Hágase cargo de sus deudas ahora para poder ahorrar para la jubilación

Por Jean C. Setzfand  *

Según un estudio de University of California – Berkeley publicado en febrero, los índices de pobreza medidos entre los adultos mayores afroamericanos y latinos duplican el correspondiente a la población adulta mayor estadounidense en su conjunto.

Como resultado de ello, y en comparación con otros grupos étnicos, estos dos grupos dependen en mayor medida del Seguro Social en cuanto a sus ingresos.

Pero aun entre los grupos étnicos de ingresos más altos —los que ganan por lo menos $40.000 al año—, los estudios realizados muestran que están llegando a la jubilación con menos dinero ahorrado para su futuro. Un reciente estudio patrocinado por ING halló que si bien fueron más los afroamericanos que aportaron dinero al menos una vez a sus planes de ahorro a cargo del empleador, los asiáticos y blancos aportaron a sus cuentas un balance promedio superior que los afroamericanos.

¿El motivo? Según los afroamericanos que participaron del estudio, el principal obstáculo para ahorrar eran sus deudas.

Cuando uno usa los ahorros que estan destinados a la jubilación para pagar sus deudas, lo que está haciendo es tomar la magia del interés compuesto y ponerla a jugar en contra suyo. En lugar de ganar intereses sobre los intereses en su cuenta de ahorros, sus deudas están acumulando intereses, y más intereses por encima de eso.

Como consecuencia, incluso una pequeña diferencia en los índices de aportes puede derivar en una diferencia muy grande en el valor de su cuenta cuando llegue el momento de jubilarse. En el estudio de ING, los hispanos y afroamericanos presentaron los balances de cuenta promedio más bajos, con $54.000 y $55.000 ahorrados, respectivamente.

¿Son suficientes $54.000 o $55.000 para jubilarse? No cuando uno considera que podría vivir 30 años más luego de que deje de trabajar. Si todavía no ha calculado sus necesidades para la jubilación —y ha comenzado a ahorrar al efecto— no hay mejor momento que este. Le sugerimos que siga los siguientes pasos:

  1. Adopte el Seguro Social como punto de partida y use nuestra calculadora del Seguro Social(www.aarp.org/calculadoradesegurosocial) para probar diferentes escenarios.
  2. Calcule sus beneficios estimados del Seguro Social y cualquier otra información relacionada en nuestra calculadora para la jubilación(www.aarp.org/calculadorajubilacion). Eso le permitirá saber cuánto dinero necesitará ahorrar. Si no puede ahorrar esa cantidad, es hora de que se haga cargo de sus deudas y elabore un presupuesto razonable… ahora mismo.
  3. Los socios de AARP y sus familias tienen acceso a una calculadora gratuita que puede ayudarlos a decidir qué deuda les conviene saldar primero: la de mayor tasa de interés o la que presenta el saldo más alto. También debería solicitar a sus acreedores una tasa de interés más baja.
  4. Si hay cobradores que lo acosan por una deuda no reconocida por usted, pídales que verifiquen dicha deuda. Según las leyes federales, los cobradores no pueden volver a intentar cobrarle hasta que le hayan respondido su pedido de verificación.
  5. Una vez que conciba un plan para reducir su deuda, elabore un presupuesto que contemple una partida destinada a ahorros para la jubilación y emergencias. AARP tiene una herramienta de presupuestación hogareña (en ingles) gratuita; también puede usar una hoja de cálculo de Excel para ir sumando gastos y ajustar su presupuesto.
  6. Visite www.aarp.org/moneywebinars para descargar una copia archivada de un seminario sobre cómo recortar gastos organizado por Jeff Yeager, quien se describe a sí mismo como “el tacaño máximo”.

 

* Jean C. Setzfand es vicepresidente del equipo de Seguridad Económica del grupo de Educación y Divulgación de AARP. Lidera los esfuerzos educativos y de difusión de AARP destinados a ayudar a los estadounidenses a alcanzar la tranquilidad económica durante la jubilación.

About Comunicados

Comunicados