Sheriff de Broward impulsa iniciativa anti acoso en las escuelas

Cuando asistía a la escuela intermedia Forest Glen, en Coral Springs, Florida, Francisco G. (nombre ficticio para proteger su identidad) fue atacado por compañeros de clase a la salida, cuando regresaba a su casa en bicicleta.  “Eran afroamericanos, lo golpearon y le robaron su bicicleta…se quedó traumatizado, no quiso regresar”, relata su madre, una ecuatoriana soltera indocumentada que emigró con sus dos hijos hace más de 10 años desde Quito.

Aunque Francisco es ya un joven, esa experiencia lo marcó para siempre.  Desgraciadamente, algunos niños o adolescentes no sobreviven al acoso o bullying (en inglés). Estadísticas indican que cerca de un 30 por ciento de los adolescentes (más de 5.7 millones) están involucrados en algún tipo de acoso, ya sea como víctimas o como acosadores. Un estudio realizado entre estudiantes de 6to y 10mo grado encontró que el 13% de los alumnos acosaban de diferentes maneras a otros compañeros, un 11% eran las víctimas y un 6% estaban en ambas posiciones. Unos 160.000 estudiantes faltan a la escuela debido al bullying (1 de cada 10 se cambia por esa razón).

“Hay una epidemia nacional de bullying (acoso) y odio”, dice Shelly Solomon Heller, quien organizó junto con la oficina del Sheriff de Broward, Al Lamberti, un foro sobre el tema y la proyección del filme “Bullied” (Acosado) en el teatro del Centro de Artes Escénicas de Coral Springs, Florida. El documental, que trata de la historia y batalla legal del joven homosexual Jamie Nabosky en Chicago, fue realizado con el asupicio del Southern Poverty Law Center, también fue apoyado por la Oficina del Sheriff de Broward, siendo la única entidad policial en el país que contribuyó a su elaboración. Los jóvenes gay tienden a ser agredidos un 86% más que el resto.

El estado posee una de las leyes más fuertes anti acoso en todo el país, la llamada Jeffrey Johnston Stand Up for All Students Act, aprobada en 2008.  La ley lleva el nombre de un estudiante de Cape Coral que se suicidó luego de ser acosado cibernéticamente por compañeros en 2005.  Unos años antes, se había acuñado el término Bullycide, para describir el acoso que termina en suicidio.  A pesar que la ley es fuerte y existen políticas en cada distrito escolar, un promedio de 6.143 incidentes se reportaron en las escuelas de Florida, solo en 2009-2010.

“(El problema) está empeorando”, dice el Sheriff Al Lamberti a este medio. “Cuando éramos jóvenes (el acoso) sucedía en el patio de recreos, ahora es por medio del internet, con correos electrónicos y mensajes de texto. Muchos chicos tienen teléfonos inteligentes (Smart phones) y el bullying se hace sobre todo por mensajes de texto. Hay un punto en que no pueden soportarlo más y vienen los intentos de suicidio solo porque no pueden aguantar el acoso”, añade la máxima autoridad policial del condado.

Sheriff de Broward Al Lamberti, Lily Medina y Robert Tanen, de ADL

“Aunque no tenemos estos casos (suicidios) en Broward, si existen en otras partes del país. Queremos que los padres estén más alerta. Y si los niños experimentan esto, queremos que nos llamen y nos lo digan. Lo mejor es ir al departamento de policía local o al mismo director o directora de la escuela o a nuestra oficina”, indica Lamberti.

El evento estuvo auspiciado por varias compañías locales como Advance Cable Communications, Whole Foods, Meyer’s Latin y American Café.

Lily Medina, Ed. S.  y directora del Proyecto Educacional de la Liga Anti Difamación de la región Florida (ADL, en inglés) expresó: “Hay muchos niños hispanos que no hablan inglés y los demás niños les dicen ‘por qué no regresas de donde viniste, por qué estás aquí; pero eso se soluciona con la educación”.

Medina indica que su organización posee programas educativos para contrarrestar el acoso y que éstos empiezan tan temprano como a los cuatro años. “Cuando ya distinguen cosas como el color de piel, tienen opiniones de los diferentes grupos, entonces allí es cuando tenemos que empezar a enseñar que hay que respetar a todos, que las diferencias son buenas. En la educación empieza todo”, añade la experta, quien junto con Robert Tanen, director regional de ADL, el Sheriff Lamberti y el Capitán Richard Wierzbicki, a cargo de crímenes de odio, fue parte del panel que discutió el tema.

Acoso cibernético

“Cuando crecí fui acosado, casi todo el mundo ha tenido una experiencia así. A nadie le gusta, pero es importante saber que no están solos, que hay personas a las que pueden acudir si se encuentran en esa situación”, manifestó el alcalde de Coral Springs, Roy Gold.  “En el caso del ciber-acoso, sucede 24 horas al día 7 días a la semana, es algo horrible ser víctima de eso. El internet lo hace más inmediato y se queda para siempre”, acota Gold.  “Nosotros creamos oportunidades para los jóvenes para que se integren en clubes de música, arte, deportes o voluntariado, de manera que hay alternativas de estar con personas buenas”, explica el alcalde.  La ciudad financió recientemente que se impartiera el programa de ADL en la escuela intermedia y secundaria Coral Springs Charter, y se capacitaron a 35 estudiantes sobre el acoso.

Roy Gold, alcalde de Coral Springs

Un estudio de Dr. Sameer Hinduja (Florida Atlantic University) y el Dr. Justin Patchin (University of Wisconsin-Eau Claire) reveló que aproximadamente un 20% de los estudiantes experimentan acoso cibernético en su vida. La mayoría se trata de comentarios hirientes (13%) y rumores que se propagan (12%).

Durante el panel, Lily Medina explicó el triángulo del acoso, que está conformado por el acosador, la víctima y el testigo.  Algunos adolescentes que intervinieron esa noche, admitieron haber estado en todos los ángulos del problema, mientras los padres de familia cuyos hijos sufrieron de acoso y tuvieron que cambiarlos de escuelas públicas a privadas, preguntaron qué se está haciendo para educar a los padres.

Shelly Heller: “Todo comienza en las casas”

La activista Shelly Solomon Heller conversó con LFDB sobre el acoso y cómo contribuir a disminuir el problema en las escuelas.

“Quisiera crear una plataforma global e incentivar que los programas de la Liga Anti Difamación sean implementados en las escuelas porque son efectivos”, indica la abogada.  Solomon Heller recuerda que ella mismo fue acosada por otros niños por ser jugadora de tenis profesional y tener éxito. “No me daba cuenta, pero los chicos eran crueles”, cuenta Solomon Heller.

Shelly Solomon Heller

“Luego fui madre y empecé a ser voluntaria en las escuelas y se hizo claro para mi que había falta de respeto en las aulas, parques y hasta en los deportes.”, indica ella.

La profesional está segura que niños de la comunidad hispana corren el riesgo de ser discriminados y acosados, y muchas veces no tienen los recursos para conocer sus derechos.

La pasión de la experta es que los chicos “estén seguros”.  Como muestra de que el problema existe en el área, ella informa que en este momento hay un juicio en contra del distrito escolar.  Algo que quedó claro luego del panel que moderó Solomon Heller es que aunque cada escuela tiene buenas políticas anti acoso, muchas veces no funcionan porque no se implementan.

“Se necesitan un sistema donde cada escuela crea en la política que ha adoptado”, dice la experta.  “Pero todo comienza en las casas. No es justo echar toda la culpa a las escuelas. Esto sucede cuando los chicos no tienen un adulto como modelo y se los deja solos”, expresa. “Hay mucho por hacer como comunidad”, finaliza Solomon Heller.

 

 

N del E: Si desea saber las señales de un niño que está siendo acosado, lea las señales aquí (en inglés)y aquí (español) si su hijo o hija está experimentando ese problema, puede dirigirse a la Oficina del Sheriff de Broward o Anti Difamation League. Puede leer un estudio sobre el ciber-acoso aquí y estadísticas sobre acoso cibernético aquí.  Este es un video con subtítulos en español y leer estadísticas del bullying aquí.  En otro reportaje LFDB abordará ampliamente el tema.

 

About Adriana Carrera

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación.