[adrotate banner="32"]

¿Quieres saber cómo enseñar a tus hijos a que sean agradecidos?

En este mes de noviembre, celebramos en Estados Unidos el Día de Acción De Gracias, el famoso Thanksgiving” .

Con ese motivo oímos muchos comentarios sobre la gratitud y es una buena oportunidad para entender la importancia de este término en la vida de nuestros hijos y cómo les beneficia ponerlo en practicarla.

Estudios realizados en el año 2019 y publicados en el Journal of Happiness Studies, sobre la relación entre la gratitud y la felicidad en niños pequeños, encontró que hay una estrecha relación entre la gratitud y el nivel de felicidad en niños de hasta 5 años.

Otros estudios con niños entre 11 y 13 años, indicó que los niños que practican la gratitud tienen no solo a ser más felices y optimistas, pero también demuestran estar más satisfechos con sus colegios, familias, comunidades, amistades y consigo mismos. Estos niños también tienden a ser más altruistas y dispuestos a ayudar a otros.

Todo lo anterior, nos lleva a pensar que si le enseñamos a nuestros hijos a ser agradecidos los estamos ayudando a ser personas felices, exitosas y empáticas cuando crezcan y lleguen a la adultez.

Pero aquí viene la gran duda de los padres, como les enseño a adquirir esta destreza, hábito o actitud en la vida. ¿Cómo logro que pongan en práctica la gratitud?

Aquí les dejo unos consejos:

Lo primero MODELAR la gratitud. No podemos enseñar lo que no practicamos, por lo tanto, es la responsabilidad de los padres practicar con el ejemplo. Junto a esto, está también tener constancia y consistencia en el mensaje que enviamos. Nada se aprende en un día así que no darnos por vencidos y seguir con esta meta.

Enseñar a los niños desde que empiezan a hablar, a dar las gracias cada vez que alguien hace algo por ellos o reciben algo de manos de alguien. Es un hábito que a pesar que inicialmente solo indica buenos modales, también va contribuyendo a crear conciencia en el niño del concepto gratitud.

Crear un espacio en familia para conversar sobre las cosas por las que estamos agradecidos. Por ejemplo, a la hora de comer en familia, tomar unos minutos para que cada miembro diga una cosa por la que está agradecido en ese dia. Es una excelente oportunidad para que los padres les manifiesten a sus hijos que están agradecidos por tenerlos como hijos. Este es un mensaje muy positivo para la autoestima de nuestros hijos mientras modelas agradecimiento por el simple hecho de su existencia.

Explicarles el concepto de gratitud, sobre todo sobre cosas intangibles, pues ellos fácilmente entienden que, si alguien les da un regalo por su cumpleaños, deben agradecer. Pero, qué pasa si un compañero de clases le presta un juguete, o una maestra lo felicita por su buen comportamiento, entienden que esas acciones también deben ser agradecidas.

Fomentar los sentimientos de gratitud puede transformar nuestra actitud en la vida y ayudarnos a enfocarnos en las cosas buenas que nos suceden. Pero como todo lo que vale la pena, requiere práctica y reprogramar nuestro cerebro y el de nuestros hijos para tener una actitud de gratitud que nos permitirá ser la mejor versión de nosotros mismos y ayudar a convertir el mundo en uno mejor al brindarles una mano a quien más lo necesite y que mejor legado podemos dejarles a nuestros hijos.

¡Los invito a poner en práctica estos pequeños consejos y disfrutarlos !

Subscribe to our blog https://etiquetaexcellencemanners.blogspot.com

About Comunicados

Comunicados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*