Jairo Bolívar: Empresarios colombianos deben prepararse para TLC

Mientras que en EE.UU. se crearían unos 250.000 empleos y se espera que el comercio bilateral crezca un 50% a propósito de la firma del Tratado de libre Comercio con Colombia , ¿qué pasará con los pequeños empresarios colombianos frente a este convenio? ¿Para algunos sectores es ventaja o desventaja? Nuestro entrevistado, Jairo Bolívar, les da una receta: preparase y asociarse.

La firma del TLC era tan lógica como ansiada. Para Colombia, según Proexport, la agencia gubernamental que promueve las exportaciones de ese país, se crearían 380.000 puestos de trabajo y un potencial de exportar más de 500 productos al mercado norteamericano.  Para Estados Unidos, es un alivio arancelario largamente esperado.  “Actualmente exportar a Colombia requería pagar entre un 15 y 35% promedio de aranceles, por lo tanto (este tratado) beneficia a quienes hacen negocios con el país andino”, dice convencido Jairo Bolívar, presidente de PG Associates, una empresa internacional de consultoría, mercadeo y ventas con base en Weston, Florida.

Colombia ocupa el tercer lugar en exportaciones desde Florida (primero es Brasil y Suecia) con 4.4 mil millones de dólares y 3.1 mil millones de dólares en importaciones, según Enterprise Florida. El comercio bilateral asciende a 7.6 mil millones (datos de 2010 del Departamento de Comercio).  Por su parte Estados Unidos es el socio comercial número uno de Colombia, sin embargo, los últimos años ha perdido mucho mercado ante China.

El estado del sol alberga 5.500 compañías que exportan a Colombia, cuyo volumen ha subido un 173% desde el año 2000. La mayoría de productos que se exportan son equipos de transporte, aeroespaciales, suplementos médicos, maquinaria pesada y en el sector de tecnología (Datos de la Cámara de Comercio de Florida).

Es por esto que existe un sabor dulce en la comunidad colombiana, después de una larga batalla que viene desde la presidencia de George W. Bush cuando el 12 de octubre el Congreso y Senado estadounidenses aprobaron el llamado Acuerdo de Promoción Comercial entre Estados Unidos y Colombia, (en inglés, Colombia Trade Promotion Agreement, TPA), junto con Panamá y Corea del Sur.

A pesar de la oposición de su propio partido demócrata, el gobierno de Barack Obama prosiguió con la iniciativa, luego de exigirle a Colombia el cumplimiento de un plan. El proyecto de ley pasó en el Congreso con 262 votos a favor y 167 en contra. De ellos 31 fueron demócratas y 231 republicanos. En el Senado el resultado fue 66 votos a favor y 33 en contra.

Según Proexport, gracias al Tratado, la industria colombiana “obtiene acceso inmediato a prácticamente la totalidad de su oferta: 99,9 por ciento; Entre tanto, el 81,8 por ciento de los productos industriales estadounidenses, lo tendrá en  el país.  De esta última cifra, el 92,5 por ciento corresponde a materias primas y bienes de capital no producidos en Colombia”.

“Estados Unidos se beneficiaría con la creación de 250.000 empleos, de acuerdo a los congresistas que lo aprobaron”, dice Bolívar, quien es administrador de empresas y durante casi una década se ha desempeñado como asesor en comercio internacional.

Jairo Bolívar, presidente de PG Associates

El ejecutivo colombiano, quien recientemente fue reconocido por el Congreso de los Estados Unidos por “su sobresaliente e invaluable servicio a la comunidad” (a propósito del Mes de la Herencia Hispana), habló del tema con LFDB.

-LFDB: ¿Qué se espera luego de la aprobación del TLC entre EE.UU. y Colombia?

-JB: Este tratado entrará en vigencia en aproximadamente un año. Para ese tiempo, unos 4.332 productos bajarán a arancel 0 y otros pueden demorar hasta 18 años, como el arroz. Esto se hace para proteger la economía de los dos países, donde ciertos productos tomarán 5, 15 y 18 años en no pagar aranceles.

-LFDB: ¿Dónde hay oportunidades y cuáles sectores serán los más favorecidos a raíz del TLC?

-JB: Todo lo que tenga que ver con infraestructura de ferrocarriles, puertos, minería, petróleo y vías terrestres. También la parte de textiles, vehículos (ya se está montando una fábrica de la General Motors en Colombia), alimentos y bebidas, químicos, perfumes, cosmética, implementos médicos, todo lo que tenga que ver con tecnología y medicinas (desarrolladas por compañías norteamericanas).

-LFDB: ¿Esta apertura económica afectará los precios de las medicinas en Colombia?

-JB: No a los medicamentos llamados genéricos, pero los nuevos descubrimientos no los van a poder fabricar las compañías locales hasta 10 años, pues la patente está protegida durante ese tiempo para que las farmacéuticas recuperen el capital invertido.

-LFDB: ¿Considera que los empresarios en los dos países están listos para el TLC?

-JB: Sí. Pero hay dos tipos de exportadores, el hispano que maneja el idioma y el norteamericano que no lo hace. Este último, en mi opinión, debe buscar la asesoría de compañías especializadas en comercio internacional que conozcan de carga y logística con Colombia. Una cosa es saber que bajan los aranceles, pero otra es conocer las regulaciones allá. Por ejemplo los medicamentos, compuestos de cosméticos y detergentes, deben ser registrados en Colombia y ese trámite demora de 6 meses a un año.  Lo ideal es que se empiece a exportar en 2013. El mismo caso sucede con los alimentos, que requiere de registros sanitarios.

-LFDB: ¿Existen oportunidades exportando equipos electrónicos?

-JB: En esa parte Colombia se ha abierto a la China y el mercado está inundado. Pero la diferencia es el costo de los fletes y los días que demora en llegar la mercadería desde Asia, mientras que desde acá la mercadería llega en una semana y a un costo promedio de 2 dólares por kilo. Desde China puede demorar dos o tres semanas y 17 dólares por kilo. Lo mismo pasará con los vehículos, el carro norteamericano es de mejor calidad que el chino.

-LFDB: ¿Es decir la cercanía con Colombia es una clara ventaja?

-JB: Así es, escuché decir que es más cerca un vuelo de Miami a Cartagena (1 hora y 15 minutos), que Miami a México. (La ubicación geográfica) nos va ayudar muchísimo. Colombia es un país que tiene puerto tanto sobre las costas Caribe, como del Pacífico. Va a ser más factible llevar carga a Colombia por barco.

El sector de infraestructura se verá beneficiado.Foto cortesía Proexport.

-LFDB: ¿Podría este TLC servir como puente para otros países que no tienen tratados con Estados Unidos?

-JB: Si hay ventaja para ciertos países pues Colombia puede ser utilizada como trampolín para Estados Unidos, ya que a los productos se les pide que sean un 35% de producción nacional y el 65% puede ser foráneo. Aunque hay ciertos productos que no pueden entrar, en general otros países pueden aprovechar para vender sus productos por medio de los TLC que Colombia tiene con México, Centroamérica, Canadá, Chile y Europa.  Además Colombia tiene la ventaja que cosas se van a mejorar y lo más importante del TLC es la seguridad que tiene la gente que no es un tratado que tiene término a corto plazo. Antes, la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y de Erradicación de Drogas (ATPDEA), se firmaba con plazos fijos.  Ahora no hay impedimento a las empresas americanas de hacer inversiones grandes de infraestructura en Colombia.

-LFDB: Considerando la experiencia con NAFTA –el tratado de EE.UU. con México- ¿cree que habrá un impacto a largo plazo en el sector ambiental y laboral en Colombia?

-JB: En mi opinión va a ser positivo para ambas partes y es más positivo para los Estados Unidos. Para Colombia será favorable siempre y cuando los empresarios colombianos se vayan preparando a medida que se van venciendo los términos negociaciones de determinados ítems. Los avicultores tienen 10 años para prepararse, los arroceros, 18 años.  Pero si la gente de estos sectores no se prepara, quedarán en desventaja.

-LFDB: ¿Podría ser perjudicial a los comerciantes la entrada de gigantes como Wal Mart, por ejemplo?

-JB: Las grandes cadenas de supermercados en Colombia ya están en manos francesas (Carrefour y Casino) y ellos están acostumbrados a competir con Wal Mart. El pequeño empresario debe prepararse para que su producto sea exportable y segundo, debe asociarse, porque a través de la asociación puede satisfacer los volúmenes y bajar sus precios.

 

 

About editor

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación. Puede escribirle a adriana@lafamiliadebroward.com

3 comments

  1. Excelente noticia para los colombianos, aunque no soy colombiana quiero mucho ese pueblo y se lo merecen porque han luchado por su progreso. Viva por ellos.

  2. Buena nota; hay muchos factores a tener en cuenta, pero definitivamente este acuerdo hara más ricos a los ricos y más pobres a los pobres de ambos países, a no ser de que se implementen regulaciones puntuales a través de estudios sectorizados de producción. Recordemos que Colombia no tiene carreteras ni la infraestructura portuaria para exportar grandes volumenes.

  3. Es de resaltar que colombia, tiene una gran variedad de productos autotonos exoticos que representan un considerable potencial para exportar no solo a estados unidos, sino tambien a canada, y hoy dia es un momento coyuntural y definitivo en la hostoria de la economia del pais, dado que las empresas y personas que se organicen para producir bienes con valor agregado previo cumplimiento de requisitos ( registro invima, registros fitosanitarios FDA, estudios de trazabilidad, inocuidad, registro de patentes, marcas, logo, desarrollo de imagen, certificaciones requeridas en cada caso etc etc) van a tener la oportunidad de participar activemente en el juego de la oferta y demanda del mercado y por ende de obtener buenos beneficios economicos de la actividad.  Pero contrariamente las empresa y personas que no se pellizquen y se preparen para competir con los competidores americanos, estaran condenados a extinguirse.

    No sobra mencionar que el turismo colombiano se va a favorecer, por la variedad y belleza propias  de cada region; pero esto en gran grado va a depender de la vision y acciones planificadas de alcaldes y gobernadores.

    Compatriotas  colombianos, como dicen en el futbol, el TLC es una oportunidad de hacer goles, de ganar y prosperar, o tambien puede ser la amenaza de ver hacer los goles y perder. Todo depende de la actitud y el emprendimiento de los participes en el juego.