Lograr que los jóvenes se laven las manos es un reto

Washington, D.C. (ConCienciaNews) – Una lección difícil de enseñar para los profesores e instituciones educativas en esta época, es asegurarse que los estudiantes se laven las manos constantemente para impedir la transmisión de enfermedades como la gripe H1N1.

Profesores de la Universidad de Kansas y de Carolina del Norte identificaron que una gran mayoría de  jóvenes no se lava las manos aunque se les recomiende que lo hagan, según un estudio publicado por la revista Journal of Environmental Health.

“Muchos estudiantes dicen que constantemente se lavan las manos”, dijo Douglas Powell, profesor de protección de alimentos de la Universidad de Kansas. “Pero inclusive en situación de epidemias, muchas simplemente no lo hacen”.

El estudio analizó el saneamiento de manos de los jóvenes en temporada de brote. Al parecer no hubo un saneamiento adecuado en la Universidad de Guelph, en Canadá, donde hubo 340 estudiantes enfermos.

“Normalmente las personas se llevan las manos a la boca y a la nariz inconscientemente, y muchas veces después de haber tocado objetos o personas que están infectadas por algún tipo de virus. Es ahí cuando comienza la posibilidad de una enfermedad. Por eso, la importancia de estar continuamente lavándose las manos”, dijo el médico colombiano Jesús Cardona.

Al realizarse el estudio en las universidades había anuncios que alertaban a los estudiantes a lavarse las manos y que fueron colocados en las puertas de los baños, las cafeterías u otros lugares donde había una mayor contaminación. Pero los investigadores notaron que durante esta temporada de brote, los estudiantes solo se lavaban las manos en un 17 por ciento del tiempo.

Lo particular ocurrió cuando se les preguntó a los estudiantes sobre sus cuidados de higiene para prevenir el brote, y 83 de cada 100 aseguraron que siempre mantuvieron la higiene de manos. Sin embargo, se estima que menos de la mitad de sus compañeros hacían lo mismo.

En los mensajes se les recomendó a los jóvenes lavarse las manos con abundante agua, jabón y luego secarse las manos con toallas de papel. Pero aparentemente eso no fue suficiente, y los profesores sugieren otras tácticas de comunicación para hacer llevar el mensaje.

“Decirle a la gente que se lave las manos en carteles no es suficiente”, dijo Ben Chapman, investigador y profesor. “El personal de la salud necesita ser más creativo en la manera cómo comunica el mensaje”, aseguró.

Entre los inconvenientes que presentaron los jóvenes a la hora de lavarse las manos fue que el jabón que normalmente se usa en los lugares públicos irrita y reseca la piel; el 90 por ciento de los jóvenes dijo que a veces no hay jabón o toallas en los baños; otros reconocieron ser perezosos a la hora de lavarse las manos.

Según Powell, es necesario llegar a los jóvenes de manera más moderna y acorde con sus necesidades y sistemas de comunicación, como las redes sociales, Facebook, My Space, y los mensajes de texto. “Esto quizás aumente las posibilidades de que los jóvenes se laven las manos y así prevenir que muchos se enfermen”, concluyó.

Para acceder recursos de salud en su comunidad, llame a la línea de ayuda de Acceso Hispano al 1-800-473-3003.

About editor

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación. Puede escribirle a adriana@lafamiliadebroward.com