El Tabaquismo: un impuesto permanente

Por Jannifer Harper *

Los fumadores saben que cuesta mucho comprar sus cigarrillos. Saben que el impuesto de los cigarrillos en la Florida es alto. Pero muchos no consideran el “impuesto permanente” que también se les está cobrando. Aquellas personas que fuman pagan más por el seguro de vida, el seguro de salud y los costos de salud, entre otros productos y servicios.

La suma total es un número mucho más grande de lo que las personas se imaginan, y un gran incentivo para aquellos que todavía fuman y pueden ahorrar dinero al dejar de fumar. Su empleador puede ser un buen recurso, ayudándolo a conseguir el apoyo necesario para hacer del fumar algo del pasado.

Las penalidades de las primas de los seguros de salud e incentivos son solo una manera en la cual las compañías promueven el bienestar entre sus empleados y bajan los precios asociados con el seguro de la salud. En una encuesta del 2011 hecha por la empresa de consultoría de beneficios, Mercer, un 28 por ciento de empleadores grandes indicaron que ellos varían sus primas de acuerdo al uso del tabaco.

Aún, existe más apoyo a favor de los incentivos y las penas. En otra reciente encuesta de salud de NPR-Thomson Reuters, el 59 por ciento de los encuestados dicen que los fumadores deberían pagar más por el seguro de salud que aquellos que no fuman, mientras que aproximadamente 85 por ciento creen que aquellas personas con comportamientos saludables, tales como no usar tabaco, deberían recibir un descuento en las primas de seguro de salud.

La decisión de dejar de fumar definitivamente es algo personal, pero la consecuencia del tabaquismo va más allá. En la Florida solamente, los costos anuales directos a la economía atribuidos al tabaquismo suman más de $19.6 millones, según Tobacco Free Florida. Estos incluyen las pérdidas de productividad laboral, perdidas por causa de muerte prematura y gastos médicos directos. A demás, el tabaquismo sigue siendo la causa principal de muerte prevenible en los EEUU, con más de 393,000 muertes anuales.

Por eso, Blue Cross and Blue Shield of Florida le urge a los 2.6 millones de fumadores adultos en la Florida a que participen en el Great American Smokeout o el Gran Día de no fumar el 17 de noviembre de 2011. Entre mas rápido deje de fumar, más rápido se puede empezar a curar su cuerpo.

Los fumadores deberían consultar con su empleador para ver si le ofrecen apoyo a aquellos que quieren dejar de fumar. También se puede conseguir recursos gratuitos y ayuda para dejar de fumar llamando al 1–800–QUIT–NOW (784–8669). Establecido por el Departamento de la Salud de la Florida, el “Quitline” ofrece asesoramiento gratuito y terapia sobre el reemplazo de la nicotina, entre otros servicios. también quisiera felicitar a todos los ex fumadores que han podido dejar de fumar para llevar una vida más saludable.

 

* La Dra. Jannifer Harper es vicepresidenta de operaciones medicas de Blue Cross and Blue Shield of Florida, liderando las áreas clínicas de la unidad de operaciones medicas tanto como supervisando la estrategia clínica de BCBSF.


N del E: Esta columna fue suministrada por Blue Cross and Blue Shield of Florida (BCBSF) que ofrece programas y apoyo para dejar de fumar. Las opciones incluyen entrenamientos de salud personales con una enfermera de BCBSF por teléfono, un programa de siete semanas creado por la Asociación American Lung y un programa en internet sobre el mejoramiento del estilo de vida al dejar de fumar (Smoking Cessation Lifestyle Improvement Program).

Para información acerca de cáncer al pulmón vaya a: http://www.cancer.org/Espanol/salud/Comomantenersealejadodeltabaco/el-gran-dia-de-no-fumar

 

About Comunicados

Comunicados