La Familia: Un tesoro en peligro de extinción

De acuerdo a la definición de un diccionario ‘on line’, uno de los significados de la palabra tesoro es: objetos preciosos que se guardan en algún lugar, y cuando hablamos del tesoro del Estado, nos referimos al conjunto de bienes usados para atender a las necesidades de la nación.

Sabemos que al decir peligro hablamos de una circunstancia en la que es posible que suceda algún mal.

Por supuesto extinción denota el cese de algo que ha ido desapareciendo gradualmente.

Al unir los conceptos de estas tres palabras entendemos mejor no solo el significado más profundo, sino las consecuencias caóticas de esta situación con la familia hoy.

Es interesante ver que al entrar las palabras “peligro de extinción” en el buscador, en la primera página aparece una lista de animales como las iguanas en Oaxaca, México, el oso grizzli y los peligros por las sequías, los elefantes de Kenia y el alimoche de Segovia, además de peligros en la fauna cubana y una especie de  gato salvaje japonés; y por ahí le sigue una lista interminable en las páginas siguientes. Esto por supuesto empezó desde hace algunas décadas cuando grupos comenzaron a mostrar gran interés por todo tipo de política que se relacione con la preservación del medio ambiente y especies en peligro de extinción.  Mientras grandes organizaciones muestran un ascenso entre sus miembros quienes comparten la misma misión de preservar el planeta Tierra.

Al mismo, tiempo casi la mitad de los matrimonios en los EEUU y en muchas otras naciones terminan en divorcio, el índice de suicidio entre adolescentes y niños continúa en ascenso rápido, lo mismo que los embarazos entre adolescentes aun con todos los millones de dólares usados en la “llamada educación sexual” para jóvenes.

A excepción de algunos grupos, las voces se levantan y se educa a las nuevas generaciones para salvar el planeta  junto a su flora y fauna, mientras el núcleo y  fundamento que tiene nuestra sociedad, el cual es ese tesoro llamado “la familia” continúa en un acelerado viaje en peligro de extinción.

El precio que estamos pagando por la desaparición gradual de la familia es evidente en todos los sectores.  Tanto en los más afluentes económicamente y los que no tienen mucho en esa área, los académicos y los menos educados, aun entre los que pertenecen a algún tipo de fe, y los que creen que no creen en nada. Es un precio que sentimos fuerte, clara e inequívocamente, tanto a nivel psicológico, emocional, espiritual y financiero y mientras no queremos que desaparezcan las iguanas, los chicos se matan en las escuelas y universidades, cosas nunca antes vistas en el mundo.  Mientras algunos luchan contra el fácil acceso de los muchachos a las armas, se descuida la carencia de amor y la necesidad de aceptación más el dolor por la soledad que millones de niños y adolescentes experimentan diariamente. Por esta pérdida nuestra sociedad ha pagado un precio muy alto y lo seguirá pagando, sino nos unimos a salvar este tesoro necesario para atender a las necesidades primarias de nuestra gran nación, la familia.

Por esta causa, es muy alentador ver publicaciones como este medio, los cuales trabajan dando herramientas para ayudar no solo a la preservación sino también al fortalecimiento de las familias en las diferentes áreas provistas.  Una calurosa bienvenida y muchas felicidades a LA FAMILIA DE BROWARD

*Iglesia la Ciudad de Dios en Coconut Creek

About Pastor Jose Salcedo

Dios llamó al Pastor José a la temprana edad de 15 años y desde ese entonces puso un fuego en él que lo llevó a fundar la iglesia La Ciudad de Dios. Junto con su esposa Vanessa por 22 años, busca apasionadamente el corazón de Dios para establecer el Reino de Dios en la tierra.

One comment

  1. Muy interesante