[adrotate banner="32"]

Royer Borges, padre de sobreviviente de Parkland: “Hay 73 niños con la misma condición de Nikolas Cruz en las escuelas de Broward”

A propósito del libro “¿Por qué murió Medow?, de Andrew Pollack y Max Eden, Royer Borges, el padre de Anthony Borges, quien sobrevivió al tiroteo de Marjory Stoneman Douglas, habla de las políticas dentro del sistema escolar que contribuyeron según ellos, al tiroteo y asesinato de 17 personas

Royer Borges

Un domingo por la tarde Royer Borges, el padre venezolano de Anthony Borges, quien recibiera cinco disparos de manos del asesino de la escuela Marjory Stoneman Douglas, en Parkland, nos recibió en su casa.

Padre de dos hijos, Aquiles y Anthony y esposo de Emely, Borges tiene una mirada serena, pero determinada. Este nativo de Ciudad Ojeda, un “maracucho” de cepa, no cesa de buscar justicia para su hijo y las víctimas de la tragedia.

La conversación gira rápidamente sobre el capítulo que le dedican en el libro “Why Medow died” (¿Por qué murió Medow?) de Andrew Pollack y Max Eden, que está siendo presentado estos días al público (aquí la información). La obra aporta detalles no conocidos, desde distintas voces, de lo que sucede tanto antes como después de la tragedia. A esto le dedicaremos otra nota separada.

Pollack se unió a la lucha que Borges y su abogado Alex Arreaza (también venezolano) están llevando a cabo para encontrar justicia ante las fallas de los proveedores de seguridad (oficina del Sheriff de Broward) y los programas responsables en el sistema educacional, que resultaron en que Nikolas Cruz nunca haya sido intervenido, reportado y ayudado preventivamente, durante todos los años que estuvo en el sistema escolar público de Broward.

De los cambios que Pollack detalla en el libro es que logró, junto con otros padres de Parkland, son que el Congreso aprobara el arreglo (fix) del NICS (National Instant Background Check System), el STOP School Violence Act y a nivel estatal, la ley Marjory Stoneman Douglass High School Public Safety Act. Pero a nivel local, la historia es diferente.

El programa Promesa es un monstruo que ellos crearon y ahora no saben cómo detenerlo”, nos dijo durante la entrevista, que detallamos a continuación.

A pesar que ha pasado más de un año de la masacre que cegó la vida de 17 personas, aún, de acuerdo a él, las cosas no han cambiado mucho en el sistema escolar.

LF: Podría responder a la pregunta que se hace el libro ¿Por qué murieron esas 17 víctimas?

Royer Borges: La razón fundamental del porqué murieron esos niños para nosotros fue bien clara. Todas las personas del condado de Broward, las autoridades, la Junta Escolar y quiero hablar del Sheriff (Israel), quienes firmaron un acuerdo en el mandato de Obama, pusieron en peligro a nuestros niños, creando un programa (llamado Promesa) que simplemente facilitaba el crimen en el condado al esconder las cifras de crimen. Al final, como resultado, crearon un monstruo. Esto fue algo bien feo porque nos tocó de frente vivirlo. Empezaron a esconder la criminalidad juvenil en el condado y terminaron poniendo niños con problemas mentales bien arraigados dentro de las escuelas, sin supervisión y sin conocimiento de los padres, que es lo más criminal aún.

LF: ¿Piensa que aún hay ese tipo de niños y jóvenes así en el sistema escolar?

RB: Hasta le fecha, el señor Robert Runcie, superintendente escolar, no nos ha querido entregar ninguna lista. El dice que eso es mentira, que el programa Promesa no tiene la culpa. Pero se han hecho investigaciones y hasta la fecha nosotros hemos encontrado 73 niños con la misma condición de Nikolas Cruz dentro de las escuelas solo en Broward.

LF: ¿Es acaso una bomba de tiempo?

RB: Así es. Por eso yo lo que hice es sacar a mis hijos de allí, porque me tocó vivirlo. Gracias al Señor, Anthony fue librado de esa, pero me da mucho miedo que eso me suceda con el otro niño o que (una tragedia) vuelva realmente a suceder. Mucho del libro (Why Meadown die?) es para alertar a la comunidad de qué realmente están escondiendo y para tomar medidas, porque no son animales, son niños.

Royer Borges

LF: ¿Cree que, por ahorrar dinero y querer bajar las estadísticas de niños con problemas, pasó esto?

RB: Si lo hubiesen bajado, estuviera bien, pero es esconderlo. Es esconder el índice.

LF: Me dijo que actualmente tienen 14 demandas en proceso… ¿qué está peleando, ¿qué es lo que busca?

RB: En realidad, estamos buscando justicia. De eso se trata todo esto. Sería muy triste que algo así vuelva a suceder en el condado. Porque sí ha habido muchas amenazas, se han tomado las precauciones y ha habido capturas prematuras y no ha pasado nada. Es decir, se está trabajando bien, las autoridades se están acoplando todas y el nuevo Sheriff Tony que asignaron lo está haciendo demasiado bien, de maravilla. Pero hay ciertas cosas que arreglar, hay que resolver, que no se han querido resolver. Están los fondos, pero no se ha querido resolver. Específicamente en la Junta Escolar. El señor Runcie sigue afianzado de que el no tiene la culpa porque si hiciera algunos cambios en las escuelas, eso va a querer decir que él tiene la culpa y que no lo hizo antes, aunque tenga el dinero. Y desde hace muchos años.

LF: Es decir, que según usted no hay la voluntad política…

RB: No la hay. Es como decir, tengo los fondos guardados, pero no actúo.

LF: ¿Quisiera que Runcie renuncie? ¿Qué cambios quieren ver?

RB: No es lo que yo quiera, porque no es que yo mando aquí. Lo que en verdad quisiéramos todos los padres que tienen a sus hijos en las escuelas de Broward es ver gente nueva. Gente joven, gente con ganas de hacerlo bien. Que no se hayan afianzado tanto a ser políticos, sino a hacer su trabajo (como el Superintendente escolar).

LF: ¿Indistintamente del partido político entonces?

RB: Por supuesto. No puedes ser idólatra a tu partido político, sino a lo que es tu trabajo. La seguridad de tus alumnos y que la educación sea de primera en tu condado. Entonces no estamos teniendo educación de primera cuando vez que las escuelas están llenas de drogas. Cuando las peleas se incrementan. Cuando ves las actitudes de los niños en las escuelas y cuando ves la falta de respeto de un estudiante hacia el profesor. ¿Qué estamos haciendo? ¿A dónde se están yendo nuestros impuestos?

RB: En el tema familiar y personal, ¿cómo está Anthony?

RB: Él fue quien más sufrió a nivel corporal y de toda índole, pero como familia hemos tratado de sanar esto pasando más tiempo juntos. Metiéndonos más con la iglesia, metiéndonos más con Dios y por supuesto buscando mucha ayuda profesional. Como padres llegamos a un sitio, pero ya más adentro se necesita gente profesional que pueda hacer su trabajo y que ayude a que el muchacho esté mejor. Lo tenemos en un gimnasio en Miami con un equipo de trabajo, con sicólogos deportistas, fisioterapeutas, médico fisiatra, gente que ayuda con la autoestima y la superación personal, está con una sicóloga, nos ayuda el pastor de la iglesia. Anthony tiene una vida ocupada, excepto hoy (domingo) que es su día de descanso y fue a jugar con sus amigos en el parque.

Ha sido traumático y doloroso para él en su parte mental, por supuesto. No es algo que vaya a pasar de un día para otro, pero él debe aprender a manejarlo.

LF: Usted anteriormente me dijo una frase, que lo que vemos en las escuelas es porque se sacó a Dios de las escuelas. ¿Por qué lo dijo?

RB: En Parkland sucedió algo bien particular. Estamos hablando de un evento donde todos conocían al muchacho, simplemente se les salió de las manos y no pudieron controlarlo. Al final se dio a conocer la verdad, que la dice Andrew Pollack en su libro. Pero hay eventos que son aislados, pero siguen siendo los mismos actos en toda la nación de Estados Unidos. Pasamos de una era a otra, sin tomar medidas. Cuando tu como padre o abuelo determinas sacar a Dios de tu casa, no promulgar eso ni dejar hacérselo saber a tus hijos, no enseñarles quién es Dios, simplemente dejas que entre la oscuridad a tu casa. Cuando tu consumes drogas delante de tus hijos, cuando permites que ellos le abran la puerta a la oscuridad en sus vidas, entonces vemos actos como estos. El profesor ayuda mucho, pero de la casa vienen los valores. Si en la casa tu no estás pendiente de tus hijos, porque nadie más va a estarlo, ver qué trae a la casa, qué está haciendo, incluso tener una conexión con el maestro. A nosotros nos parece las drogas están haciendo parte de la cultura americana. Creo que eso, con ser niño, no va de la mano.

Entiendo que esto es una democracia, y que soy ateo, no quiero que se lo enseñen en la escuela. Está bien. Esos fueron los argumentos cuando lo hicieron. Pero yo pienso que deberían haber censado cuánta cantidad de gente cree en Dios y cuánta no. Pero no porque un grupo inescrupuloso les dio la gana de sacarlo, (se llevó a cabo). Una sola persona creó un movimiento. Y para que se callara le dieron la razón. Hoy toda la nación está pagando con muertes de niños en las escuelas.

Jóvenes durante la vigilia por los fallecidos en Parkland.

LF: ¿Cuál es el futuro, respecto a su pelea legal?

RB: Los tiempos no hay nadie quien los prediga, entre apelaciones y todo. Tuvimos una desestimación del caso con una clínica sicológica, Henderson Behavioral Health. Ellos tratan de desconocer el grave estado mental de Nicolas Cruz.  Un siquiatra que trabajaba para ellos, conocía las actuaciones de él y sabía hasta dónde podía llegar. El lo vio con portes de armas, hablando de armas y nunca le dijo a la policía o a la escuela que tuvieran cuidado. Entonces quizá estaban protegiendo la imagen de un hombre enfermo, está bien, pero cuando ya sabes que pudiera hacer daño, tú tienes que hablar. Pero no funcionó de esta forma. Todo el mundo lo conocía. Entonces cuando llegó a la escuela para hacerlo, lo dejaron pasar. Todo el mundo tardó en responder, sabiendo quién era y qué llevaba en la mano. Sabiendo todo eso, no lo detuvieron. Eso era para que hoy Anthony estuviera solo pasando el susto. Porque hasta el tercer piso de ese edificio llegó. Y esa es la razón de porqué Medow Pollack murió, porque eso se hubiese podido detener desde el primer piso, incluso desde antes de entrar. Porque uno de los de seguridad, lo vio entrar, supo quién era, dijo “el muchachito loco, va corriendo hacia adentro del edificio”. Una persona que dice eso, es porque conoce.

LF: Pero según usted nadie quiere ser responsable…

RB: No. Nadie quiere ser responsable. Lo llaman “incidente”. Para ellos es fácil armar tremendo lío, tremenda marcha a Washington y pelear contra la NRA. Oye, yo no digo que todos sean santos. Es una enmienda constitucional. La entiendo y la respeto, siempre y cuando teniendo la paz mental que alguien tiene que tener para portar un arma. Pero eso no fue la culpa de fondo. No fue la razón de fondo. Cuando a un niño lo pones en lo que no es su ambiente, en la mayoría de edad, pero en su condición y pensamiento se queda con toda burla y acoso (bullying) que llevó en esa escuela. Y no era específicamente con uno o dos niños, era con la escuela en su totalidad -porque él no hizo una lista-. El se trazó un número de muertos, conociendo por donde entraba y por donde salía y cómo hacer las cosas.

LF: Hablando del programa Promesa, es algo nacional

RB: El programa como tal fue copiado por otras juntas escolares a nivel nacional. Creo que son como 200 condados que lo han implementado.

LF: ¿Alguna vez terminó con muertes como aquí, o solo violaciones?

RB: Hay demasiados incidentes. Incluso hoy los sigue habiendo. Es que es un monstruo que ellos crearon y no saben cómo detenerlo. Y estos criminales han convertido a otros, tienen gente vendiendo droga, pues los han convertido en vendedores. Tiene gente adicta, enviciada con drogas. Por eso los niveles de violencia son cada vez altos. Porque si usted ve la marihuana, uno de sus efectos es simplemente que se creen grandes, se creen violentos, se creen todo y con la testosterona, la inmadurez de la edad, eso es una liga horrible.

Pero eso la Junta escolar lo trata de esconder, como cuando traen cuchillos. Cuántas veces lo han hecho, pero no sale en las noticias. A mi me llaman, por supuesto, muchos profesores, explicándole lo que les pasa, pero ellos tienen miedo de que la Junta Escolar trabaje en contra de ellos. Que los boten. Lo que estamos tocando aquí hoy es el problema de fondo en las escuelas.

LF: Es decir que el tema de las armas es el último eslabón, ¿según usted?

RB: El último eslabón es conseguir el arma. Pero de dónde sale la raíz. Super importante para los valores de un muchacho que llevas a la escuela donde supuestamente debería educarse, pero resulta que en la escuela le venden droga, lo dejan vestir como viste, y lo dejan hacer lo que le dé la gana, esto unido a la inmadurez. Pues cualquier persona sabe que sin supervisión el muchacho va para donde quiere ir.

Un padre y su hijo colocan una vela durante la vigilia en Parkland.

LF: ¿Piensa que la lucha de ustedes es de David contra Goliath? Incluso los mismos padres cuyos hijos fueron víctimas no están en esta lucha sino en la de las armas

RB: Ocurre algo. No todas las personas pueden manejar su dolor de la misma forma. Eso lo he entendido. Pero mi crítica constructiva sería que, si muchos empujamos y hacemos presión, creo que las cosas cambiarían más rápido. He dejado de ir a muchas cosas (que han organizado), y sé que ellos han ido a Washington y se han movido. Pero aquí localmente tenemos un problema. Aquí, los impuestos que pagamos y a quiénes les pagamos, es para que se aseguren que nuestros hijos estén seguros en las escuelas, simplemente no están haciendo su trabajo. Aquí es donde deberíamos pelear más rápido, hacer presión. Todos juntos. Hay algunos que con la pelea contra la NRA y contra el partido republicano, hace que se divague la información. Se diluye, se separa. Necesitamos arreglar el condado y el estado primero. El gobernador De Santis se ha puesto a la orden para arreglar las cosas. Deberíamos primero arreglar las cosas aquí y de allí si ver qué hacemos en el Congreso. O hacerlo junto a eso. Hay un señor que se llama Max Schachter, él es de admirar. Está creando un departamento a nivel federal para que las escuelas cumplan los reglamentos de seguridad. Todas las escuelas de la nación. Es algo de admirar ese señor. Es algo importante. No puedes tener pasillos derechos. El (Cruz) entró y alcanzó a todo el mundo. Tendría que haber algo como un laberinto para entrar y poder atraparlo.

LF: Quiere decir ir a lo práctico… porque si son más de 70 chicos en esas condiciones allá afuera…

RB: Nunca dijeron código rojo. Porque si dicen que hay un tiroteo, todo el mundo actúa. Eso ayudó al disparador a hacer lo que hizo. Se saltaron todos los protocolos. El sistema de radio es viejo, antiguo, no funciona. Ya sacaron los fondos. Pero algo tan simple como eso. Todos los días hay aumento de los impuestos de las propiedades. ¿A dónde va eso? A los viajes de Robert Runcie que va a tremendas cenas. ¿Dónde están?

Algo que me di cuenta cuando estuvimos escogiendo candidatos para la directiva de la Junta Escolar, es que, si hubiésemos tenido tres o cuatro integrantes, hoy fuera un diferente día para el condado. Pero me di cuenta que la gente le importa más un partido político que sus propios niños. Me entristeció bastante. Cuando uno les decía apoya a Mendelson, a Ryan Petty, quien perdió a su hija, a Lori Alhadeff. A la gente no le importó. Vio como si se utilizara una tragedia para obtener un puesto en la Junta Escolar. Pero esa no era la intención. Lo que se quería es poner gente capacitada como Mendelson, Lori, que tiene sus títulos, todos estaban preparados para ejercer y cambiar, y poner a alguien que fueron afectados y hagan algo par mejorar la educación del condado. Y simplemente la gente dijo que no, porque no eran demócratas, o porque tienen dinero y están usando el dolor de Parkland. Esto no es aislado. Cuantos años tiene Robert Runcie allí, están atornillados a sus sillas, y tienen una maquinaria que se llama Broward Teacher Union (el sindicato de profesores). Que, en vez de actuar a favor de la Junta Escolar, deberían actuar a favor de los profesores. Esa maquinaria les permite ganar siempre.

Después de esas votaciones nos dimos cuenta que en la misma sala electoral estaba una señora haciendo trampa. Se lo quisieron hacer a Ron De Santis aquí. Toda esta maquinaria de corrupción dando vueltas en el condado.

LF: La parte negativa son las muertes…

RB: Eso es lo que rebasó el vaso. La política y los niños o el futuro de este país, no se puede mezclar. No puedes mezclar política y la educación e los niños, porque allí están los resultados. Ahorrarse dinero y querer ser más político que fundamentarse en educar y que las cosas vayan mejor en las escuelas. Eso estuvo bien mal.

 

Jóvenes muestran los nombres de los caídos en sus camisetas.

 

About Adriana Carrera

Adriana Carrera
Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*