Crisis europea y América Latina: Habrá una desaceleración

Por Marcos Buscaglia y Carlos Capistrán*

De acuerdo con un reporte reporte de análisis de BofA Merrill Lynch Global Research, en caso de que Grecia salga de la eurozona no habrá una crisis en Latinoamérica, pero si una desaceleración. Los economistas Buscaglia y Capistrán explican: “Estimamos que el crecimiento de América Latina se desaceleraría a 2% este año en caso de que Grecia saliera de la eurozona y que Europa se contrajera 1.5% en 2012. Esto contrasta con el 2.9% que prevemos en caso de que Grecia no salga de la eurozona”.

Para ellos los principales canales de contagio son el financiero y el de los precios de los commodities.  “Observamos un menor espacio fiscal para contrarrestar este potencial choque, pero hay suficiente espacio para una política monetaria en los países IT. Un mayor choque europeo podría llevar a América Latina más cerca de una recesión”, indicaron.

De acuerdo a los expertos precisamente los precios de los commodities son los que pueden tener el mayor canal de transmisión de la crisis para todos los países menos México.  “Las exportación relacionadas con estas materias primas representan más del 60% del total de las exportaciones en todos los países menos en México. Es por esto que la reacción de China, que consume entre 40 y 50% de la demanda global de commodities (por ejemplo acero, aluminio y cobre) y que tiene una creciente brecha de demanda de petróleo, es crucial para América Latina. Nuestra opinión es que en el mal escenario, los precios de los commodities caerían, pero la caída estaría contenida en tiempo y alcance”, dicen en el estudio.

En general la llamada “Grexit” o salida de Grecia de la Unión Europea no impactaría en una crisis para la región.

Estados Unidos y México

En caso que se presente un mal escenario en Europa, la economía de Estados Unidos podría también desacelerarse a un 1.0% en los próximos cuatro trimestres, comparado con el 1.5%.  El canal de contagio principal con la economía norteamericana sería el sistema bancario y los mercados financieros.  La salida de Grecia podría generar una crisis comparable a la bacarrota de Lehman Brothers, congelando los mercados de créditos y afectando el volumen de exportaciones.

El caso de España

El gobierno español anunció el sábado 9 de junio que presentará una petición formal para obtener asistencia financiera para restructurar su sector financiero. El Grupo Euro dijo que está listo para prestar hasta €100 miles de millones para limpiar y recapitalizar los bancos españoles. El monto final y los detalles del programa serán publicados después de que se den a conocer los resultados de las dos auditorías independientes el 21 de junio e incluirán un margen adicional de seguridad.  De acuerdo a Laurence Boone y Rubén Segura-Cayuela, economistas de BofA Merrill Lynch Global Research, esto es una medida positiva, como lo dijeron en un reciente reporte sobre por qué España necesita ayuda externa para recapitalizar sus bancos rápidamente para restaurar su credibilidad también como un emisor soberano, por un monto de entre €60 y 80 miles de millones.

“Hemos argumentado que para que un programa de recapitalización de bancos sea exitoso necesita estar acompañado de grandes condicionalidades. Esto incluiría un cercano monitoreo de la utilización de los fondos, condiciones en las resoluciones de los bancos, su restructuración y también la supervisión del sector bancario junto con las autoridades de la eurozona (el Banco Central Europeo y la Autoridad Bancaria Europea). En nuestra opinión, condiciones adicionales sobre reformas estructurales y fiscales podrían ayudar a aumentar la credibilidad del programa. En este sentido, para evaluar completamente el posible impacto del programa necesitamos esperar hasta que todos los detalles del Memorando de Entendimiento sean publicados, lo que debe suceder en las próximas 3 o 4 semanas”, pronunciaron los economistas en un reporte.

€100 miles de millones dejarán €250 miles de millones en el fondo de rescate

El estudio de estos expertos de la entidad dice: “Asumiendo que los fondos disponibles del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) fueran de €100 miles de millones, esto dejaría €250 miles de millones para rescates en el futuro. Las necesidades totales de fondeo para los soberanos españoles es de €285 miles de millones hasta fines de 2014. Esto delinea la importancia de un programa creíble con condicionalidades específicas en la administración de las finanzas públicas: la credibilidad será clave para asegurar que los retornos de los bonos españoles declinen a niveles sustentables y que los bonos soberanos españoles no requieran mayor apoyo.

En nuestra opinión, esto hace todavía más crucial la reunión del 28 y 29 de junio: dada la cantidad de fondos que quedan en el FEEF, si no se logra convencer a los mercados de que el problema de la banca española ya fue atacado y que la deuda española está en un camino sustentable, se necesitará una nueva respuesta de la eurozona: debido a que los fondos se acabarán, se necesitarán mayores esfuerzos hacia la integración y los Eurobonos serán cuidadosamente vigilados por los mercados. Prevemos que en la reunión del 28 y 29 de junio se discutan propuestas sobre los Eurobonos: podríamos también prever un plan de implementación para que estos bonos sean completamente efectivos y convenzan a los mercados de que hay una barrera creíble en caso de que el programa de apoyo no sea suficiente”.

Este anuncio debería ser positivo para el riesgo y probablemente resulte en un constreñimiento de los spreads y de las ventas en Bunds. Sin embargo, el alcance de esta corrección será probablemente afectada por las próximas elecciones en Grecia, así como por el hecho de que muchos detalles esenciales del paquete español aún están por definirse.

Fuente: BofA Merrill Lynch Global Research

* Economista en jefe para América Latina y Estratega en Renta Fija y , Economista en Jefe para México, respectivamente

About Comunicados

Comunicados