Racionamientos en Venezuela: crónica de un colapso anunciado

Ministro Ali Rodríguez, cortesía Ministerio de Energía Eléctrica

Uno de los diez primeros productores de petróleo en el mundo afronta una severa crisis de generación y distribución eléctrica. El gobierno asegura que es “derroche de luz” mientras que sus antagonistas atribuyen la situación a incapacidad gerencial.

Hasta hace unos años, era impensable que en Venezuela, una de las naciones con más reservas de petróleo y de recursos energéticos naturales del hemisferio, se estuviera instaurando el racionamiento eléctrico.

En la actualidad, en esa nación suramericana presenta, por segundo año consecutivo, una crisis de generación y de distribución de electricidad, producto de, según el Gobierno Hugo Chávez, por fenómenos climáticos, el crecimiento exponencial de la población en los últimos doce años y el patrón de consumo del venezolano, cuya tendencia es al derroche y al dispendio.

Los antagonistas al gobierno han denunciado la ausencia de inversiones sostenidas en el sector eléctrico, la falta de experticia de la gerencia media y alta de las empresas que manejan al sector y a la falta de planificación, entre otros factores.

 Pero uno de los motivos principales de la volatilidad actual radica en el desfase en la construcción de proyectos de generación eléctrica y nuevas líneas de transmisión en Venezuela. La última obra de envergadura en este segmento fue inaugurada en 1998, un año antes de la llegada de Chávez al poder, en los Andes venezolanos.

Disturbios

Al cierre de esta edición de LFDB, en Venezuela se reportaron fuertes apagones en los estados Zulia (occidente), Anzoátegui, Nueva Esparta (Oriente), Bolívar (Sur), Falcón (nor occidente), entre otros. Incluso, al oriente se registraron protestas y disturbios callejeros luego de que poblaciones enteras estuvieran hasta casi cuarenta horas sin el servicio eléctrico.

Ing. Nelson Hernández

Para el ingeniero Nelson Hernández Master en Ingeniería de Gas y Energía, el tema de la inversión es la clave. En conversación con LFDB, señala que para intentar reconstruir y potenciar el parque industrial eléctrico de Venezuela, “es necesario invertir, por lo menos, 14 mil millones de dólares. De esta cantidad, 58.9 % corresponden a generación térmica (química) 14.9 % a Hidroelectricidad y 26.2 % asociados a la recuperación de unidades que hoy están operativas”.

El también docente universitario, egresado del Institute Of Gas Technology, de Estados Unidos, considera que “lo que realmente acontece es algo complejo estamos dejando de producir hidrocarburos y electricidad lo cual nos conduce a una inevitablemente a una crisis energética sin precedentes”.

– ¿En cuánto tiempo se podría resolver o estabilizar la operatividad del sector eléctrico de Venezuela?

– La crisis energética no puede ser resuelta en menos de 4 años. Todo por razón de tiempo, aún teniendo en la mano los recursos financieros necesarios. Trabajar en nueva infraestructura y en la construcción de plantas, líneas de transmisión, distribución, aumento de la producción de gas y petróleo tarda entre 3 y 4 años. Lo que hemos visto es una serie de medidas paliativas, de reparación de plantas pequeñas y de evadir responsabilidades al momento de generarse los apagones que en nada tienen que ver con el presunto consumo extra de luz. La población ha crecido en seis millones de habitantes en los últimos doce años, ahora somos casi 30 millones de venezolanos y el sistema eléctrico es el mismo que se levantó y progresó con los años de Democracia entre 1959 y 1999.

-¿Qué se proyecta para los próximos meses en el país con el racionamiento? Caracas, en donde viven casi seis millones de personas y en donde los cortes de luz han sido intermitentes…

La única vía que le queda al régimen de Chávez es profundizar el racionamiento, ya que la infraestructura de generación térmica no está lista pese a que la Asamblea Nacional (Congreso) de Venezuela aprobó en 2010 una gran cantidad de recursos dirigidos al sistema eléctrico. Ningún funcionario del Gobierno ha explicado qué pasó con este dinero y porqué no se iniciaron las obras previstas. No hay excusas cuando el precio del barril de petróleo, nuestra principal fuente de ingresos, está sobre los 100 dólares.

Fotos cortesía de Rafael Rangel

Finalizó su reflexión el ingeniero Hernández al asegurar que, “los funcionarios que maneja al sistema eléctrico de Venezuela son los mismos de hace un año cuando estalló la crisis de apagones constantes. El gobierno no cuenta con tantos recursos como para invertir en sector a brevísimo plazo, por lo cual el colapso puede estar muy cerca”.

No descartó un estallido social de grandes magnitudes por la ausencia de un servicio básico como el de la energía eléctrica. “Esto es un contrasentido en un país cuyas reservas de petróleo son extraordinarias y cuyo potencial de generación de electricidad es inmenso si se trabaja con responsabilidad”, dijo Hernández.

About Adriana Carrera

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación.

2 comments

  1. Es realmente triste ver como un país se hunde en la negligencia de unos gobernantes. Las consecuencias las paga el pueblo. Tenemos la esperanza de que pronto veremos la luz.

  2. Lamentablemente los venezolanos hemos tenido que pagar las consecuencias de un gobierno que no ha invertido en el sector eléctrico ni en muchas otras áreas importantes para el pueblo.