Padre alcohólico, hijo con problemas

Por Cecilia  Alegría, La Dra. Amor *

El alcoholismo es un flagelo social, una enfermedad crónica que destruye no solamente a quien la padece, sino también a su cónyuge y sobre todo a sus hijos.

Es también una enfermedad espiritual, porque el egoísmo del alcohólico le impide tomar conciencia del inmenso daño que le produce a su propia familia.
El niño de padre alcohólico vive en un estado de ansiedad e inestabilidad permanentes. El menor puede sentir rabia ante la conducta de bebedor de su padre pero también un sentimiento similar hacia la madre por no impedirlo y no ser capaz de protegerlo.

lonely manEl hijo de padre alcohólico experimenta soledad y desamparo. A esto se suman las dificultades muy serias en la escuela, conducta antisocial de agresividad o violencia (incluso actos delictivos), quejas muy frecuentes de dificultades físicas, como dolores de cabeza o de estómago, menores que inician situaciones de abuso de alcohol o de drogas, y en algunos casos ideas o amenazas de suicidio y conductas de tipo depresivo.

El alcoholismo y la adicción a otras drogas tienden a extenderse al resto de la familia. Los hijos de padres adictos están en más en riesgo de adquirir conductas de alcoholismo o adicción que otros niños. Las familias afectadas por alcoholismo tienen mayores niveles de conflicto que las familias no alcohólicas.

A pesar de estos efectos nocivos, no todo está perdido. Los niños de padres adictos pueden beneficiarse mucho de los esfuerzos de los miembros no adictos de la familia y de otros adultos por ayudarlos. Si el padre de tus hijos es alcohólico, no puedes ni debes seguir siendo cómplice de su auto-destrucción y la destrucción de tu familia.

!Haz algo ya! Ora por tu marido y busca consejo en tu iglesia o entre tus amistades cristianas de mayor elevación espiritual, como una consejera bíblica, por ejemplo. Ve a las reuniones Al-Anon, una organización para aquellos que no toman pero que se ven afectados por personas que lo hacen. Pídele consejo a los miembros sobre cómo lidiar con ciertas situaciones. Aprende sobre recursos como consejería para parejas y para el alcohólico individual.

Pídele a tu marido que deje la bebida. Dile cuánto lo amas y cuán preocupada estás por su bienestar. Dile cómo te sientes realmente acerca de su enfermedad. La mayoría de las esposas de los alcohólicos no le dicen a sus maridos estas cosas. Y pídele que se acerque a Alcóholicos Anónimos a reconocer su situación… y que vaya a la iglesia, contigo, en búsqueda de orientación espiritual.

 

*Puede encontrar más información en: www.ladoctoraamor.com

About Comunicados

Comunicados