[adrotate banner="32"]

6 pasos para ayudar a su hijo en secundaria o preparatoria a preparar un presupuesto

Entrevista a Andrew Wilson, de Bank of America *

 

Foto cortesía: Chicago Tribune

Tal vez su hijo no tenga un trabajo de tiempo completo ni una hipoteca. Pero alguno conocimiento básico en hacer un presupuesto puede ayudarle a planificar sus gastos y prepararlo para tener éxito con el manejo del dinero a largo plazo. Andrew Wilson, de Bank of America comparte seis consejos para considerar al hablar sobre el dinero con sus hijos:

¿Cómo pueden los padres ayudar a sus hijos a determinar sus ingresos?

Andrew Wilson: El primer paso para establecer un presupuesto es determinar cuánto dinero entra. Para los preadolescentes y adolescentes eso significa un ingreso regular, como sus cheques de pagos por trabajos y las mesadas que les das, así como el dinero que reciben en sus cumpleaños o en la temporada de fiestas. Haga que su hijo sume lo que recibe en un mes, y ese es su ingreso total mensual.

¿Qué son algunas recomendaciones para que los hijos en secundario o preparatoria puedan calcular los gastos requeridos?

Wilson: Los gastos requeridos son costos necesarios que debe pagar regularmente; son los gastos de lo que es imprescindible. Para un estudiante de secundaria o preparatoria esto podría ser la factura mensual del teléfono celular, o gasolina y seguro de auto si su hijo maneja. Sume el total de estos costos en un mes para determinar una base de referencia para gastos.

Andrew Wilson, experto de Bank of America

¿Después que su hijo ha apuntado sus ingresos y gastos requeridos, que debe hacer?

Wilson: Una vez que tenga el total de gastos requeridos, haga que su hijo reste ese número de sus ingresos. Esto demuestra si tiene lo suficiente para cubrir sus necesidades y cuanto dinero le sobra.

¿Cómo se puede educar a los adolescentes la importancia de priorizar el dinero y a la vez tener suficientes fondos para disfrutar sus actividades opcionales?

Wilson: Después de haber cubierto los gastos necesarios, explíquele que lo que queda puede ir a su cuenta de ahorros. Su hijo también podría usar los fondos extra para compras opcionales, como para ir al cine, comprar boletos para conciertos o todo lo que le gustaría tener. Pero recuérdele que el dinero es limitado, y algunas veces eso significa tener que hacer sacrificios. Por ejemplo, explíquele que comprar una prenda de ropa costosa ahora podría significar tener que posponer una compra más grande en el futuro.

¿Cómo se puede educar a los adolescentes la importancia de ahorrar para gastos grandes, como un auto?

Wilson: Puede ser que los preadolescentes y adolescentes no puedan permitirse comprar algunas cosas costosas de inmediato, como una bicicleta o incluso un auto. En este caso, puede ayudar a su hijo a establecer una meta de ahorros y luego planear como alcanzarla.

¿Qué son tus consejos para equilibrar el presupuesto de un adolescente o preadolescente?

Wilson: Puede enseñarle a su hijo que los gastos no deben exceder los ingresos. Si su preadolescente o adolescente gasta de más, usted puede ayudarle a buscar maneras de cortar sus gastos o de aumentar sus ingresos. Por ejemplo, tal vez podría decidir compartir el auto un mes para ahorrar en gasolina y usar los fondos adicionales para comprar el boleto para un concierto. Los adolescentes pueden aumentar sus ingresos haciendo trabajos extra, como cortar el césped de algún vecino o cuidar niños.

  • Este post financiero es gentilmente patrocinado por BOA

About Comunicados

Comunicados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*