticas del Gobierno”, insistió Parra.

La letrada dijo que la votación en Nueva Orleans podría convertirse en “un caos” porque esa oficina sólo cuenta con tres o cuatro elementos de personal y tiene registrados a 600 votantes, pero el día de la votación podrían “llegar miles”.

Parra destacó el matiz político de la medida en la que está involucrado el CNE al señalar que mientras Florida es el lugar en el exterior que cuenta con más votantes venezolanos registrados, en Cuba se abrirán tres centros de votación para una población menor a 500 personas.

Son las contradicciones de la “Revolución Bolivariana”.

About Adriana Carrera

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación.