Jóvenes caminan a Washington por una reforma migratoria

 

 


Washington D.C. (PulsoGlobalNews) El primer día de año, cuatro estudiantes de colegios comunitarios emprendieron la aventura de recorrer parte del país hasta llegar a Washington y pedir por una reforma migratoria.
Los muchachos compraron nuevos zapatos y se pusieron a caminar desde Miami hasta llegar a Washington el 1 de mayo. Su propósito es reunirse con congresistas y marchar por las calles de la capital para pedir una reforma migratoria para algunos de ellos y sus familias.
El recorrido de unas 1,500 millas lo llamaron La Ruta de los Sueños. A comienzos del mes de marzo, los jóvenes estaban en Atlanta, Georgia, reuniéndose con lideres comunitarios y personas de la comunidad, para escuchar sus historias y llevarlas al Capitolio como ejemplo de vida de los inmigrantes.
“Nuestro gran sueño es que nos escuchen, que en Washington se den cuenta de lo que necesitan millones de personas y de familias que han estado aquí por anos y que no pueden trabajar o que no pueden ingresar a las universidades como nosotros”, dijo Felipe Matos de 23 años, proveniente de Brasil, quien llegó a Miami cuando tenia 14 años, y quien tiene un título de estudios internacionales del Miami Dade College.
 
Matos, Gaby Pacheco, Juan Rodríguez y Carlos Roa ya han recorrido por los menos 27 ciudades desde el norte de Florida y parte de Georgia, y han tenido por lo menos 60 reuniones con organizaciones pro-inmigrantes, iglesias y gente de la comunidad.
Diariamente recorren unas 18 millas, en las noches duermen en las casas de miembros de comunidades de inmigrantes o iglesias que les ofrecen comida y cama.
“Es en ese momento cuando uno se da cuenta de lo que realmente viven estas personas, la poca información que tienen y muchos de ellos (indocumentados) son victimas de extorsiones y de abusos”, dijo Matos.
Estos jóvenes han vivido lo que significa ser inmigrantes indocumentados, tres de ellos aun no han legalizado su estatus migratorio y no han podido ingresar a la universidad. Se han tenido que conformar con las clases de los colegios comunitarios y pagar más como estudiantes extranjeros.
“Sin tener nuestro un estatus legal en este país, no podremos cumplir nuestros sueños. Lo único que nosotros hacemos y lo que nos gusta hacer es estudiar, para ayudar a otros jóvenes” dice Pacheco quien llegó a Miami proveniente de Ecuador cuando tenia 7 años. Ahora tiene 25 años y cuenta con tres licenciaturas relacionadas con la educación especial y un título asociado en educación musical de Miami Dade College.
Los jóvenes, para mantenerse conectado,s están usando redes social como Facebook y su página de Internet para informar a quienes los apoyan y a sus familias dónde se encuentran. Es la herramienta de conexión para contarle al mundo lo que ven y lo que viven en ese recorrido por las calles y carreteras del país.
“Esto lo hacemos por una buena causa, por todos, por los jóvenes que no pudieron caminar con nosotros pero que saben o que están viviendo lo mismo que nosotros”, dijo Matos.

 

 

About editor

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación. Puede escribirle a adriana@lafamiliadebroward.com