[adrotate banner="32"]

Sandra Albornoz: “Viviendo con lo imposible”

Sandra Albornoz. Foto cortesía.

Mi nombre es Sandra Albornoz, colombiana y madre de dos hermosos hijos que han sido mi inspiración. Soy periodista de profesión, y por más de una década he tenido el privilegio de trabajar en una empresa de flores que se ha constituido en mi familia extendida.

Adicionalmente me he dedicado a dictar conferencias de crecimiento personal. Recientemente descubrí mi vena artística, y mi nueva gran pasión es el arte fluido.

En el 2015 me diagnostican con un cáncer prácticamente desconocido denominado Pseudomyxoma Peritonei. Mi vida cambió radicalmente. Siendo una mujer ejecutiva muy emprendedora, pasé a vivir una serie de situaciones muy difíciles, incluyendo dolores extremadamente fuertes, incapacidad de alimentarme, quietud por muchos meses y una enorme incertidumbre.

Este cáncer es supremamente raro, lo padecemos 1 en cada 500.000 personas, y pocos doctores lo conocen, sin mencionar la casi ausencia de tratamientos.

He pasado por cinco cirugías, perdido más de 7 órganos, cuento con 17 cicatrices y conviví con una bolsa de ileostomía que mi cuerpo rechazó creando grandes llagas. Estuve expuesta a quimioterapia de altísimas temperaturas, y mi intestino se paralizó por varios meses. Estando por fin en recuperación sintiéndome un poco mejor, a principios del 2017 encuentran que el cáncer hace metástasis, pasando del área del peritoneo a los dos pulmones, siendo esta mi cuarta y quinta operación.

Nunca he estado sola. He sentido la presencia de Dios a cada paso, y una red de familiares y amigos me ha cuidado a cada instante, siendo esto muy hermoso en un país tan inmenso y un poco solitario.

Cuando al fin pienso que todo quedó en el pasado, en diciembre del 2017 encuentran nuevos nódulos. Los doctores concuerdan que es imperativo comenzar quimioterapia en Enero del 2018 para parar el cáncer. Adicionalmente, si los nódulos crecen, tengo que afrontar una nueva operación de alto riesgo. Decido rechazar la quimioterapia y

después de investigar exhaustivamente y hablar con médicos y expertos, y escuchar testimonios de personas conocidas, he encontrado un tratamiento liderado por médicos tradicionales acreditados, cuyo enfoque es funcionalista e integral. Utilizando una serie de pruebas altamente tecnológicas y científicamente avanzadas, comencé un tratamiento que incluye medicinas, más de 40 suplementos naturales diarios, dieta vegetariana específica y un estilo de vida apropiado. En mi último scan salió que estoy estable, los tumores no han crecido, y sigo en observación continua.

Este año he decidido ponerle alas a uno de mis grandes sueños, y en la segunda mitad del año estaré organizando un gran evento para compartir con pacientes, amigos y familiares relacionados con el cáncer y todos aquellos que nos quieran acompañar, un mensaje de esperanza y amor. Más adelante ofreceré más detalles.

Se preguntarán ¿cómo hace un ser humano para afrontar tanto dolor e incertidumbre? La verdad es que no hay una respuesta sencilla. Más bien ha sido el trabajo emocional y espiritual de toda una vida el que me ha permitido continuar en la batalla, con optimismo y esperanza.

Deseo compartir con ustedes algunos aspectos que me han ayudado, y que me han dado una mejor calidad de vida.

En esta primera entrega quiero hablar sobre el cuidado del cuerpo, y para ello es muy importante:

  • Cuidar la alimentación
    • Los lácteos no son buenos amigos del cuerpo, es muy difícil digerirlos y crean mucha mucosa interior
    • La carne tiene muchas toxinas y es dificilísima de digerir.
    • Los batidos verdes son un excelente complemento de nutrición, agreguen espinaca, kale, hojas verdes, junto con fruta como manzana, fresa, papaya… A los batidos se les puede añadir semillas de chía, linaza, moringa, jengibre, y si quieren utilizar algún tipo de leche usen la de arroz, almendra, coco… En lo posible no mezclen frutas, o busquen aquellas que sean compatibles entre sí.
    • El agua es nuestra mejor amiga, tomen mucha, y que sea agua alcalina.
    • Equilibren sus comidas, el desayuno es importantísimo. Ingieran algo que les dé energía, no que se las robe, como avena, fruta, alguna proteína… El almuerzo debería ser balanceado, una porción pequeña de carbohidratos, una muy buena porción de verdura o ensalada, incluyendo muchos verdes, y una buena porción de proteína, la comida debería ser frugal, para que podamos descansar adecuadamente, y el cuerpo no esté dedicando su energía en digerir lo que comimos.

En nuestra siguiente entrega continuaremos explorando el cuidado del cuerpo. Hasta la próxima, Sandra Albornoz.

Página Web: www.sandraalbornoz.com

Facebook: Sandra Albornoz 

Facebook: Renacer y Ser

Instagram: Sandra Albornoz 

Instagram: sandraalbornozartpage

YouTube: https://www.youtube.com/user/144yo.

Etsy: https://www.etsy.com/shop/ArtbySandraAlbornoz

About Comunicados

Comunicados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*