Mientras la crisis europea sigue, América Latina crece a un 3.7%

El Instituto Internacional de Finanzas (IIF, por sus siglas en inglés) publicó su informe sobre la región. Entre los puntos más destacados está el hecho que la zona es cada día más inmune a los problemas económicos globales. Los analistas del IIF atribuyen ese fenómeno a las políticas fiscales fuertes de los países latinoamericanos ante la debilidad económica en Europa y Estados Unidos.

Aún así, América Latina está en medio de un llamado “soft patch” (periodo de debilidad) debido a las tormentas globales. Sin embargo la crisis europea si disminuyó las exportaciones.
El instituto prevé un crecimiento de 3.7% para el resto de 2012 (el año pasado fue de 4.0%) pero se espera que la región siga fortaleciéndose hasta llegar a un 4.5% en 2012, una vez que la economía global se estabilice y se flexibilicen las medidas monetarias.
“Es importante que la región haga reformas orientadas a la productividad”, dice el reporte. Por otro lado, la creciente dependencia de China en el comercio exterior latinoamericano hace vulnerable a la región a los ciclos que el país asiático pueda tener. Establecer defensas en caso de pérdidas del comercio con China es vital, indican los expertos.
De acuerdo al reporte Perú sigue siendo el país con mayor crecimiento, con un 5.4%, seguido por Colombia con un 4.7% y Venezuela 4.4%, aunque el estudio proyecta un 1.0% de crecimiento en 2013 para este último país (ver tabla abajo).

¿Por qué no ha afectado la crisis europea?

De acuerdo al reporte, el impacto directo del debilitamiento del crecimiento europeo en el comercio exterior no ha sido tan significativo, ya que Europa representa solo el 16% de las exportaciones de la región. En segundo lugar, los términos de las pérdidas comerciales han sido moderados, ayudando a preservar la confianza. En tercer lugar, el contagio del desapalancamiento de los bancos europeos ha sido limitado por la solidez de los fondos de los sistemas bancarios locales. En cuarto lugar, las reservas sustanciales de divisas han servido como un amortiguador de gran alcance contra el endurecimiento de las condiciones de financiamiento externo y han limitado las presiones de liquidez en dólares.

Por otro lado, la respuesta política a la crisis global ha tenido dos componentes principales: una mayor dependencia en la depreciación de la moneda local como un amortiguador y la flexibilización monetaria para apoyar la demanda interna. La estrategia de intervención cambiaria ha sido un poco asimétrica en los últimos meses. Esta asimetría es probable que persista en el 2012. Brasil y Colombia ya han reanudado las compras de moneda extranjera en medio de un resurgimiento de las entradas de capital.

Diferentes dinámicas de inflación, las prioridades políticas y las evaluaciones sobre la profundidad y duración de la recesión mundial han dado lugar a diferentes caminos para la política monetaria. Algunos países ya han recortado los tipos de interés con el fin de apoyar el crecimiento (Brasil y Chile), mientras que en otros la política monetaria se mantiene en espera (México y Perú) o se ha endurecido para controlar la inflación.

 

PIB (Producto Interno Bruto) Por País

Año                                        2012               2013

Perú                                        5.4                   6.5
Colombia                              4.7                   5.0
Venezuela                             4.4                   1.0
Chile                                       4.0                   5.0
Uruguay                                4.0                   4.5
México                                  3.6                   4.0
Ecuador                                3.5                   3.5
Argentina                             3.5                   3.0
Brasil                                     3.4                   5.2

Fuente: IIF

About Comunicados

Comunicados