Instalación correcta del asiento de seguridad al conducir con hijos y nietos 

Por Julie E. Lee *

Little baby child in safety car seatDebido a la gran variedad de colores, marcas, modelos y funciones especiales, los asientos de seguridad se parecen mucho a los automóviles nuevos. ¿Sabe cuál es el más adecuado para su hijo o nieto? No importa si va a hacer un viaje largo por carretera o solo va al supermercado de la esquina, es de vital importancia entender que su hijo o nieto tiene que ir sentado en un asiento de seguridad. Además, debe conocer qué tipo de asiento es el más adecuado para el niño y cómo abrocharle el cinturón.

La instalación correcta de los asientos de seguridad es crucial, sobre todo cuando se toma en cuenta que los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte de niños entre 1 y 12 años de edad en Estados Unidos, según la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA, Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras). Entre los afronorteamericanos y los hispanos, las estadísticas son aun más alarmantes. Los niños afronorteamericanos tienen un 50% menos probabilidades de usar un cinturón de seguridad. En consecuencia, los niños afronorteamericanos de 5 a 9 años tienen el triple de posibilidades de morir en un accidente automovilístico que los niños de raza blanca. Entre los hispanos, los niños menores de 4 años tienen la segunda tasa más alta de muerte causada por accidentes automovilísticos (después de los niños afronorteamericanos).

Para hacer frente a este problema, el Cincinnati Children’s Hospital Medical Center, con el apoyo de Toyota, creó el programa Buckle Up for Life (Abróchate a la vida). Buckle Up for Life educa a los adultos acerca del uso e instalación adecuados de los asientos de seguridad así como la protección de los bebés y niños pequeños en un vehículo.

Asegúrese de tomar las medidas de seguridad correctas siguiendo estos cuatro consejos.

  1. Adquiera el asiento de seguridad adecuado. Las limitaciones de altura, peso y edad son importantes cuando se trata de asientos de seguridad para bebés y niños pequeños. De acuerdo a la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría), un niño debería usar un asiento de seguridad orientado hacia atrás hasta que tenga 2 años de edad. Debido a que los músculos del cuello no tienen la fuerza suficiente para sostenerle la cabeza durante un choque, los asientos de seguridad orientados hacia atrás son los más confiables. Asegúrese de que el asiento que elija quepa en su vehículo, y que el cinturón de seguridad o sistema de anclaje LATCH (Lower Anchors and Tethers for Children o anclajes inferiores y correas de anclaje para niños) se adapte a la estatura y el peso de su niño en la posición orientada hacia atrás. Los asientos de seguridad convertibles y los “3-en-1” normalmente tienen límites superiores de edad y altura para la posición orientada hacia atrás, lo que le permitirá mantener a su hijo en esa posición por más tiempo. A partir de los 2 años de edad, un niño puede usar un asiento de seguridad orientado hacia adelante y que tenga un arnés de cinco puntos, hasta que tenga 4 años y pese unas 40 libras. Cámbielo a un asiento elevado luego de que su hijo o nieto ya no quepa en el arnés de cinco puntos. Deberá continuar usando el asiento elevado o “booster” hasta que mida 4 pies, 9 pulgadas.
  1. Elija la ubicación correcta en su automóvil. Siempre que sea posible, instale la silla de seguridad en el asiento de atrás de su vehículo. Su hijo deberá usar el asiento de atrás hasta los 13 años. Muchos conductores prefieren colocar la silla de seguridad detrás del asiento del pasajero porque se les hace más fácil ver y atender al niño cuando sea necesario. Para disminuir las distracciones, nunca atienda a su hijo o nieto mientras usted conduce. Además, instalar el asiento de seguridad del lado del pasajero le evita pararse en la calle cuando coloca o saca al niño del auto, por lo menos en las calles de doble vía.
  1. Instale correctamente el asiento de seguridad. El mejor método de instalación dependerá del tipo de asiento de seguridad (orientado hacia atrás, orientado hacia adelante o el asiento elevado). Es importante leer las instrucciones del fabricante del asiento de seguridad para asegurar que la instalación sea la adecuada. Para verificar que está sujeto correctamente, siga esta prueba práctica: Una vez que el asiento de seguridad esté instalado, sacúdalo para asegurarse de que la parte inferior no se mueva más de una pulgada. Luego de abrochar el arnés del pecho, trate de pellizcar la correa a la altura del hombro del niño. Si no puede pellizcar la correa, el arnés está bien sujeto. El programa Buckle Up for Life ofrece un video muy útil que demuestra cómo instalar un asiento de seguridad.
  1. Conozca la instalación correcta del asiento de seguridad. La investigación y los estudios continúan demostrando la importancia de los asientos de seguridad y cómo estos pueden ayudar a salvar vidas, igual que los cinturones de seguridad. Un estudio realizado por Safe Kids USA determinó que cuando se usan correctamente, los asientos de seguridad infantil reducen en un 71% el riesgo de muerte en bebés y en un 54% en los niños pequeños. El programa Abróchate a la vida ofrece más información en: http://www.buckleupforlife.org.

Para obtener más consejos sobre cómo mantenerse a salvo en la carretera, considere tomar un curso de actualización para conductores, como el AARP Driver Safety, disponible en forma presencial o por internet, tanto en inglés como en español. En algunos estados, al realizar el curso puede ser elegible para un descuento en el seguro de su vehículo.

Para obtener más información, visite www.aarp.org/safedriving o llame al 1-888-AARP-NOW (1-888-227-7669).

 

* El descuento en la prima del seguro no está disponible en todos los estados para las versiones presencial y por internet. Consulte a su agente de seguros para obtener más detalles.

 

# # #

 

*Vicepresidenta y directora nacional del programa AARP Driver Safety, tiene más de 30 años de experiencia en administración, planificación estratégica, transporte y seguridad. Ha prestado sus servicios en AARP por más de diez años y dirige el curso más importante de capacitación para conductores de 50 años o más.

About Comunicados

Comunicados