Una manzana que sigue siendo apetecida

Por Andrés Cardenal *.

Las acciones de Apple (AAPL) superaron nuevamente la barrera de los 400 dólares en los últimos días, con lo que marcaron nuevos máximos históricos en un mercado notablemente débil y complicado. Este desempeño resulta especialmente positivo en un contexto en el cual muchos activos financieros se encuentran afectados negativamente por los problemas económicos en los Estados Unidos y Europa.
La pregunta que muchos inversionistas se hacen a esta altura es si todavía vale la pena considerar la compra de sus acciones o si, por el contrario, están llegando tarde a la posición.

La cuestión de que Steve Jobs haya dejado el puesto de CEO de la compañía a causa de sus problemas de salud es uno de los principales aspectos que preocupan al mercado, particularmente considerando el alto perfil del fundador de Apple y la importancia de su capacidad de liderazgo a la hora de determinar el rumbo de la empresa. Si bien es cierto que resultará complejo reemplazarlo, vale la pena tener en cuenta que la firma es una de las más grandes del planeta con un equipo bastante nutrido. Su reemplazo, Tim Cook, cuenta con un sólido prestigio dentro de la compañía y en la comunidad inversionista. Por lo tanto, en el mediano plazo, las perspectivas de Apple lucen lo suficientemente atractivas como para lograr atravesar con éxito las dificultades que genere la transición.

Las ventas del iPad y su sucesor el iPad 2 han sido enormemente satisfactorias y la demanda de sus productos sigue en su mejor forma en los últimos meses. Su equipo ha expresado anteriormente que el principal limitante para el crecimiento de ventas radica en los tiempos de producción, ya que la demanda excede a la oferta de manera permanente, un problema que a la mayoría de las empresas les encantaría tener. Sin duda, las largas filas de espera que se producen en las tiendas Apple en muchos países del mundo al momento del lanzamiento de un nuevo equipo avalan la veracidad de este comentario.

En los mercados emergentes las operaciones de muchos productos todavía se encuentran lejos de los niveles de penetración que tienen en los Estados Unidos y Europa, lo cual implica que las posibilidades de crecimiento mediante la expansión geográfica siguen siendo altamente atractivas. Además, las ventas de equipos como el iPad benefician la expansión de otros sectores, como los libros digitales, películas o series de TV que los consumidores pueden comprar desde la tienda virtual de la firma.

En cuanto al mercado de teléfonos inteligentes, los inversionistas esperan con ansiedad el lanzamiento del iPhone 5, que según los rumores podría anunciarse en las próximas semanas. Siempre existe el riesgo de que los productos no estén a la altura de las expectativas en una industria en la cual la innovación es un factor tan importante y los niveles de avance tecnológico son particularmente elevados. Sin embargo, la compañía se encuentra respaldada por un sólido historial a la hora de desarrollar los equipos más demandados por los consumidores y, por ahora, ha sabido estar a la altura de los desafíos. No hay motivos para pensar que esta tendencia vaya a cambiar en el futuro cercano.
Además del grado de avance tecnológico y de la calidad de sus productos, cuenta con una sólida marca como respaldo para sus lanzamientos. Su imagen se encuentra asociada a la calidad y la innovación, además de sobresalir en el diseño estético y una agradable experiencia de los usuarios.
En la actualidad, sus papeles cotizan a un precio / ganancias de menos de 12.50 veces el estimado promedio para sus beneficios del próximo año, por lo que siguen estando a valores interesantes desde el punto de vista de la tasación. Tenemos un valor estimado de 495 dólares para sus acciones en el largo plazo y sugerimos colocan un stop loss en los 350 dólares.

*Sala de Inversión América de Saxo Bank

Más sobre esta información en: http://www.saladeinversion.com

 

About Comunicados

Comunicados