[adrotate banner="32"]

Al cáncer también se le gana bailando

En la actualidad, la ciencia y tecnología avanzan día a día a una velocidad impresionante. Se desarrollan nuevos tratamientos médicos y fármacos sofisticados, pero éstos no son los únicos que ayudan en la recuperación de un paciente que padece una enfermedad crónica. Hay medicinas que no vienen en forma de pastillas, jarabes o inyecciones. Son las que ayudan a levantar el ánimo y el espíritu, y son fundamentales para una recuperación exitosa. Un ejemplo es la actividad física, específicamente, el baile. Según estudios científicos, está comprobado que bailar ayuda a mejorar la salud del corazón, fuerza muscular en general, balance, coordinación, y más importante – la salud mental y a combatir la depresión.

Todos hemos conocido al menos a una persona que batalla contra el cáncer, una enfermedad ataca física y mentalmente a millones de personas en el mundo y que no discrimina sexo, raza, ni edad. Tal es el caso de Aaliyah, una niña de 3 años que sufre de neuroblastoma, un tipo muy raro de tumor canceroso que típicamente afecta a infantes. Desde que Aaliyah fue diagnosticada a los 4 meses, la niña se ha venido tratando de la enfermedad en el Salah Foundation Children’s Hospital de Broward Health en Fort Lauderdale.

A pesar de que el tratamiento ha sido largo y duro, Aaliyah tiene una motivación especial para terminar cada una de sus sesiones en el hospital – ¡la tradición especial y tierna que tiene con su doctor de bailar juntos después de cada sesión!

“Adoro interactuar con mis pacientes y verlos sonreír,” dice el Doctor Héctor Rodríguez-Cortés, quien viene tratando a Aaliyah desde el principio de su enfermedad. “Conozco a Aaliyah hace mucho tiempo y cada vez que iba a su cuarto me ponía a bailar y cantar con ella y es así como hicimos una conexión especial, entonces ahora siempre espera que baile con ella siempre que nos vemos para las citas médicas.”

El Doctor Rodríguez-Cortés es un hematólogo y oncólogo pediátrico con más de 20 años de experiencia. En 2002, Rodríguez-Cortés empezó a trabajar en Broward Health y actualmente se desempeña como director médico del programa de hematología en el Salah Foundation Children’s Hospital. “Me siento muy bien al saber que puedo hacer una conexión con mis pacientes no sólo a un nivel médico, pero también personal, agregó Rodríguez-Cortés. 

 

About Comunicados

Comunicados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*