La movilización de votantes “más grande del mundo” parte mañana a Nueva Orleans

Una caravana terrestre llena de entusiastas venezolanos  por votar, llegará el domingo a Nueva Orleans.  Los dirigentes comunitarios calculan que entre 5.000 y 8.000 venezolanos viajarán desde el sur de Florida, unas 14 horas, hasta el estado de Luisiana, para ejercer su derecho al voto en el exterior.

“El cierre del consulado dejó  a la comunidad venezolana más grande en el exterior sin un centro de votación. En respuesta a eso los venezolanos se organizaron”, aseveró Pedro Mena presidente de la Mesa de la Unidad Democrática, organización opositora al gobierno de Hugo Chávez en Miami, a LFDB.

Pedro Mena.Foto José Carucí

La comunidad venezolana vive tiempos intensos a la víspera que decenas de buses salgan desde el Parque JC Bermúdez en el Doral mañana sábado a la 1pm.

“Esta va a ser la movilización de votantes más grande del mundo”, manifestó por su parte Luis Ramírez, director de estrategias de la empresa GBS Group, que consiguió que sus clientes donaran 10 buses para que las personas viajen gratuitamente. No se sabe si lo es, pero lo que si es seguro es que el entusiasmo ha invadido a la comunidad y personas de todas las edades viajarán a Nueva Orleans.

“Todos creemos que en el ejercicio de la democracia es una obligación votar”, añadió Mena.

A principios de año, el impasse diplomático entre Estados Unidos y el país suramericano terminó con la salida de la Cónsul de Venezuela en Miami, Livia Acosta Noguera y el consiguiente cierre del consulado por parte del gobierno chavista. Por esto quedaron sin lugar para votar en las elecciones presidenciales unos 20.000 venezolanos.  La comunidad de connacionales más grande fuera de Venezuela se encuentra en la ciudad del Doral, en Miami-Dade y en Weston, en el condado de Broward, en el sur de Florida.

Mario Di Giovanni. Foto José Carucí

Es así que desde hace varios meses, no solo organizaciones, ciudadanos y empresas venezolanas, sino también latinoamericanos de todas partes se unieron con donaciones para que la mayor parte de personas pueda viajar a votar en las elecciones este domingo, en el Ernest N. Morial Convention Center.

“Es la primera vez que veo tanto entusiasmo para votar”, expresó por su parte Mario Di Giovanni , joven dirigente del grupo Votodondesea. El grupo es no partidista y apoya la participación electoral de los venezolanos en el exterior.

Di Giovanni  cree que no importa en que situación esté el país de origen “uno tiene el deber de opinar. Muchos hablan pero no toman acción, pero esto es un derecho”.  De acuerdo a él, uno de los diferenciadores en estas elecciones han sido precisamente la participación de los jóvenes.

Los buses de la esperanza

“Hay un ambiente de triunfo, esto ha sido un éxito sin precedentes pues todas las expectativas se han cubierto”, relata Pedro Mena sobre la jornada de lograr que haya transporte para ir a votar.

Empresas como Kendall Toyota, propiedad del argentino Claudio González, donó 10 autobuses para la causa, según informa Mena. “Estamos muy contentos de

Luis Ramírez

la solidaridad de los hermanos latinoamericanos”, agradeció el director.

“Ha habido un esfuerzo mancomunado de muchísimos venezolanos para movilizar buses y fletar aviones”, manifiesta Ramírez, de GBS Group, que hizo posible que viajen entre 450 y 500 personas.

“María Antonietta Díaz, la presidenta de la empresa, viajará en uno de los buses e incluso junto con otras empresas, GBS ha organizado que los venezolanos se congreguen en un lugar (Krazy Korner) donde rifarán Ipads y podrán ver en pantallas gigantes el proceso electoral en Venezuela.

Por su parte, Votodondesea fletó 20 buses y reunió entre más de 60.000 dólares para que el costo del viaje baje a la mitad. Esto sin contar muchas otras organizaciones y personas que viajarán a votar a Venezuela, dejando copados todos los vuelos.

El equipo de Votodondesea. Foto cortesía.

Pero, ¿qué hace que una persona viaje cerca de más de 1.200 kilómetros, durante cerca de 14 horas para votar?

“Se está decidiendo no solo el destino de Venezuela, sino de América Latina”, dice Mena convencido. “Significa la caída del régimen comunista de Cuba, a la que Venezuela le da 150.000 barriles diarios (unos 3.600 millones de dólares al año), porque esta regadera del dinero del petróleo debe terminar, porque por otro lado el venezolano sufre.  Hay que dar paso a una democracia pluralista”, arremetió Mena.

“Porque los venezolanos creemos que es crucial tener un cambio en nuestro país. La única forma es a través del proceso electoral”, respondió Luis Ramírez.

El ejecutivo aseveró que “el gobierno sabe muy bien que un elevadísimo porcentaje del voto en el exterior esta en contra del gobierno pues ellos han salido porque han sufrido la inseguridad, han perdido negocios o han sido perseguidos por un gobierno totalitario”.

Mientras que Di Giovanni expresó: “Esto no es un sacrificio, es un deber, porque no importa donde estés, hay que votar. Que sirva a los venezolanos en el país y que están a pocos kilómetros y miren el esfuerzo que hacen sus compatriotas y salgan a votar para que este esfuerzo no sea en vano”.

 

About Adriana Carrera

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación.