Tony Argiz: “Poner impuesto a los ricos no es la solución a los problemas más importantes del país”

Cuando Warren Buffet, inversionista y uno de los hombres más ricos del mundo pidió públicamente en un editorial publicado en el New York Times al gobierno de Barack Obama que se subieran los impuestos a los ricos, desató un debate nacional.

El presidente y legisladores demócratas respondieron con la llamada “Buffet rule” o regla Buffet, una propuesta en ciernes que implicaría imponer impuestos adicionales a quienes ganen más de un millón de dólares (aunque algunos hablan de más de 250.000 dólares, lo cual incluso algunos senadores demócratas se oponen).

“Creo que le han dado más propaganda al tema, porque en realidad no es cosa del otro mundo”, dice Tony Argiz, director ejecutivo de Morrison, Brown, Argiz & Farra, LLC (MBAF), una de las principales firmas contables en el país, con base en Miami.  Argiz asevera en esta entrevista con LFDB que la solución al problema económico principal de este país no es necesariamente imponerle más impuestos a 60.000 ricos calificarían bajo el “Buffet rule” en Estados Unidos, “pues no va a más que recaudar 13 mil millones de dólares y no va a tener un impacto grande,  si se compara con problemas mucho más grandes que afronta la nación tales como el desempleo y la deuda externa”.

“Si este grupo de personas ricas tuviesen que pagar más impuestos, pues que los pague, pero el gobierno debe ejercer mejor liderazgo y determinar las prioridades”, asevera Argiz, quien conversó con este medio para aclarar algunos conceptos sobre el tema.

LFDB: ¿En qué consiste la propuesta de la regla Buffet?

TA: Consiste en que quienes ganan más de un millón de dólares paguen el mismo porcentaje de impuestos que usted y yo pagamos, entre el 26 y 35 por ciento.

LFDB: Warren Buffet dijo haber pagado 17.4% en impuestos sobre sus ingresos, que ascienden a más de 62 mil millones de dólares al año, ¿es justo esto?

TA: Buffet está en una categoría impositiva diferente, él recibe los dividendos de las compañías en las que ha invertido por años. Estos dividendos son grabados impositivamente un 15%. Estos dividendos provienen de compañías que ya han pagado impuestos sobre sus ganancias.  Normalmente una corporación paga entre un 37 y 43% en impuestos estatales y federales. Por lo tanto, cuando Buffet paga impuestos sobre dividendos, el gobierno ha grabado entre un 37 y un 40% sobre las ganancias. Hay que tener en cuenta también la ubicación geográfica pues en estados como Florida, no hay impuestos estatales, sino solo el impuesto sobre la ventas (sales tax).

LFDB: ¿Cuál es la diferencia en el pago de impuestos Warren Buffet y una persona común?

Por ejemplo, una persona común, soltera y ganando entre $8.000 y $32.000 dólares al año, no paga más de un 10 al 15% después de deducciones. Es lo que se llama el taxable income. Otro ejemplo es de una persona casada que gana 24.000 dólares al año, no paga más del 15%.

En el caso de Buffet, la mayoría de sus ingresos son de acciones que compró y vendió o dividendos de éstas, donde el paga 15% sobre ingresos de $62 millones de dolares. Pero si la secretaria de Buffet gana $200.000 dólares por año, paga entre el 25 y 28%.

El asunto es que la codificación está hecha para que la inversión en las acciones, que se compran y se aguanta a veces por un año, tengan estos beneficios. Es un código que favorece al inversionista pues lo incentiva a seguir invirtiendo.

LFDB: ¿A cuántas personas aplica este caso de la regla Buffet?

TA: Esto aplica a 60.000 personas en el país, que son las que caen en este nivel de impuestos. En mi opinión generaría unos 13 mil millones de dólares.  En esta categoría están los administradores de los llamados hedge funds.

LFDB: ¿Conviene al país este nuevo tipo de legislación como la regla Buffet?

TA: No le conviene pues el impacto a los negociantes es crearles incertidumbre. Se les está cambiando las reglas cada cinco minutos.  El dueño de negocio está enfocado en hacer crecer el negocio y pierde un tiempo valioso de su obra principal si tiene que ajustarse a cambios legislativos constantemente y afecta la trayectoria del desarrollo de su compañía.

LFDB: ¿Y qué opina de las exenciones de impuestos de la era Bush?

TA: Es una buena pregunta. En la era Bush la tasa más alta fue 35%.  Antes era 39.6%.  Es decir, se rebajaron cuatro por ciento. Personalmente creo que ha sido un fallo porque ha contribuido a crear este horrible déficit. Pienso que la tasa se debió haber mantenido baja solo unos dos años. Conservar la tasa baja por una década le ha costado mucho al país.  A pesar que las tasas bajas crean inversión y promoción de negocio, se han mantenido bajas por mucho tiempo. El gobierno gastó mucho dinero al ir a la guerra de Afganistán e Irak, dinero que se hubiera podido usar en otros rubros. Sin embargo no se trata solo de estas exenciones de impuestos, sino los gastos de otras categorías como el Medicare, las llamadas “apropiaciones” (dinero que se destina en el Senado y Congreso para ciertos proyectos), que han subido enormemente.

LFDB: ¿Cuál sería una política de sentido común en el área de los impuestos?

TA: El presidente John F. Kennedy introdujo un crédito contra los impuestos por inversión llamado Investment tax credit.  Es decir, se reintegraba parte de los impuestos si se destinaban dineros para comprar equipos, inmuebles para un negocio. Lo que pasa es que en los años 60 y 70, todavía éramos un país de manufactura.  Pero hoy en día, muchas de esas inversiones se hacen en productos hechos fuera de los Estados Unidos, entonces hay que buscar una manera de buscar trabajo aquí e incentivar la inversión aquí. En Washington no deben llegar a conclusiones rápidas, deben ver qué funciona y qué no.

LFDB: ¿Entonces cuáles serían las prioridades de acuerdo a usted?

TA: Primero crear incentivos para ayudar a la economía nacional. Luego atacar la reducción del déficit y la deuda. Es imposible seguir pidiendo prestado a China o Japón u otros países que cubren nuestro déficit.

LFDB: Desde su negocio, ¿cómo ve las cosas?

TA: Nuestros clientes no saben qué es lo que van a hacer pues cada cinco minutos en Washington están peleando y no se ponen de acuerdo.  Hoy en día lo más negativo a la economía es Washington DC.  Los políticos casi no se hablan y no pueden resolver los problemas del país, porque políticamente estamos en la peor situación de nuestra historia. Necesitamos liderazgo que traiga nuevas ideas, una inyección de ideas y espíritu.

A la larga, el país necesita una reforma de impuestos. Pero debe ser hecha por economistas que tengan conocimientos como Bernanke, que sea un grupo de gente que sepa lo que va a ser mejor para el país. No a lo loco. Lo que ha hecho grande a Estados Unidos es la clase media. Si el rico tiene que pagar más impuestos, que pague, pero el gobierno debe dar mejor liderazgo y ver las prioridades.

 

About Adriana Carrera

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación.

2 comments

  1. no existe liderazgo, que alto costo que se paga no?

  2. Tienen que pagar más impuestos los ricos, es una de las formas de contribuir o devolver a lo más necesitados.