[adrotate banner="32"]

6 pasos sencillos para comenzar su fondo para emergencias

Ahorrar el equivalente de varios meses de gastos diarios para un fondo para emergencias puede parecer intimidante, especialmente cuando pareciera que cada mes todo su dinero disponible ya estuviera asignado para algo más. Si sus gastos diarios mensuales suman un total de $2,000, por ejemplo, le tomaría tiempo ahorrar $6,000, o tres veces sus gastos básicos, el punto más bajo del rango típico para un fondo para emergencias. Seguir estos 6 sencillos pasos puede ayudarle a comenzar a crear una reserva de dinero en efectivo, lo que le traerá una mayor estabilidad económica y tranquilidad.

1. Haga un desglose

Si se enfoca en el total le parecerá algo abrumador. Pero un total está conformado de partes más pequeñas, y esos son incrementos que puede alcanzar de manera razonable cada mes. Algunas personas, por ejemplo, pueden empezar con una meta de $100 al mes, que es tan solo de $3 a $4 al día, pero ahorrar $100 al mes le daría una reserva de $1,200 después de un año. Los clientes de Bank of America pueden usar la herramienta de Gasto y presupuesto que les ayuda a identificar oportunidades para ahorrar.

2. Elija algo que pueda recortar

Los ahorros diarios se pueden acumular. Podría compartir su auto o usar el servicio de transporte público para ahorrar en gasolina, llevar su almuerzo en lugar de comprarlo o cancelar el servicio de transmisión que ya no ve. Calcule cuánto está ahorrando mensualmente de su cambio diario, y guarde esa cantidad al ponerla en su fondo para emergencias.

La clave es identificar qué gasto específico puede reducir, lo cual es más práctico que hacer una resolución general para “ahorrar dinero”. Puede cambiar su comportamiento en general si comienza con poco y de manera específica.

3. Ponga la tecnología a trabajar para usted

Una manera fácil de ahorrar constantemente es establecer transferencias automáticas de su cuenta de cheques a su cuenta de ahorros. Considere coordinar sus transferencias automáticas con su día de pago. Si tiene depósito directo en su trabajo, podría hacer que en cada periodo de pago un porcentaje de su cheque del pago de sueldo vaya directamente a su cuenta de ahorros para emergencias. Bank of America puede ayudarle a establecer sus propias transferencias automáticas (solo se ofrece en inglés).

4. No deje que las deudas interfieran

Si está teniendo dificultades para pagar sus deudas, es posible que ahorrar sea lo último que esté pensando. Y si su deuda tiene altas tasas de interés, como las tarjetas de crédito, tiene sentido primero pagar agresivamente los saldos. Pero si sus tasas de interés y saldos son más bajos y los puede manejar mejor, puede tratar de lograr ambos objetivos al mismo tiempo. También considere designar fondos cada mes tanto para la deuda como para ahorrar.

5. Mantenga su dinero accesible, pero lejos de la tentación

Los fondos para emergencias deben estar disponibles cuando los necesite. Eso quiere decir que no estén encerrados en cuentas que le cobran por tener acceso a su dinero, ni mantenerlos en una cuenta que usted se verá tentado a usar para los gastos diarios. Considere establecer cuentas separadas de ahorros que ganen intereses y que estén aseguradas por la FDIC o una cuenta money market.

6. Ahora, haga un mayor esfuerzo

No pare una vez que haya alcanzado su meta original de ahorros. Aumente constantemente sus metas de ahorros hasta que acumule suficiente dinero para cubrir sus gastos de seis a nueve meses, un colchón de protección significativo contra emergencias inesperadas. Con esa base financiera en marcha, puede aplicar sus hábitos de ahorros a nuevas metas, tales como el pago inicial para un auto, la jubilación e incluso para sus próximas vacaciones.

Por: Lori Chevy, Broward Market President, Bank of America

About Comunicados

Comunicados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*