Falsificar Ingresos para Reclamar Créditos Tributarios se incluye en lista de estafas tributarias

Falsificar Ingresos para Reclamar Créditos Tributarios se incluye en la lista de la “Docena Sucia” de estafas tributarias para la temporada de impuestos de 2016.

paymentsWASHINGTON — El Servicio de Impuestos Internos (IRS) advirtió hoy que los esquemas para reclamar erróneamente créditos tributarios se incluyen nuevamente en la lista anual de estafas tributarias, conocida como la “Docena Sucia”, para la temporada de impuestos de 2016.

“Los contribuyentes no deben falsificar sus ingresos u otra información en sus declaraciones de impuestos,” dijo el Comisionado del IRS, John Koskinen. “Representar los hechos inadecuadamente es una trampa y los contribuyentes son legalmente responsables por toda la información reportada en sus declaraciones de impuestos.”

La lista de la Docena Sucia recopilada cada año por el IRS, enumera una serie de estafas comunes que los contribuyentes pueden enfrentar en cualquier momento, pero muchas de éstas llegan a ser más usadas durante la temporada de impuestos cuando los contribuyentes presentan sus declaraciones o contratan a profesionales para dicha tarea.

Las estafas ilegales pueden resultar en multas e intereses significativos y posibles cargos criminales. La unidad de Investigaciones Criminales del IRS trabaja de cerca con el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) para acabar con las estafas y enjuiciar a los criminales que las llevan a cabo.

No falsifique sus ingresos

Algunas personas aumentan falsamente el ingreso que reportan al IRS. Esta estafa conlleva inflar o incluir ingresos en su declaración de impuestos que nunca ganó, ya sea como salario o ingreso por negocio propio, para conseguir el máximo número de créditos reembolsables.

Al igual que reclamar un gasto o deducción que usted no pagó, reclamar ingresos que usted no ganó para obtener mayores créditos reembolsables como el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo (EITC, por sus siglas en inglés), podría tener graves consecuencias. El resultado podría ser una factura cuantiosa para regresar los reembolsos erróneos, incluyendo intereses y multas. En algunos casos hasta podrían enfrentar cargos criminales.

Es posible que los contribuyentes se encuentren con preparadores de impuestos sin escrúpulos que les hagan saber sobre esta estafa. Recuerde: Los contribuyentes son legalmente responsables por lo que aparece en su declaración de impuestos, aun si otra persona la preparó. Asegúrese de que el preparador que contrate sea una persona con ética profesional que pueda cumplir con la tarea.

Seleccione a los preparadores cautelosamente

Es importante que elija a un preparador o una compañía con mucho cuidado para la preparación de su declaración de impuestos. Los contribuyentes bien intencionados podrían ser mal informados por parte de preparadores que no comprenden las leyes tributarias o que engañan a la gente para que reclamen créditos y deducciones que no tienen derecho a recibir, con el propósito de aumentar sus cuotas. Cada año este tipo de preparadores enfrentan todo tipo de cargos, desde sanciones hasta encarcelamiento por defraudar a sus clientes.

A continuación, algunos consejos al escoger su preparador de impuestos:

  • Pregunte al preparador si tiene un número de identificación de preparador de impuestos (PTIN, por sus siglas en inglés). Los preparadores que cobran por sus servicios tienen la obligación de registrarse con el IRS, obtener un PTIN e incluirlo en la declaración de impuestos presentada.
  • Pregúntele al preparador de impuestos si tiene credenciales profesionales (agente registrado, contable público autorizado, o abogado), si pertenece a una organización profesional o toma clases de educación continua. Varios cambios a las leyes tributarias, que incluyen las disposiciones de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, pueden ser muy complejos. Un profesional de impuestos competente tiene que estar al día en estos asuntos. A los preparadores de impuestos no se les requiere tener credenciales profesionales, pero asegúrese de entender las calificaciones del preparador que seleccione.
  • Revise las calificaciones del preparador.  Use el Directorio de Preparadores de Impuestos Federal con Credenciales y Calificaciones Seleccionadas del IRS. Esta herramienta le puede ayudar a encontrar un preparador de impuestos con las calificaciones que usted prefiera. El directorio es tiene un listado conveniente de búsquedas de algunos preparadores registrados con el IRS.  Este incluye el nombre, ciudad, estado y código postal de:

o    Abogados

o    Contables Públicos Certificados

o    Agentes Registrados

o    Agentes Registrados de Plan de Jubilación

o    Actuarios Registrados

o    Participantes del Programa Anual de la Temporada Tributaria

  • Investigue el historial del preparador. Consulte con el Buró de Mejores Negocios local (BBB por sus siglas en inglés) sobre el preparador.  Verifique si existen acciones disciplinarias y el estado de la licencia de los preparadores con credenciales. Para los contadores públicos certificados, verifique con el consejo estatal de contabilidad. Para los abogados, consulte con el colegio de abogados del estado. Para los agentes registrados, visite IRS.gov y busque  “verificación del estado de agentes registrados” (en inglés) o visite el Directorio.
  • Pregunte sobre los honorarios. Evite a los preparadores que basan sus cuotas en un porcentaje del reembolso del cliente. También, ignore a los que dicen poder obtener reembolsos mayores que otros. Asegúrese que su reembolso se deposite directamente a su cuenta;  no en la cuenta bancaria del preparador.
  • Pida que presenten su declaración por medio de e-file.  Los preparadores de paga que preparan y presentan  más de 10 declaraciones para los clientes, en general deben presentar las declaraciones electrónicamente. Hasta la fecha, el IRS ha procesado de forma segura más de mil millones y medio (1.5) de declaraciones de impuestos electrónicamente. Es la manera más segura y precisa de presentar una declaración de impuestos.
  • Proporcione sus registros de impuestos. Un buen preparador le pedirá ver sus registros y recibos. Ellos le harán  preguntas para determinar su ingreso total, deducciones, créditos, entre otras cosas.  No contrate a un preparador que esté dispuesto a presentar su declaración de impuestos electrónicamente usando el último talón de cheque en lugar de su formulario W-2. Esto va contra las reglas de e-file del IRS.
  • Asegúrese de que el preparador esté disponible. Si llegan a surgir preguntas sobre su declaración de impuestos, puede que tenga que comunicarse con su preparador después de haber presentado la declaración de impuestos. Evite a los preparadores de impuestos fantasma, que desaparecen después de la fecha límite.
  • Comprenda quién lo puede representar ante el IRS. Abogados, CPAs, y agentes registrados pueden representar a cualquier cliente ante el IRS, bajo cualquier situación. Preparadores sin credenciales sólo pueden representar al cliente en situaciones limitadas, dependiendo de la fecha en que la declaración fue preparada y firmada. Para todas las declaraciones preparadas y firmadas después del 31 de diciembre del 2015, un preparador de impuestos sin credenciales puede representar al cliente ante el IRS en situaciones limitadas únicamente si el preparador participa en el Programa Anual de la Temporada Tributaria.
  • Nunca firme una declaración de impuestos en blanco. No contrate a un preparador de impuestos que le pida que firme un formulario de impuestos incompleto o en blanco.
  • Revise su declaración antes de firmar. Antes de firmar su declaración de impuestos, revísela y haga preguntas si algo no está claro. Asegúrese de que se sienta cómodo con la precisión de la declaración antes de firmarla.
  • Denuncie a los preparadores por mala conducta, al IRS. Puede reportar cualquier actividad inapropiada cometida por los preparadores así como cualquier sospecha de fraude fiscal ante el IRS. Use el Formulario 14157, Denuncia: Preparador de Impuestos. Si sospecha que un preparador presentó o cambió su declaración sin su consentimiento, también debería presentar el Formulario 14157-A, Declaración Jurada de Mala Conducta del Preparador. Usted puede conseguir estos formularios en IRS.gov.

Para más consejos sobre cómo seleccionar a un preparador, comprender las diferencias entre las distintas credenciales y calificaciones, investigar el directorio de preparadores y/o aprender como presentar una denuncia en contra de algún preparador, visite www.irs.gov/chooseataxpro (en inglés).

Recuerde: Los contribuyentes son legalmente responsables por la información que se encuentra en su declaración de impuestos, aunque alguien más la haya preparado. Asegúrese que su preparador este a la altura de las obligaciones.

Suscríbase a los consejos tributarios y notas de prensa del IRS en español

About Comunicados

Comunicados