AARP

Investigador del escándalo de las boletas en Hialeah denuncia represalias

El investigador privado de la firma Leverage Investigations Inc. no es nuevo en la tarea de descubrir fraudes electorales con las boletas ausentes en Hialeah. En 2004 también investigó y descubrió irregularidades, pero relata que en ese entonces se demoraron tanto en actuar que luego no pasó nada pues cambiaron las leyes.

“En 2004 me cansé de ver que tomaban a los ancianos por el brazo y los obligaban a votar por sus candidatos”, dijo Joe Carrillo en entrevista con este medio. “Es muy triste. Y no se trata solo del voto, sino que hay que proteger a los ancianos en general”, añade.

Ahora Carrillo está en el centro de un huracán al descubrir recientemente y destapar un escándalo con las boletas ausentes que culminó con el arresto de Daisy Cabrera, quien colaboraba para relegir al alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez.

Carrillo, quien trabajó conjuntamente con la policía en la investigación, siguió a Cabrera y otra persona más, pero fue a Cabrera a quien descubrieron depositando 19 boletas de votación ausente en el correo.  Las investigaciones acordaron que Cabrera recolectó en total 31 boletas de votantes ausentes. Ella incluso entregaba tarjetas con sus datos a los ancianos para ayudarlos a votar. “¿Qué clase de cargo es ese?” se pregunta Carrillo, a cuyas manos llegó una de esas tarjetas.

Del caso, que explotó a fines de julio, se ha retirado de la investigación la fiscal Katherine Fernandez-Rundle debido a que ella participa también en la relección. Giménez (y su staff) también ha negado rotundamente que Cabrera trabajase para su campaña o siquiera conocer a Cabrera, sin embargo algunos medios publicaron fotos juntos. Los dos candidatos comparten al mismo consultor político, Al Lorenzo, quien también negó cualquier vinculación con personas que se presten a este crimen electoral.

“Es muy simple, van a los ancianos y los amenazan”, indica Carrillo, “Una persona que tiene 80 u 90 años no va a decirle no”, acota.  El investigador asevera que (las llamadas ‘boleteras’) les pueden decir a las personas de la tercera edad que reciben asistencia pública: “te damos menos comida, o te cortamos la luz”.  De acuerdo a informaciones publicadas en el Nuevo Herald, también funcionaba al contrario, ofreciéndoles ayuda con el subsidio de viviendas del Plan Ocho.

Ana Carolina Lanuza, CEO de Leverage Investigations Inc.

Para el investigador, el arresto de Cabrera es solo la punta más fina del iceberg.

“En mi opinión esto es un crimen organizado y es muy grande, manejado por personas poderosas”, dice Carrillo, quien trabajó en la investigación junto con Ana Carolina Lanuza, presidente de Leverage Investigations Inc.

Es así que las represalias no se han  hecho esperar y el profesional reporta haber sido víctimas de 32 ataques de hacking.  “Me han intervenido los teléfonos y me están siguiendo en la calle”, asevera Carrillo, quien no tiene temor pues enfatiza que hay que combatir el crimen.

“El alcalde Giménez es mi amigo desde 1969, él tiene que saber lo que sucede”, explica Carrillo. Pero de acuerdo al investigador, varios asesores se habían quejado de que el alcalde se había asociado a estos criminales.

Cuando se le preguntó si este fraude se da en otros condados, además de Miami-Dade, Carrillo respondió que el cree que “este tipo de crimen se lo hace nacionalmente, desde las elecciones locales hasta las generales”.

About Adriana Carrera

avatar
Periodista y editora de medios hispanos en EE.UU. desde 1996. Ganadora de varios premios Oro de la NAHP por sus reportajes de negocios y educación.