Cobra fuerza el “coaching” como profesión entre hispanos

Miami, FL — El asesoramiento personal o coaching en inglés se ha convertido en una de las profesiones más populares en Estados Unidos y en algunos países de Latinoamérica.

Sin embargo en el medio hispano, si bien ha empezado a cobrar fuerza desde hace algunos años, en el mercado estadounidense aun son muy pocos los estados que ofrecen programas en español.

“Hay dos fenómenos que ocurren cuando hay momentos de crisis: la gente empieza a hacer mucho ejercicio y a buscar nuevas alternativas, no sólo para sobrevivir a la crisis, sino para poder transformarse porque se ha quedado desempleada o porque no está satisfecha con la labor que realiza o con el trabajo que tiene”, dice Waldemar Serrano-Burgos, CEC, presidente de Dragonfly Coaching Group.

De acuerdo a Serrano-Burgos, en los últimos cinco años ha aumentado el número de personas insatisfechas con sus trabajos y han encontrado en la profesión de coaching, que es tan antigua como Sócrates, una alternativa para iniciar un nuevo camino laboral.

Pero en el caso de los latinos en cuanto al coaching,  Serrano-Burgos considera que están “rezagados en percibir los beneficios de adquirir estos servicios y a su vez en poder participar en obtener una certificación (como profesión) en su idioma porque en Estados Unidos son muy limitados los estados que tienen los programas en español”.

Waldemar Serrano-Burgos, quien incursionó con éxito en las relaciones públicas y experimentó lo que muchos de sus clientes han experimentado en épocas de crisis, acaba de iniciar el Dragonfly Coaching Group, que lanzará en junio próximo un programa para obtener la certificación en español en Miami y en Orlando, luego se impartirá en New York, Georgia, New Jersey y Boston.

Después de esta primera fase “estaremos abriendo el mercado de Texas, California y Nevada”, explica el ejecutivo. “El programa hace cerca de 8 años se empezó a dar en español solamente en países como Colombia, Argentina, Perú, Chile donde ya está establecido y recientemente en California y México.
El directivo informa que se traerá “directamente al mercado hispano y la oportunidad a los latinos de que ahora sí pueden estudiarlo en su lengua materna y con todo el material en español”. Serrano-Burgos, es columnista de varias publicaciones nacionales e internacionales.

El curso tiene una duración de aproximadamente seis meses y todas las personas se gradúan con una certificación internacional avalada por Internacional Coaching Federation (ICF), con sede en Estados Unidos.
El 76 por ciento de los coaches que participaron en un estudio de Accelerated Management Development & ROI, coincidieron en decir que las personas y organizaciones que reciben coaching esperan que sus entrenadores estén certificados.

Waldemar Serrano-Burgos

Waldemar Serrano-Burgos

“La importancia de la certificación radica en que la persona que la obtiene ha pasado por unos parámetros internacionales estrictos”, resalta el directivo.
El 53% de los coaches a nivel mundial tiene un alto nivel de formación académica: el 41% posee un título de postgrado y cuatro de cada cinco cuenta con al menos un título universitario.

El asesoramiento personal brinda técnicas y herramientas a emprendedores, grupos y multinacionales para que alcancen sus metas profesionales y personales.
“Comparo el coaching con los atletas de alto rendimiento: todo deportista tiene un entrenador que lo ayuda a lograr su objetivo”, dice Serrano-Burgos. Cuando un ejecutivo recibe coaching puede analizar, obtener otras posibilidades que su entorno no le permite ver.

El directivo aclara que los asesores personales no le dicen a las personas qué hacer, ni participan en su proceso de toma de decisiones.
“Nosotros con ejercicios, con diferentes tácticas o técnicas entablamos un diálogo con nuestro cliente para que encuentre la manera de alcanzar sus objetivos. En el área de empresas, trabajamos con grupo para mejorar la comunicación, la colaboración, mejoramos las actitudes de los líderes de los grupos”, dice.
Un aspecto que considera es de suma importancia porque en momentos de crisis es elemental que un grupo de trabajo tenga empatía con su supervisor para que trabaje en un ambiente de tranquilidad y con satisfacción aún cuando los trabajadores tengan más labores sin un incremento salarial.

El coaching

Las personas que asumen el coaching como profesión tienen características especiales: saben escuchar a los demás, no juzgan, tienen la facilidad de crear una empatía con diferentes públicos, la habilidad de comunicar efectivamente y de reconocer las situaciones que están ocurriendo sin intervenir directamente.
Algunos datos interesantes sobre esta profesión:

* En una encuesta internacional realizada por la ICF indicó que 2/3 de los coaches en el mundo son mujeres (68,7%)
* El 65% de la población de profesionales que ejercen la profesión del coaching son mujeres y el 35 por ciento son hombres, entre 36 y 55 años en el 69 por ciento de los casos.
* A nivel mundial, 6 de cada 10 clientes son mujeres (56,5%)
* El “Global Consumer Awareness Study”, indicó que el 42.6 % de los clientes que han utilizado a un coach certificado han experimentado un incremento en la productividad de su equipo de trabajo y en motivación grupal.
* El nivel de satisfacción de parte de los clientes que han sido atendidos por coaches acreditado por la ICF es de un 92%

Para más información sobre la certificación pueden visitar la página web www.coachingenespanol.com.

About Comunicados

Comunicados