No permitas que la redes sociales te vuelvan una persona antisocial

Foto: mensajerodelapalabra.com

Este es el consejo que nos da la Dra Amor en su nuevo libro “Al rescate de tu comunicación en pareja” Borra tu pasado y reconstruye tu relación más importante; texto que ya se encuentra disponible a la venta en Amazon.

A continuación te presentamos un extracto del capítulo 18:

¿Quién no ha visto alguna vez a una pareja cenando –en lo que se supone debiera ser una cita romántica- y ambos se encuentran sumergidos en su celular, ensimismados en el mundo cibernético y descuidando su relación flagrantemente?

Hace poco  la revista Cyber Psychology and Behaviour Journal publicó un estudio en el que mostraba cómo Facebook había sido causante de 28 millones de rupturas amorosas en el mundoPor su parte, la Asociación Norteamericana de Abogados Matrimoniales informó que el 20% de los divorcios en Estados Unidos fueron provocados por el mal uso de esa red social en el año 2011.

La aparición  del fenómeno social llamado ONLINE DATING –al que he dedicado 2 de mis libros anteriores: “Secretos para encontrar pareja en Internet” y “Mucho amor con harto palo” ha contribuido también  al incremento de las rupturas  de pareja.

La posibilidad de conseguir un nuevo amor en el plazo promedio de 6 meses –que es la promesa deMatch.com, el Online Dating site líder en el mundo- ha provocado que la tolerancia a los problemas de pareja disminuya. Le resulta más sencillo a la gente cortar y empezar una nueva relación que intentar solucionar las rencillas que van apareciendo según va madurando su relación actual. Los cibernautas están buscando aventura, adrenalina, deslumbramiento, fascinación (y sexo fácil, por supuesto) y la red de redes les ofrece eso y mucho más, en desmedro de relaciones amorosas reales y duraderas.

 En cuanto a las parejas que están en medio de una relación aparentemente estable, las redes sociales les permiten mantener un mayor control sobre cómo se relaciona su ser amado con las demás personas del sexo opuesto y eso hace que se despierten los miedos e inseguridades. Uno puede estar pendiente de a qué hora se ha conectado en el Whatssapp, a qué le ha dado me gusta en Facebook, qué fotos publica en Instagram e incluso, hacer “investigaciones” sobre quiénes son los amigos que tiene o a quién le manda mensajes, etc.

 Esto implica que muchas de las relaciones de pareja actuales tienen como ingredientes la desconfianza, el miedo y la inseguridad basados en una obsesión por el uso del Internet y las redes sociales.

Muise, et al. (2011), contrastó el tiempo que las personas invierten en el uso de redes sociales, Facebook en este caso, con los celos que presentan estos sujetos. Resultó que los celos que presentan las personas tienen una correlación positiva con el abuso de dicha  red social. El 19.1% convino que el internet hace posible que se obtenga información sobre con quién, cómo y cuándo se relaciona una persona con otra, lo que facilita el sentir celos y dudar sobre la fidelidad de la pareja. 16.2% menciona que el mantenerse en contacto con personas con las que se tuvo relaciones de pareja en el pasado aumenta los celos.

Otro inconveniente del predominio de las redes sociales e Internet en la vida de la pareja actual es la facilidad para romper la relación sin tener que dar la cara.

 Se ha vuelto una moda terminar con la pareja de turno por mensaje de texto  o Whatsapp y rápidamente cambiar el status  en Facebook para que todo el mundo se entere del quiebre de la relación. Inclusive hay gente que elige ventilar sus problemas amorosos en las redes sociales, por lo que Facebook creó la opción “It’s complicated”(Es Complicado) para aquellos que desean calificar el estado de su relación y hacerlo público.

A continuación les presento algunas  pautas a seguir para llevar la fiesta en paz con la pareja…y con las redes sociales:

No mires tu celular constantemente mientras estás con tu pareja, cenando o desarrollando alguna actividad juntos. Mas bien, esconde tu celular y pon el volumen en OFF para que nada los interrumpa. De esta forma le demostrarás que ese momento compartido y la comunicación cara a cara son más importantes para ti que lo que pueda estar pasando en una de tus redes sociales. Es cuestión de priorizar, de evitar distracciones y de demostrar respeto al otro.

-Medita y decide si es conveniente publicar mensajes negativos sobre tu relación en la red.Luego te puedes arrepentir, cuando todo marche bien, por haber dejado esa mala imagen o haber comentado cosas sobre tu ser amado que terminaron siendo falsas. Recuerda que “los trapos sucios se lavan en casa”.

Ten cuidado con lo que haces cuando no estás con tu pareja, sobre todo si se toman fotos de esas actividades. Tu ser amado se puede enterar y no gustarle. Respeta tu estatus de persona comprometida en una relación estable comportándote como una, aunque nadie te vea.

-Se juicioso(a) a la hora de aceptar amistades y piensa dos veces si vale la pena aceptar a alguna expareja, sobre todo si la actual ha manifestado que no le agradaría. Se necesita mucha madurez emocional para optar por mantener un vínculo de este tipo y no correr el riesgo de reeditar el romance. Y la pareja tiene que ser sumamente madura, segura y confiada para no experimentar ninguna duda con respecto a esa amistad.

-Si estás en un relación o casado(a), hazlo saber– No es beneficioso para la relación que los demás piensen que te encuentras soltero(a) si la realidad es otra. Lo ideal es poner una foto con el cónyuge como foto principal en Facebook. Algunas parejas llegan al extremo de tener un Facebook común, como matrimonio, para evitar que el otro desconozca lo que sucede en esa red social con su vida personal.

-Se vale bloquear o borrar a algún usuario – Algunas personas nunca depuran su lista de amistades, pero es totalmente válido y recomendable hacerlo de vez en cuando. “Dime con quién andas y te diré quién eres”. No se trata solamente de cuidar tu imagen sino de, sobre todo y ante todo, cuidar tu relación.

-Se vale  compartir la clave secreta de acceso a las redes sociales, si ambos están de acuerdo en ello y si esto va a traer más paz y armonía a la relación. “El que no la debe, no la teme”, dice el sabio refrán.

– Lo más importante será siempre conversar sobre este tema de manera abierta  y sincera para negociar y llegar a un saludable acuerdo sobre la forma en que ambos van a usar las redes sociales en presencia y en ausencia del otro

 

About María José Martínez

María José Martínez
Periodista y bloguera con más de diez de experiencia en diversos medios de comunicación en Venezuela. Actualmente, resido en Miami donde doy cobertura a la situación de los venezolanos en Estados Unidos.