En el 4 de julio, no juege con fuego

Es una de las fechas más queridas y celebradas en los Estados Unidos, pero así mismo puede ser un día nefasto para las familias si permiten que el uso de petardos arruine la fiesta.  Las estadísticas de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC) muestran que en 2010 alrededor de 8,600 consumidores terminaron en salas de emergencia de hospitales por lesiones provocadas con el uso de fuegos artificiales legales e ilegales.

Estrellitas, cohetes de botella y petardos pequeños pueden parecer inofensivos por su tamaño; sin embargo, nuevos datos divulgados hoy por la muestran que el año pasado, durante los 30 días cercanos al 4 de julio, 1,900 consumidores lesionados fueron ingresados a salas de emergencia por haberlos utilizado.   El informe anual de muertos y lesionados por fuegos artificiales que genera la CPSC también indica que cerca de 40 por ciento de las lesiones consideradas fueron sufridas por niños menores de 15 años.  Además, la CPSC recibió informes de tres casos fatales relacionados con fuegos artificiales.  

En 2008, salas de emergencias en hospitales en EE.UU.  trataron a un estimado de 7,000 personas por lesiones relacionadas con fuegos artificiales. Más de la mitad (53%) de las lesiones fueron en las extremidades y el 37% fueron en la cabeza, según la National Fire Protection Association.

La causa más común de lesiones por fuegos artificiales son los petardos, que esencialmente son de pólvora. Incluso, las luces de bengala pueden llegar a temperaturas extremas de 1200 grados Fahrenheit.

“Desde que se compran hasta que se encienden, sepa cómo usted y su familia pueden mantenerse seguros y cuáles fuegos artificiales están permitidos en su estado si hay fuegos artificiales como parte de su celebración del 4 de julio”, señaló la Presidenta de la CPSC, Inez Tenenbaum. “Nunca suponga que un dispositivo de fuegos artificiales es seguro basándose en su tamaño, y nunca permita que niños pequeños enciendan o jueguen con fuegos artificiales.  Al conocer los peligros de todos los tipos de fuegos artificiales, los consumidores pueden prevenir tragedias”.  

Hoy en el National Mall, la CPSC celebró su conferencia de prensa anual sobre seguridad con fuegos artificiales, y destacó -con demostraciones prácticas- los peligros asociados con los fuegos artificiales legales e ilegales.  

Tenenbaum sostuvo que durante los 30 días que rodearon el feriado del Día de la Independencia del año pasado, hubo alrededor de 6,300 informes de lesiones provocadas por fuegos artificiales.  Quemaduras y laceraciones en manos, rostro y cabeza fueron las lesiones informadas con mayor frecuencia.  Casi 40 por ciento de las lesiones ocurridas durante este período estuvieron relacionadas con petardos, cohetes de botella y estrellitas.

El gobierno federal tiene el compromiso de detener la fabricación y venta de fuegos artificiales ilegales. La CPSC instaló personal permanente en el Centro de Análisis y Evaluación Comercial para la Seguridad de las Importaciones (CTAC) en Washington, D.C., y la agencia está trabajando en colaboración con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP) a fin de implementar nuevas medidas para velar por el cumplimiento de la normativa.

En  2010, el personal de la CPSC comenzó a implementar nuevos procedimientos para la identificación y selección de fuegos artificiales en los puertos para examen y toma de muestras.  Con la asistencia de la CBP, personal de la CPSC recogió muestras y analizó varios embarques de fuegos artificiales para ver si cumplían con la Ley Federal para Sustancias Peligrosas (FHSA). De los embarques analizados por el personal de la CPSC, alrededor de 43 por ciento contenía fuegos artificiales que no cumplían con la normativa.  La CPSC está trabajando en estrecha colaboración con nuestros asociados federales para hacer cumplir la reglamentación para fuegos artificiales, entablar juicios a fabricantes y distribuidores de fuegos artificiales ilegales, y educar al público acerca de los riesgos asociados con estos fuegos artificiales.  

Este mes, el personal de la CPSC envió una carta a la industria con relación a los dispositivos “adult snapper”, lanzados a la venta recientemente.  La carta contiene la aclaración de parte del personal en cuanto a los límites del etiquetado y la composición pirotécnica para estos dispositivos. La carta señala que el personal considera que los “adult snappers”, aunque no se prenden, equivalen a los más potentes petardos.

La CPSC y la Administración de Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena de la República Popular China (AQSIQ) se han concentrado en los fuegos artificiales de entre cuatro áreas de productos que son objeto de intercambio de información acerca de estándares, una mayor inspección de los artículos de alto riesgo, y controles de calidad más estrictos en cuanto a los componentes suministrados por los proveedores de partes.

Se exhorta a los consumidores que decidan comprar fuegos artificiales legales a que adopten las siguientes medidas de seguridad:

  • Nunca permita que niños pequeños enciendan o jueguen con fuegos artificiales.
  • Evite comprar fuegos artificiales que vengan envueltos en papel café porque a menudo es señal de que los fuegos artificiales fueron hechos para exhibiciones profesionales y que podrían representan un riesgo para los consumidores.
  • Procure que siempre haya un adulto supervisando las actividades con fuegos artificiales. Tenga presente que para los padres pasa inadvertido el hecho de que los niños pequeños resultan lesionados con las estrellitas. Este producto arde a temperaturas cercanas a los 2,000 grados, temperatura que basta para fundir algunos metales.
  • Nunca ponga ninguna parte de su cuerpo directamente sobre un dispositivo de fuegos artificiales cuando prenda la mecha. Retroceda a una distancia segura inmediatamente después de encender fuegos artificiales.
  • Nunca trate de volver a prender o recoger fuegos artificiales que no se han consumido por completo.
  • Nunca apunte o lance fuegos artificiales a otra persona.
  • Mantenga a mano un balde de agua o una manguera de jardín en caso de incendio u otro imprevisto.
  • Encienda los fuegos artificiales uno a la vez, y luego retroceda rápidamente.
  • Nunca lleve fuegos artificiales en un bolsillo ni los dispare en contenedores de metal o vidrio.
  • Después de que el fuego artificial se haya consumido por completo, llene el dispositivo consumido con abundante agua de un balde o manguera antes de desecharlo para prevenir que se incendie en la basura.
  • Asegúrese de que los fuegos artificiales sean legales en su área antes de comprarlos o usarlos.

Déjelo en manos de profesionales

Blue Cross Blue Shield de Florida recomienda ir a uno de los muchos espectáculos de fuegos artificiales ofrecidos en las comunidades por todo el estado.  “El estado de Florida tiene una prohibición al público general sobre la venta de fuegos artificiales al por menor, con la excepción de luces de bengala y otros artículos de novedad”, dice la empresa en un comunicado.  “Les recomendamos a los residentes de la Florida que disfruten el Día de la Independencia de una manera segura y libre de lesiones, y esto significa dejar los fuegos artificiales a los profesionales” aseveran.

Estas son algunas de las razones:

      De las lesiones relacionadas con fuegos artificiales sostenidas en 2009, el 73 por ciento eran de sexo masculino y el 27 por ciento eran mujeres.

      Los niños menores de 15 años de edad representaron el 39 por ciento de las lesiones relacionadas con fuegos artificiales.

      Se calcularon 1,200 lesiones relacionadas con fuegos artificiales, 1,000 lesiones relacionadas con luces de bengala y 300 con cohetes de botella.

      Las partes del cuerpo que más sufre son las manos y los dedos (aproximadamente1,900 heridos), los ojos (1,600 lesiones), la cabeza, la cara y las orejas (900 heridos).

      Más de la mitad de las lesiones fueron quemaduras. Las quemaduras fueron las lesiones más comunes en todas las partes del cuerpo excepto los ojos, donde contusiones, laceraciones, y cuerpos extraños en el ojo se produjeron con más frecuencia.

      La mayoría de los pacientes fueron tratados en el servicio de emergencia y luego despedidos. Se estima que un 8 por ciento de los pacientes fueron atendidos y trasladados a otro hospital o admitidos al hospital.

 

(Fuente: 2009 Fireworks Annual Report: Fireworks-Related Deaths, Emergency Department-Treated Injuries, and Enforcement Activities During 2009, U.S. Consumer Product Safety Commission y .S. Consumer Product Safety Commission) lightning

  

Para mayor información vaya a: http://www.cpsc.gov

About Comunicados

Comunicados