La Bella y la Bestia: qué esperar de la película si usted quiere llevar a los niños

Fotos cortesía Disney

La Familia tuvo la oportunidad de ver la premier en Miami del tan esperado “remake” de la película “La Bella y la Bestia”, con personajes de carne y hueso, gracias a una cordial invitación de la empresa promotora.

Al filme, que es en 3D, acudieron familias invitadas, periodistas, blogueras, e incluso celebridades locales que llevaron a sus hijos, desde un año en adelante, lo cual consideramos desde el principio un error. Una bloguera nos había dicho que no era para niños pequeños y aunque ella no lo puso en su reseña, tenía razón. La Bella y la Bestia, una súper producción de Disney, no es una película, a nuestro parecer, para niños menores de ocho años. Y esto dependiendo de cómo usted esté formando a sus hijos. Durante la transmisión de la película un par de pequeños (de uno y dos años tal vez) lloraron y tuvieron que ser sacados por sus madres. 

Pero volviendo al filme. Las actuaciones son impecables, las canciones, el vestuario y la escenografía envidiable. Pero de acuerdo a las palabras de su director, Bill Condon, dichas a Enterteinment Weekly “La Bella y la Bestia tiene una oscuridad y complejidad que le permite conectar con personas de todas las edades”.  Esto es totalmente cierto, al punto en que se conecta más con jóvenes y adultos, a nuestro parecer.

Josh Gad en el papel de Le Fou. Foto cortesía.

El cuento ha sido reproducido de la mejor manera con todos los ingredientes de una película PG13 para arriba. Hay escenas de terror (cuando los lobos atacan) y de violencia con arma de fuego, al final cuando Gastón y la Bestia pelean.  Y  también está el personaje gay, LeFou, interpretado por Josh Gad.

Al cambiar el cuento original e incluir este simpático y hasta cómico personaje homosexual, Disney se las juega abiertamente por la inclusión del grupo LGTB en una de sus películas más esperadas por todo el mundo, especialmente por los chicos.

Hay varias escenas con este tinte. La más obvia es cuando LeFou canta a Gastón, y en un abrazo, casi que le declara su atracción. Le Fou le pregunta “¿es demasiado verdad?” y Gastón le responde que si. Luego al final, el vestidor mágico, interpretado por Audra McDonald, le dice a LeFou sobre Gastón: “él no es suficientemente bueno para ti”. Para cerrar en la fiesta, el mismo ropero viste de mujer y transforma con maquillaje y todo a tres varones y mientras dos se sorprenden, a uno le gusta (en la sala de cine todas estas escenas provocaron risas) y éste termina bailando con Le Fou.

Mientras Belle (interpretada por Emma Watson) es una joven culta, diferente, valiente, que quiere aventurarse a la vida y es vista como rara en la pequeña y tradicional aldea, la irascible Bestia (Dan Stevens) no produce tanto miedo (excepto cuando ruge), y su corazón es conquistado por la Bella, tal como se vio en los dibujos animados de los noventa. Los personajes están bien formulados y el elenco es de primera línea, junto con los efectos especiales.

Pensamos que los padres deben ejercer criterio en este caso pues definitivamente La Bella y la Bestia marca una nueva ruta que Disney ha decidido seguir respecto a sus películas, con toda la magia, actuaciones y efectos especiales, pero cambiando, en este caso, el legendario cuento animado para incluir un personaje abiertamente homosexual, como lo han dicho con orgullo los actores y el director.

 

About Comunicados

Comunicados