Marihuana: No a modificar la constitución

Médicos, policías y empresarios en contra de la enmienda 2

Redacción LFDB *

Foto tomada del sitio http://voteno2.org/

Foto tomada del sitio http://voteno2.org/

Este medio examinó los pro y contra de la enmienda constitucional titulada: “Uso de marihuana para algunas enfermedades” y recomendamos votar NO.

Una de las razones es que en principio, en el estado ya existe la ley SB 1030 o “Acta para administrar compasivamente marihuana medicinal de 2014” (Compassionate Medical Cannabis Act of 2014). Esta legislación, parte del movimiento para legalizar marihuana medicinal “Charlotte’s Web”, entrará en vigencia en 2017 y permitirá, entre otras regulaciones, que médicos prescriban a pacientes con cáncer o epilepsia (condiciones que producen convulsiones o espasmos severos) una clase de marihuana baja en tetrahydrocannabinol (o THC, la sustancia que causa adicción) y alta en cannabidiol o CBD.

Estamos de acuerdo con la coalición VoteNO2.org que piensa que una enmienda a la constitución ya no se podría revertir y  este tema necesita mucho más estudio y detenida examinación, incluso por parte de quienes están de acuerdo con la marihuana medicinal, para evitar consecuencias involuntarias como incrementar el consumo de marihuana entre jóvenes.

Estos detalles en el lenguaje contemplado en la enmienda son preocupantes:

1.- “Enfermedad debilitante”.- “Significa cáncer, glaucoma, estado positivo del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), hepatitis C, esclerosis lateral amiotrófica (ELA), enfermedad de Crohn, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple U OTRAS ENFERMEDADES para las cuales, a criterio del médico, los beneficios del uso médico de la marihuana probablemente serían superiores a los riesgos potenciales para la salud de un paciente”.

Al poner “otras enfermedades”, queda abierto el tema a cualquier dolencia y, como ha sucedido en el pasado, puede haber abusos, sobre todo en un estado foco para el fraude en el sector de salud.

Como explica Javier Correoso, portavoz de la coalición VoteNO2.org: “al no especificarse el tipo de enfermedad, se podría acceder a la marihuana por tan solo por un dolor de espalda, de rodilla, no poder dormir o estrés”.

“También me da miedo (la aprobación) pues lo que va a pasar es que va a haber médicos sin licencias reales, recomendando este tipo de droga”, añade, recordando el famoso fraude de las llamadas “pill mills”, donde solo una clínica prescribió falsamente dos millones de pastillas oxycodone para el dolor.

2.- “Cuidador personal”. “Significa una persona de por lo menos veintiún (21) años de edad que ha aceptado asistir a un paciente calificado en el uso médico de marihuana y tiene una tarjeta de identificación de cuidador emitida por el Departamento”.

“Normalmente, la palabra “cuidador” significa alguien que tiene experiencia y es licenciado médico o tiene una relación con el  paciente, conociendo su pasado médico”, expresó Correoso. “Esto no es el caso con la enmienda 2 que define un “cuidador” solamente como un individuo mayor de 21 años de edad.  Legalmente le da autoridad y protección constitucional a cualquier persona, incluyendo traficantes de drogas, a la venta y distribución de la marihuana”, admitió.

People United for Medical Marijuana, la coalición que impulsa la enmienda, ha rebatido esto diciendo que de ser aprobada, van a velar para que las regulaciones establezcan que ningún ex convicto tenga acceso a administrar la marihuana medicinal.

Voces en contra

Si bien votantes bienintencionados y compasivos (sobre todo jóvenes) quieren que se apruebe la enmienda 2, por otro lado doctores, representantes de la ley (Sheriffs de Florida), políticos y empresarios se han pronunciado en contra.

“Como asociación que representa más de 20,000 médicos en la Florida, nos hemos juntado  a rechazar una enmienda que no tiene las propias regulaciones en lugar, aprueba un método peligroso de entrega  de drogas, y pone una sustancia que tiene la posibilidad de ser abusada en las manos de los residentes de la Florida. Las consecuencias involuntarias de la enmienda 2 son tan suficientes, que creemos que esta enmienda le traerá a los residentes un riesgo a su salud pública,” dijo Alan B. Pillersdorf, M.D., Presidente de la Asociación de Médicos de la Florida.

“Hay problemas legales fundamentales con la enmienda 2,”dijo Susan Kelsey, abogada constitucional, en un comunicado de prensa. “La enmienda generará demandas involucrando a pacientes lesionados, sus familias,  y otras personas afectadas por alguien usando o fumando marihuana. No le ofrece protección legales a estas personas lesionadas en contra de médicos, cuidadores, clínicas, o de empresas asociadas con alguien involucrado en el proceso, incluyendo casos en los cuales un individual actúe de forma negligente”, añadió.

De acuerdo a Javier Correoso, la coalición tiene el apoyo bipartidista de políticos de posturas tan diferentes como Debbie Wasserman, congresista demócrata y Jeb Bush, republicano ex gobernador de Florida, así como de corporaciones como Publix.

Gretchen Rovira, terapista de drogas y alcohol expresa: “es importante que la gente entienda que la marihuana tiene varios componentes, entre ellos: el THC y el Cannabinol (CBN). El THC es el que crea la adicción o dependencia. La marihuana medicinal, es alta en Cannabinol (CBN). A los niños con epilepsia por ejemplo, no se les crea una adicción a la marihuana”.

Mientras la oposición insiste en que la enmienda es “una legalización de facto” de la marihuana.

Rovira hace la diferencia entre el aprobar la marihuana medicinal y la recreacional: “Si se hiciera legal comprar pequeñas cantidades de marihuana, como lo están haciendo estados como Colorado y Washington DC. sería diferente porque en mi experiencia profesional he visto mayormente jóvenes de 18 a 24 años con dependencia o adicción a la marihuana y son jóvenes que muchas veces pierden el contacto con la realidad, presentan psicosis y el síndrome admotivacional, lo que representa un grupo que no quiere trabajar ni estudiar, entre otros síntomas”.

La Administración de Medicinas y Alimentos (FDA, en inglés) ha declinado aprobar la marihuana para cualquier enfermedad o condición. Al contrario, ha dicho: “actualmente hay pruebas sólidas de que la marihuana es perjudicial. Mientras que el Instituto de Medicina (IOM) encontró algún valor potencial terapéutico en la marihuana medicinal para controlar náuseas, vómitos y estimular el apetito, pero los resultados son modestos, y en la mayoría de los casos “existen medicamentos más efectivos”.

Un reporte de prensa afirma que Mike Dillon, ex oficial encubierto de narcóticos del Departamento del Sheriff del Condado de Mesa, dijo que la aprobación de la marihuana medicinal en Colorado hizo fácilmente disponibles para los estudiantes de secundaria y preparatoria, quienes la obtuvieron de sus padres para uso recreativo o a través de alguien que estaba autorizada a recibirlo como paciente. “En Colorado se ha duplicado el consumo de marihuana”, explica Javier Correoso.

Para Javier Correoso, el enmendar la constitución del estado para algo así “es una falta de respeto”. “La constitución es un documento sagrado, no se debe estar usando para un tipo de droga. Que hagan los cambios por medio de sus oficiales electos”, finalizó.

Fuentes:

http://election.dos.state.fl.us/constitutional-amendments/pdf/2014-Constitutional-Amendments-Spanish-7.21.2014-booklet.pdf

http://ballotpedia.org/Florida_Right_to_Medical_Marijuana_Initiative,_Amendment_2_(2014)

 

*(Este artículo apareció en nuestra revista impresa en 2014. Este medio confirma esta posición.)

About Comunicados

Comunicados