La tarde en que La Familia estuvo en Somerset Prep North Lauderdale

Había llegado finalmente la hora de conocerlos. Eran no más de 15 estudiantes entre los 16 y 18 años de la clase de español de Beatriz Haydar, que asisten a la escuela Charter Somerset Prep North Lauderdale. Un buen número de ellos había llegado de El Salvador, otros de Colombia, Perú, República Dominicana y Puerto Rico. Había más chicas que chicos en la clase de la profesora colombiana, quien nos invitó a hacer hace unos días una presentación a propósito del Mes de la herencia Hispana .

Al llegar me encontré con esta agradable sorpresa. Los alumnos habían hecho un mural con páginas de nuestra revista impresa y tenían mi nombre en un costado. !Qué hermoso detalle!

MURAL WEB VALECon entusiasmo me dispuse a compartir con ellos mis experiencias como inmigrante, editora y fundadora de La Familia de Broward.

Sus ojos brillaban mientras miraban las diapositivas que había preparado.  Leyeron datos como este:

  • SOMOS 54 MILLONES DE LATINOS EN ESTADOS UNIDOS
  • CON UN PODER ADQUISITIVO DE 1.5 BILLONES DE DOLARES
  • 25 MILLONES DE VOTANTES

Como ellos y sus familias, todos vinimos a vivir en Estados Unidos con miras a tener una mejor calidad de vida. Es la esencia de la inmigración ayer, hoy y siempre.

Sin embargo, aproveché para decirles algo que hubiera querido que me enseñen desde la escuela: “No somos un accidente. Todos nacemos con un propósito”. Ciertamente cada uno de ellos lo tiene y se los dije mirándolos fijamente a la cara.

EXPOSICION

Se los dije varias veces, pues estoy completamente convencida de ello. Cada persona es una preciosa oportunidad de cumplir algo que el Creador ha diseñado cuidadosamente. Si todos los niños y jóvenes supieran esto, que están destinados a cumplir un plan extraordinario para su vida, sin importar de dónde vinieron o de su condición social o económica, otro sería el cantar.

Les dije que todos tenemos cualidades y por supuesto les pregunté cuáles eran sus sueños.

“Quiero ser policía”, me dijeron dos de ellos. “Yo quiero ser ortodoncista”, aseveró una joven, mientras otra expresó que quiere estudiar belleza.

Unos pocos no sabían aún qué profesión seguir. Tal vez no pensaron en sus talentos y cualidades, pero más allá de las actividades a las que se dediquen, los motivé a buscar un propósito que tenga que ver con impactar a los demás. Porque pienso que solo este tipo de sueños son los que nos llenan verdaderamente.

Con Beatriz Haydar

Conla educadora Beatriz Haydar

La profesora Haydar habló bien de La Familia y dijo que recientemente había estado buscando recursos para una persona amiga en internet y se había topado con este sitio. Eso es lo que queremos. Por eso creamos este medio.

Muy seguido nos escriben o nos llaman preguntándonos una variedad de asuntos desde empleo, inmigración, recursos anti drogas, dónde llevar a los niños, entre otras necesidades.

 

“Creamos La Familia de Broward para ayudar a los hispanos a tener éxito en este país”, les manifesté. “Estamos cansados de malas noticias”, añadí.

También enfaticé que una sola persona puede hacer un cambio positivo. Les di dos ejemplos, Abraham Lincoln y Martin Luther King Jr.  También les conté la historia de Myles Munroe, el ministro cristiano de las Bahamas a quien de niño una maestra le dijo que era “estúpido”, que todos los negros lo eran y cómo su abuela cuando él se lo contó entre lágrimas le mostró la Biblia y le dijo quién realmente decía Dios que era.  Muroe, a pesar de ser uno de once hermanos que vivieron en la absoluta pobreza, publicó 70 libros de liderazgo durante su vida y llegó a ser consejero de mandatarios y presidentes. Munroe murió este año en un accidente aéreo, pero, como les dije a esta clase especial “murió vacío”. Es decir, dio todo lo que tenía para dar mientras estuvo en la tierra.

“El éxito no viene solo por existir, sino por cumplir tu propósito en la vida”. Myles Munroe

El grupo de chicas.

El grupo de chicas.

A continuación pretendimos que ellos eran periodistas y estábamos en una rueda de prensa en la que tenían que hacerme preguntas. Como periodista, estar del otro lado fue una experiencia muy divertida.  Beatriz Haydar había puesto preguntas en la pared pero los jóvenes no utilizaron ninguna.

¿Cómo podemos influenciar si aun no votamos? ¿Por qué le puso La Familia a su revista? ¿Cómo se elabora su revista? ¿Puede comer de ella? ¿Por qué vino a este país? ¿Ha viajado por su profesión? ¿Ha entrevistado a personajes famosos?

Casi todos preguntaron y con cada pregunta, pensaba lo inteligentes que eran y todo lo que tienen para dar. Les conté los momentos más difíciles que me ha tocado vivir como comunicadora, y también los más glamorosos.  De cómo mi profesión me había enseñado que las personas más valiosas a veces eran las más humildes, como el premio Nobel de química al que entrevisté una vez.

Me volqué en ellos e incluso logré que algunos me cuenten lo dura que había sido su vida antes de llegar aquí.

Poder motivarlos a que lleguen a ser todo lo que pueden ser, a que sepan que son ellos la generación que puede hacer un impacto en este país ha sido una de los momentos más gratificantes que haya vivido recientemente como profesional.

No quiero perderlos de vista y le agradezco a Beatriz y a la directora McGee Donyale el honor de haberlos podido conocer. !Exitos chicos, lo mejor está por venir!

CHARLA EN SOMERSET

 

Para ver la galería de fotos en Facebook haga clic aquí.

 

About editor

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación. Puede escribirle a adriana@lafamiliadebroward.com