Solo cuatro de cada 10 estadounidenses cuidan su visión

Los resultados de una reciente investigación que contó con el apoyo de Transitions Optical, reveló que la mayoría de los estadounidenses no adoptan las medidas adecuadas para cuidar la salud visual, mientras que el conocimiento relacionado con los efectos a corto y largo plazo de exponer la vista a los rayos UV es evidentemente bajo.

Los resultados también indican que la conciencia general acerca de la salud visual es aún menor entre determinados grupos étnicos – incluidos los hispanos, los afroamericanos y los asiáticos americanos-, que ya corren un mayor riesgo de padecer una serie de condiciones de salud, muchas de los cuales pueden afectar la visión.

Sorpresivamente el estudio señala que menos de cuatro de cada 10 estadounidenses declaró haber visitado a su especialista de la salud visual en los últimos 12 meses. Por otra parte, los estadounidenses no sólo están descuidando los exámenes de la vista de sí mismos, ya que sólo cuatro de cada 10 padres ha llevado a sus hijos al especialista en el último año. Más específicamente, los hispanos y asiático americanos tienen más probabilidad que la población general de no haber llevado nunca a sus hijos al especialista de la salud visual.

Considerando que el 80 por ciento de nuestro aprendizaje lo logramos a través de la visión, resulta de especial importancia que los niños puedan tener la mejor visión para desempeñarse bien dentro y fuera del salón de clases.

Si bien sorprende la escasa preocupación y sensibilidad en torno a la salud visual en la población general, resulta aún más alarmante entre las minorías étnicas como hispanos, afroamericanos y asiático americanos, que son más propensos a desarrollar severas condiciones de salud visual y situaciones de salud en general, siempre con repercusiones negativas en su capacidad de ver.

En particular, tanto hispanos como afroamericanos a menudo se ven afectados por condiciones de salud generales como la diabetes y la hipertensión. Estas tienen consecuencias para la visión y se pueden detectar durante a través de los ojos, lo que hace aún más importante el realizar un examen completo de la vista regularmente. Los hispanos también tienen mayor riesgo de contraer ciertas condiciones de la vista, como pterigión y glaucoma, así como degeneración macular y cataratas, ambas ligadas a la exposición de los dañinos rayos UV.

El glaucoma es la principal causa de ceguera entre todos los afroamericanos y estos también presentan mayor riesgo de desarrollar cataratas a una edad más temprana. Por su parte, los asiático americanos tienen más probabilidad de desarrollar glaucoma con cierre angular y miopía (no ver bien de lejos), así como diabetes tipo 2, que los puede hacer más susceptibles y provocar daños graves por la exposición a los rayos UV, menor sensibilidad al contraste y mayor sensibilidad a la luz.

Pese a esto, la investigación reveló que dos de cada tres encuestados no sabe que su origen étnico podría suponer un mayor riesgo para ellos en cuanto a determinadas condiciones visuales. Los resultados de la encuesta también sugieren que los grupos de minorías étnicas, pueden no estar adoptando medidas adecuadas para proteger su visión. Por ejemplo, si bien los hispanos respondieron de manera más acorde a la población general, de todas maneras son más propensos a creer que la protección contra los rayos UV es importante sólo en los meses de primavera y verano, y tienen menos probabilidad de decir que “la protección de la salud visual” es una consideración importante al seleccionar anteojos.

Aunque los afroamericanos tienen más probabilidad de decir que programarían un examen de la vista si experimentan síntomas de condiciones visuales como la miopía o la presbicia (pérdida de capacidad de enfocar y ver objetos cercanos), también tienen más probabilidad de no hacer nada para proteger sus ojos de los rayos UV pese a presentar un mayor riesgo de desarrollar cataratas.

Pese a que la investigación confirma que los asiático-americanos tienen mayor riesgo de desarrollar miopía, tienen la menor probabilidad (seis de cada 10) de decir que pedirán una cita con el especialista de la salud visual si tienen problemas para ver cosas a gran distancia. No sólo son el grupo demográfico con más probabilidad a creer que la protección contra los rayos UV sólo es importante en meses de primavera y verano, sino también los que son más propensos a creer que usar anteojos puede empeorar su visión.

“Una de nuestras metas permanentes en Transitions es educar a todos los consumidores, independiente de su grupo étnico, acerca de la importancia de cuidar la salud visual”, declaró Manuel Solís, gerente de mercadeo multicultural para Transitions Optical.  “Esta investigación muestra que existe una necesidad aún mayor de educar a todas las poblaciones y grupos étnicos en riesgo en particular acerca de cómo cuidar sus ojos realizándose un examen completo de la vista con regularidad, y utilizar todo el año anteojos adecuados para bloquear el 100% de los rayos UV”.

Dado que el daño visual es acumulativo, nunca es demasiado pronto o tarde para empezar a realizarse exámenes completos de la vista con regularidad. Para saber más acerca de cómo cuidar la salud visual y encontrar un especialista de la salud visual cerca de usted, visite www.transitions.com.

About Comunicados

Comunicados