Mi marido quiere camioneta nueva

Pregunta:

Andrés

Me siento desesperada, mi esposo tiene pésimo crédito y con el dinero de los taxes quiere comprar una camioneta nueva y tener otra deuda más cuando ya, de por sí, no nos alcanza de mes a mes. No sé cómo convencerlo de no gastar esos $3,000 dólares en el enganche para la camioneta, ayúdame.

Claudia – Sarasota, FL

Teacher and parent in classroom

Respuesta: 

Hola Claudia,

Me encantaría decirte que los hombres tenemos unos botones en la planta del pie y que es tan sencillo como abrir una tapita y desactivar el botón de niño inmaduro, lo que automáticamente pone a funcionar el botón de hombre responsable y maduro. ¿Te imaginas que lindo sería? Lo mismo pasa con las mujeres, cuando nadie cambia su programación y dejan activado el botón de princesa chiflada, creen que pueden comprar todo lo que quieran y cuando quieran, y pagar con la varita mágica del hada madrina. Tu marido está haciendo lo que todo mundo hace y dice: “en este país es normal tener pagos de carros, así que cambia tu vehículo cada dos a cuatro años”. Y para justificarlo agregan: “aparte, hasta crédito vas a construir porque el crédito es muy importante”.  Que todo mundo lo haga no significa que está bien porque las pruebas están en que, la mayoría de la gente, vive de mes a mes; y peor aún, una de cada dos personas en los Estados Unidos no tienen ni mil dólares ahorrados. Solo con eso, se nos debería sacudir el tapete lo suficiente como para correr, completamente, en contra de lo que hace y dice la mayoría.

Va a ser difícil cambiarle la programación a tu esposo porque ya le entró la fiebre por una camioneta nueva y, como niño malcriado, los berrinches no van a parar hasta que la tenga.  Para este momento, él ya sabe qué camioneta quiere, el color, el tipo de interior… es más ya se ve manejándola y hasta la ve estacionada en la casa. En su mente, tú eres la mala porque no quieres que se compre “lo que él se merece”.

Este es el plan: dile que quieres platicar con él, (pero tú necesitas llegar con un corazón que no lo va a juzgar ni a amenazar. En el momento que él se sienta atacado, levantará su guardia y no podrás entrar por un buen tiempo). Dile que te da tristeza que trabajen tan duro para estar en esta situación. Dile que sueñas con tener una situación financiera estable, no necesariamente ser ricos, pero sí tener paz y disfrutar de tu hogar; así como lo soñaban cuando se casaron, cuando conversaban por largas horas y podían comer pan con queso y disfrutarlo solo porque estaban juntos y era lo único que importaba. Dile que ahorita te sientes ahogada porque no les alcanza ni para llegar a fin de mes y te has dado cuenta que eso impacta el estado de ánimo de los dos y los puede distanciar.  Invítalo a soñar con lo que podrían hacer si las cosas fueran diferentes. (En todo este tiempo tú no hablas de la camioneta). Lo ideal sería que él mismo llegara a la conclusión de que la camioneta será como el clavo que cierre el ataúd de sus sueños, la espada que matará su paz.  Sin que menciones la camioneta ni él se sienta manipulado, él debe verla como un vehículo que asesinará el futuro de su familia.

Debes estar consciente de que lo que él en realidad busca no es una camioneta, lo que él realmente quiere es sentirse reconocido, respetado y todo un ganador (solo que él no lo sabe y tú no se lo digas. Recuerda, eres su esposa no su psicólogo).  Después de unos meses, la camioneta no va a satisfacer esa necesitad, pero sí, con toda seguridad, aumentará la frustración que ahora quiere ahogar.  Si le pides sabiduría a Dios para que te indique qué decir y lo manejas con mucha calma, con un corazón honestamente preocupado por el futuro de tu matrimonio y tu familia y con la certeza de que el hombre que escogiste tiene todo lo que se necesita para llevarles a un futuro mejor (aunque él todavía no lo estrene), ese puede ser el inicio de que él quiera algo mejor para su vida en vez de la satisfacción temporal que trae un vehículo nuevo que, además, viene totalmente equipado con el tremendo dolor menstrual; perdón, quise decir: dolor del pago mensual.

El siguiente paso es seguir aprendiendo juntos sobre este tema de finanzas personales para seguir cambiando la programación financiera.  La meta es pasar de ser personas que nunca tienen dinero a personas con estabilidad y un buen futuro económico, lo que yo llamo: Paz Financiera.

Andrés

About Andrés Gutierrez

Andrés da asesoramiento financiero a la comunidad hispana como anfitrión de su programa de radio, El Show de Andrés Gutiérrez Twitter @elshowdeandres.