[adrotate banner="32"]

Una encuesta mundial revela la edad óptima para comenzar un negocio, y los resultados te sorprenderán

Cuando pensamos en emprendedores, probablemente imaginamos a personas que han trabajado en corporativos por muchos años, que han perfeccionado sus profesiones y decidieron aventurarse de manera independiente. De acuerdo con una nueva encuesta, los sorprendentes resultados revelan que las personas a nivel mundial consideran que la edad óptima para comenzar un negocio es a los 28 años. Esta información podría desafiar los estereotipos de los dueños de pequeños negocios, pero tiene sentido si nos damos cuenta de que los millennials son muy diferentes a las generaciones anteriores y tienen los elementos necesarios para que abandonar un trabajo de oficina sea una decisión inteligente.

Recientemente, Herbalife Nutrition encuestó a más de 25,000 personas de entre 18 y 40 años en 35 países y las respuestas fueron bastante interesantes.

El 51% de los encuestados interesados en iniciar su propio negocio estaban preocupados por no ser tomados en cuenta debido a su edad. Sin embargo, veían la juventud como un punto a favor. La mitad de los candidatos emprendedores a nivel mundial dijeron que su edad aumentaría las posibilidades de alcanzar el éxito.

 

Los conocimientos tecnológicos son importantes

De acuerdo con la encuesta, una de las ventajas que poseen los emprendedores jóvenes son sus habilidades tecnológicas.

  • Seis de cada 10 encuestados (61%) dijeron que se adaptan mejor a las nuevas tecnologías que otras generaciones,
  • el 43% mencionó que tienden a tener ideas frescas e innovadoras y
  • el 29% de los interesados en emprender su negocio dijo sentir “menos miedo al fracaso” que otras generaciones.

 

La encuesta también reveló que los encuestados más jóvenes tienen menos probabilidades de estar manteniendo una familia o pagando una hipoteca, lo que les permite tener un enfoque más aventurero y experimental para ser sus propios jefes. Esta aspiración fue la motivación principal de los encuestados que desean una carrera de emprendimiento, seguida de la capacidad de hacer lo que les apasiona. Y esa pasión es fundamental, como lo hemos descubierto con nuestros distribuidores independientes que comenzaron un negocio de nutrición.

 

Siempre hay riesgos

 

Comenzar un negocio requiere de una mezcla de fortaleza, pasión y determinación. Necesita de un equilibro entre el conocimiento de los riesgos, la emoción de ser tu propio jefe y la confianza en tus habilidades para alcanzar el éxito.

Cerca del 75% de los encuestados sueñan con convertirse en emprendedores, atraídos por la habilidad de ser jefes y la libertad de establecer sus propios horarios. El 60% de los encuestados en Estados Unidos que ya han tenido un empleo dijo que una de las razones por las que ahora están interesados en emprender era porque se sentían cansados de siempre recibir un “no” como respuesta de sus jefes y gerentes de mayor edad. Un tercio desea más flexibilidad en sus trabajos. 

Yo siempre les recomiendo a los emprendedores jóvenes que, a medida que aprenden a manejar los obstáculos diarios que existen al iniciar su propio negocio, es esencial que se rodeen de una comunidad de apoyo que cuente con mentores y personas que continuamente los motive a llegar al siguiente nivel y no solo de personas que solo les digan que “sí”.

La encuesta también reveló que el 31% de los adultos ve el emprendimiento como una oportunidad para cambiar de carrera. El 26% de los encuestados dijo que empezar un pequeño negocio les ayudaría a complementar sus ingresos después de su horario laboral, luego de que su jornada se viera reducida debido a la pandemia. Con toda la importancia que tiene el equilibro entre el trabajo y la vida personal, no es sorprendente que más del 50% de los adultos en Estados Unidos sientan que abrir un pequeño negocio también les abrirá la oportunidad de obtener un mayor control de su vida personal. El emprendimiento es a menudo visto como un camino que le brinda a las personas más tiempo para dedicarse a sus pasiones que no están relacionadas con el trabajo.

 

La experiencia como fuente de motivación

 

No obstante, el deseo de emprender no significa que los encuestados ya lo estén haciendo. El encuestado promedio cree que se deben tener cinco años y medio de experiencia antes de iniciar su propio negocio. Los estadounidenses fueron un poco más precavidos, ya que recomiendan siete años de experiencia. Los adultos en Estados Unidos también creen que la pandemia impactó su entusiasmo a la idea de iniciar un negocio propio: el 60% expresó que se están “refugiando en el trabajo” o conservarán su trabajo actual por el momento.

Si la pandemia les ha enseñado algo a los emprendedores es que, sin importar la edad, la diferencia entre el éxito y el fracaso es a menudo buenas bases de negocio, la voluntad de aprender, adaptarse y trabajar arduamente, y la pasión por lo que uno hace. Estamos orgullosos de trabajar con emprendedores del bienestar en todo el mundo: nuestros distribuidores independientes, quienes se apasionan por ayudar a que sus comunidades sean más saludables a través de la nutrición.

Estos propietarios de pequeños negocios valoran su independencia, flexibilidad y creen en su trabajo. El emprendimiento es una excelente oportunidad de obtener mayor control de tu vida y, contrario a los estereotipos, los adultos jóvenes pueden tener las habilidades más valiosas para ser exitosos. Si has pensado en ser tu propio jefe, no hay mejor momento que el ahora para seguir tu pasión.

About Comunicados

Comunicados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*