Cáncer de seno amenaza cada vez a más mujeres hispanas

Washington, D.C. (ConCienciaNews) – El cáncer de seno continúa aumentando entre las mujeres latinas, y en Estados Unidos es el segundo tipo de cáncer que más muertes deja: una en cada ocho mujeres ha sido diagnosticada con esta enfermedad en algún momento de su vida, según el Instituto Nacional de Cáncer (NCI).

Aproximadamente 88.3 de cada 100,000 mujeres hispanas son o han sido diagnosticadas con cáncer en el 2009; de las cuales, aproximadamente 15.5 morirán de esta enfermedad en este mismo año.

Esto lo confirma la doctora y especialista en cáncer Ana María López, profesora de Patología y Medicina de la Universidad de Arizona. López ha visto como a través del tiempo más mujeres latinas llegan a su consultorio con cáncer de seno, y en algunos de los casos en etapas avanzadas.

Es por eso que la prevención y la detección a tiempo del cáncer de mama es el mensaje que organizaciones y médicos están llevando en octubre a todas las mujeres. La prevención es tan importante que puede salvar muchas vidas.

“Claro que he visto más casos de latinas con este cáncer. Más de lo que veía hace algunos años”, dijo López.

López cree que este aumento se deba posiblemente al cambio de una población latina joven a una población madura, en donde las posibilidades de cáncer son mayores. A pesar de esto último, López no descarta la aparición de casos de cáncer de seno en mujeres jóvenes.

Este año se espera que se reporten en Estados Unidos unos 192,000 nuevos casos de cáncer de seno según el NIC, y se estima que haya unas 40,100 muertes.

Entre los factores de riesgo para contraer cáncer se encuentran la edad, la historia familiar, cambios en el seno, cambios en los genes, cambios menstruales, densidad del seno, consumo de hormonas durante la menopausia, sobrepeso, poca actividad física, consumo de alcohol, entre otros.

“Parece que todo está [relacionado] con la hormonas; se ha visto que son más propensas las mujeres que tuvieron la menstruación desde muy jóvenes [y] las que siguen menstruando hasta mayores”, dijo López. “Pero también se ve menos el cáncer entre aquellas que tuvieron varios partos o que dieron de amamantar”.

Entre las latinas con cáncer de seno, los problemas económicos están presentes con frecuencia. Muchas veces esto se debe a la falta de seguro médico, haciendo que sea más difícil cubrir las cuentas de los gastos médicos.

“Se enfrentan con la decisión de dar de comer a la familia o someterse a un tratamiento médico. También de dejar el trabajo que les da el seguro médico para hacer poder realizarse el tratamiento”, dijo López.

Un tratamiento completo de cáncer de seno puede llegar hasta 100,000 dólares, y hasta más en algunos casos. Los altos costos impiden que muchas mujeres continúen los tratamientos.

“El cáncer de seno es una enfermedad común. Cuando se descubre temprano, es curable. Es importante actuar cuando se tiene esta enfermedad”, dijo López.

Para prevenir e identificar el cáncer en la primera etapa, el  NCI recomienda que las mujeres mayores de 40 años se realicen una mamografía cada año. Después de los 21 años las mujeres deben realizarse un auto examen una semana después de menstruar, con el objetivo de reconocer por sí mismas los cambios que pueden tener en su cuerpo y seno. Las mujeres que tienen historia familiar de algún tipo de cáncer deben prestar especial atención.

Las mujeres pueden identificar una bolita dura en el seno, diferente quizás a cualquier sensación que hayan tenido. “Si ellas tienen dudas, lo principal es acudir donde el médico”, concluyó López.

Para acceder recursos de salud en su comunidad, llame a la línea de ayuda de Acceso Hispano al 1-800-473-3003.

About editor

Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación. Puede escribirle a adriana@lafamiliadebroward.com