La aventura de criar niños con necesidades especiales

Por Dra. Dennisse Meléndez, Ed.D. *

Children_dirty_handsUna vez la pareja ha decidido ampliar la familia, se enfrenta a nuevas experiencias que cambiarán toda su dinámica familiar. Todos los que nos rodean nos llenan de consejos para intentar apoderar a los padres en cuanto las necesidades básicas que deben ser cubiertas. Al recibir al bebe, tanto los padres como los familiares están observando cada movimiento y paso que da nuestro pequeño y ofreciendo su consejo para ayudarnos como padres.

Durante los primeros meses es cuando nos detenemos a observar cada suspiro de nuestro mas preciado tesoro. Cuando observamos alguna señal que nos llama la atención, el primer paso debe ser consultar con un profesional. Como madre de niños con necesidades especiales, entiendo que es un reto aceptar la condición y mas aun los cambios que esto trae a la dinámica familiar existente.

Existen condiciones que no identificamos hasta que comencemos a ver algunas conductas que no responden a aquellos patrones de desarrollo que comúnmente se dan en la etapa en la que se encuentra el menor. Esta situación lleva a los padres a buscar mayor información acerca de la condición y conocer aquellas alternativas que respondan en beneficio del mismo y el apego saludable que podamos establecer.

Los efectos que tiene la crianza de niños con necesidades especiales en la relación de pareja, guarda estrecha relación con la manera en que la éstos manejan las intensas demandas de crianza y los detonantes relacionados a ésta. Las parejas que logran mantener una buena relación a pesar de las circunstancias, son las que han logrado mantenerse conectados emocionalmente el uno con el otro. La clave para mantenerse unidos ante esta situación de crianza es separar tiempo para intimidad entre la pareja, lo cual fortalece la relación y ayuda a ambos a manejar estresores que enfrenta la pareja ante la crianza de estos niños.

En términos del diagnóstico del menor, es importante estar apoderado del mismo y conocer las estrategias de manejo. También es importante que el profesional de la salud que hallamos seleccionado para nuestro asesoramiento, sea uno que este a tono con nuestro estilo de crianza. De esta forma mantenemos la dinámica familiar de forma saludable.

Un aspecto importante durante el proceso de crianza de nuestros niños especiales es el manejo de comportamiento. Como padres, necesitamos establecer una estructura familiar saludable que ofrezca amor a nuestros pequeños, pero a la vez el mantenimiento de un comportamiento social aceptable. No podemos convertirnos en padres laxos y sin estructura familiar por el hecho de tener niños con necesidades especiales. Es importante establecer desde el principio cuales son los limites que se deben tener en el hogar y cuales son las figuras de autoridad.

A continuación algunas recomendaciones finales para el manejo de la dinámica familiar en el hogar con niños diagnosticados con necesidades especiales. Se recomienda realizar reuniones familiares frecuentes para discutir situaciones que estén ocurriendo y ameriten reflexión. Al momento de establecer control en el comportamiento, se debe hacer referencia a la conducta y no al menor y finalmente se debe mostrar afectividad y empatía en todo momento.

Para nosotros, la crianza de niños especiales ha sido una nueva mirada al mundo y nuevos caminos para explorar. Debemos tener en mente que el fin es el bienestar de nuestros hijos y el enfoque en su desarrollo integral de manera saludable. Estas acciones servirán para que se desarrollen como seres empáticos e independientes dentro de la dinámica social.

* Autora de los libros: Criar con Apego

About editor

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación. Puede escribirle a adriana@lafamiliadebroward.com