Miami Beach alineada con el cambio en la bitácora

Con toda la información y las evidencias disponibles sobre las consecuencias del cambio climático estamos obligados a actuar,  ya no solo para detener su ímpetu,  sino para adaptarnos a las nuevas condiciones de vida en las ciudades.
Si ya en la calle teníamos la conciencia de que algo estaba mal y nuestras condiciones de vida habían cambiado;  después de los
Car splashes through a large puddle on a flooded streetresultados de la Evaluación Nacional del Clima la ciudadanía ha quedado absorta,  clamando acción y sin dudas sobre los impactos que ha causado en el país la contaminación atmosférica.

La super marea en Miami Beach refleja claramente lo que tenemos en nuestro futuro inmediato.  El aumento del nivel del mar nos ha llevado a una situación en la que hasta sin lluvias tenemos inundaciones.  Con el paso de los años,  si no tomamos medidas para reducir la contaminación atmosférica y para ser más eficientes con el uso de la energía nuestra crisis aumentará.

Sube la marea y suben los problemas los carros atascados en el medio de las calles,  los seguros subiendo a la orden del dia,  y nosotros chapaleando sobre el pavimento.  Una escena cada vez más común pero a la que no queremos acostumbrarnos.  Necesitamos el compromiso y la voluntad política para que tengamos un estado seguro y prospero. Para que nuestra salud y economía,  se fortalezcan con los beneficios de la inversión en energías renovables,  eficiencia energética y reducción de emisiones de carbono.
En Miami Beach el clamor de propios y extraños parece ser lo suficientemente importante para las autoridadescomo para apoyarse en la ciencia e ir adaptando la ciudad a las consecuencias del cambio climático.  Entre esos esfuerzos está el establecimiento de bombas para sacar el océano de la ciudad.

 

La tierra,  el sol y la luna se están alineando con nosotros para ayudarnos a comprender que debemos actuar ahora y cambiar la bitácora.  Se producirán las mareas más altas del año, y será la primera prueba de estas bombas que ahora necesitamos para sacar el agua salada de la ciudad.

Todos esperamos ver una nueva ciudad,  fortalecida por estos esfuerzos.  Esperamos no tener que pagar los costos de adaptaciones como estas que tendríamos que seguir haciendo para no sufrir la pérdida de nuestras propiedades y nuestro bienestar si no tomamos acción. Conseguir salvar a la Ciudad de Miami Beach del riesgo que le ha impuesto el aumento del nivel del mar es solo la primera parte de la tarea.  Tenemos que esforzarnos para garantizar que todos los ciudadanos de la Florida podamos seguir disfrutando de las bondades del Estado del Sol sin preocuparnos.

Mildred Real, CEO
Common Ground for Conservation – America Verde
www.cgconservation.org<http://www.cgconservation.org/> www.americaverde.org<http://www.americaverde.org/>
twitter: @americaverde @mildredreal

About Comunicados

Comunicados