Miami Heat: Una aguerrida victoria

Por Iván Manzo

La de este año ha sido una serie entre dos gigantes de la NBA, los San Antonio Spurs y Miami Heat. Liderados por dos grandes coaches como son Gregg Popovich (Spurs)  Eric Spoesltra (Miami). Ellos, junto con sus equipos que reunen a veteranos y jóvenes atletas, hicieron una de las mejores finales en la historia del campeonato. El talento de Miami Heat con su estrella principal, LeBron James junto con Duane Wade y Chris Bosh, desataron una furia en la defensa y ejecutaron las estrategias de Spoesltra de atacar el aro. Cuando se cerraban esas avenidas, lanzaban sus pases hacia las esquinas y encontraban a Shaun Battier o Ray Allen.

El equipo de los Spurs entregó todo su corazón y luchó cada segundo del último partido (el #7). El esquema de Popovich fue ir hacia el centro con Tim Duncan, atacar el aro o las entradas del dominio de Parker con su habilidad para manejar el balón y ser escurridizo a las marcas para poder encestar.

Al final LeBron James tomó control y encestó los puntos más importantes. Por su parte la defensa de los Heat intensificó sus esfuerzos para impedir que los tiradores como Ginobli, Green y Leonard se sientan acosados y pierdan el balance en sus tiros.

Se trata de una victoria de mucho esfuerzo físico y mental que comenzó desde la pretemporada hasta ahora con una organización que trabaja en equipo. Las dos organizaciones estás bien estructuradas pero hubo un ganador, que fueron los fans de la NBA, especialmente los de los Miami Heat, que se llevan por segundo año consecutivo la copa.

Foto: Miami Herald

About Comunicados

Comunicados